Opinión: ¿Le Mans 2017 marca el final de la era de los LMP1?

La categoría LMP1 sufrió un duro golpe en la edición 2017 de las 24 Horas de Le Mans cuando un LMP2 estuvo cerca de llevarse la victoria. ¿Será el final de los LMP1 como los conocemos?

Si la carrera de Le Mans del año pasado se sentía como una ronda del Campeonato Mundial de Resistencia (FIA WEC) con tres prototipos de la categoría LMP1 divididos por un minuto antes del dramático final de Toyota, la carrera del año pasado fue un cambio radical regresando a la vieja escuela.

Le Mans 2017 fue una carrera de agotamiento extenuante, aunque hasta cierto punto pocos expertos podían predecir lo que sucedió. Un coche de LMP2 podía ser esperado para llegar al pdoio, pero nadie habría sido lo suficientemente valiente como para prever que uno de los prototipos de esta clase estaría liderando la competencia por dos horas. 

Lo que habría sido una victoria de cuentos de hadas para el Nº 38 de DC Racing manejado por Oliver Jarvis, Ho-Pin Tung y Thomas Laurent, no pudo ser, pero el hecho de que el trío lideró en las pantallas de cronometraje por un par de horas y, aún terminó segundo en la general, fue una historia notable en sí misma.

#38 DC Racing Oreca 07 Gibson: Ho-Pin Tung, Oliver Jarvis, Thomas Laurent
#38 DC Racing Oreca 07 Gibson: Ho-Pin Tung, Oliver Jarvis, Thomas Laurent

Photo by: Nikolaz Godet

Desde una perspectiva, una victoria de la LMP2 habría sido una historia brillante, con Le Mans teniendo a su piloto más joven ganando con Laurent a sus 19 años, su primer vencedor chino Tung y Jarvis quien nunca ganó con Audi. ¡Además de los aplausos añadidos del copropietario del equipo de celebridades Jackie Chan!

Pero la otra manera de ver una victoria hipotética de LMP2 sería que sólo habría servido para subrayar aún más el delgado campo de los híbridos LMP1 presentes en La Sarthe este año, y la fragilidad de la tecnología híbrida, algo aludido en el presidente de Toyota, Akio Toyoda Post-carrera declaración.

Cuando se considera que Porsche y Toyota realizan innumerables pruebas de resistencia de 30 horas a un costo considerable, a menudo sin grandes complicaciones, parece notable que ninguno de los cinco coches LMP1-H (Híbridos) fue capaz de tener una carrera sin problemas cuando realmente importaba.

#7 Toyota Gazoo Racing Toyota TS050 Hybrid: Mike Conway, Kamui Kobayashi, Stéphane Sarrazin
#7 Toyota Gazoo Racing Toyota TS050 Hybrid: Mike Conway, Kamui Kobayashi, Stéphane Sarrazin

Photo by: Marc Fleury

Desde que Audi se retiró de la clase LMP1 el año pasado, dejando a Porsche y Toyota como los únicos combatientes de fábrica en una parrilla agotada, el tema se ha centrado en el futuro de las regulaciones de la división programadas para su introducción en 2020.

En Le Mans, el pasado viernes, finalmente tuvimos una idea de lo que la FIA y la ACO habían estado discutiendo a puertas cerradas durante todo este tiempo - con la adición de la tecnología híbrida plug-in como la inclusión más sorprendente e inesperada.

A pesar de una reafirmación del compromiso de los directivos con la redacción de costos, con una restricción adicional en los kits aerodinámicos, el tiempo y el número de empleados que se incluyen en las nuevas reglas, es difícil ver cómo obligar a los coches LMP1 a transitar un kilómetro entero únicamente con energía eléctrica sin incrementar costos.

Esta situación seguramente requerirá un rediseño importante de los sistemas híbridos, requiriendo una potencia mucho mayor que los actuales 300kW.

Michelin concept car
Michelin concept car

Photo by: Nikolaz Godet

La perspectiva de que Peugeot -el único fabricante que ha estado seriamente vinculado con un proyecto LMP1 desde la salida de Audi- vuelva a la lucha en la categoría parece algo lejano. Las reglas 2020 parecen llevar a una simplificación tecnológica y el corte agresivo de los costos que la marca francesa había citado como un requisito para regresar a la competencia.

A pesar de las cosas, las estimaciones conservadoras de los presupuestos para LMP1 son de alrededor de 150 millones de euros al año, una suma más grande que lo que utilizó Force India para lograr el cuarto sitio del campeonato de constructores del año pasado. Ese presupuesto es más grande que lo que cualquier equipo del Campeonato Mundial de Resistencia (FIA WEC) podría soñar con tener.

Le Mans es una carrera anual en la que los fabricantes esperan dirigir una audiencia similar a la que disfruta un Gran Premio de Fórmula 1. Con esto, una nueva carrera de los LMP2, reforzada con motores con mayor potencia, vino peligrosamente a poner en aprietos a Porsche a un sucesivo triunfo de La Sarthe.

Si el Porsche Nº 2, a la postre ganador, hubiera pasado otros cinco o 10 minutos en boxes al principio de la carrera, estaríamos celebrando un triunfo inédito en Le Mans y, el concepto de LMP1 seguramente estaría casi muerto.

Podium: race winners Timo Bernhard, Earl Bamber, Brendon Hartley, Porsche Team, second place Ho-Pin Tung, Oliver Jarvis, Thomas Laurent, DC Racing, third place Mathias Beche, David Heinemeier Hansson, Nelson Piquet Jr., Vaillante Rebellion Racing
Podium: race winners Timo Bernhard, Earl Bamber, Brendon Hartley, Porsche Team, second place Ho-Pin Tung, Oliver Jarvis, Thomas Laurent, DC Racing, third place Mathias Beche, David Heinemeier Hansson, Nelson Piquet Jr., Vaillante Rebellion Racing

Photo by: Marc Fleury

Por ahora parece que no es demasiado tarde para rescatar a los P1, que como Mark Webber dijo recientemente, desempeñan un papel clave en el continuo éxito de Le Mans. El tiempo de vuelta de calificación de 3m14s de Kamui Kobayashi vivirá mucho en la memoria de aquellos que lo presenciaron, y de muchas maneras fue el escaparate perfecto para la tecnología híbrida que Toyota está tan interesada en promover.

Pero la forma en que dos de sus TS050 quedaron varados en la carrera, mientras que el tercer coche quedó fuera de contienda por un accidente con un coche LMP2, seguramente habrá causado serias consternaciones al interior de la marca.

Mientras tanto, Porsche está considerando el futuro de su programa LMP1, aunque cada vez parece encaminarse más a unirse a sus rivales Audi y BMW en la Fórmula E. Mientras que el equipo alemán tomó el triunfo en Le Mans, el ritmo que mostraron pareciera no haber dejado satisfecho a las cabezas del equipo.

#2 Porsche Team Porsche 919 Hybrid: Timo Bernhard, Earl Bamber, Brendon Hartley takes the win
#2 Porsche Team Porsche 919 Hybrid: Timo Bernhard, Earl Bamber, Brendon Hartley takes the win

Photo by: Marc Fleury

La llegada el año que viene de una nueva generación de vehículos LMP1 sin la tecnología híbrida como el Ginetta, SMP Racing / Dallara y Perrinn, ofrece a la clase en su conjunto un espacio para tomarse un respiro, pero el contrato del WEC con la FIA especifica que deben contar con dos fabricantes en la máxima clase para disfrutar del estado genuino del campeonato del mundo.

Si Porsche saliera habría que encontrar una solución rápida, al igual que cuando Toyota estaba convencido a corto plazo de entrar en el WEC en 2012 para luchar contra Audi a raíz de la retirada repentina de Peugeot en vísperas de la nueva temporada.

La situación no es tan extrema pero, está claro, que ahora se necesitarán ideas innovadoras para asegurarse de que las 24 Horas de Le Mans del pasado fin de semana no serán recordadas como la carrera que marcó el final de los exageradamente rápidos, provocativos y temerosos coches LMP1 como actualmente los conocemos.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Le Mans
Evento 24 Horas de Le Mans
Pista Le Mans
Equipos Porsche Team , Toyota Racing
Tipo de artículo Comentario
Etiquetas audi, hibridos, la sarthe, le mans, lmp1, porsche, toyota, wec