Aprilia oficializa la llegada de Viñales para la próxima temporada

Aprilia hizo oficial este lunes la incorporación de Maverick Viñales con vistas a 2022, después de que el español renunciara al segundo año de contrato que tenía con Yamaha.

Aprilia oficializa la llegada de Viñales para la próxima temporada

De esta forma se desvela una media incógnita que prácticamente se podía dar por resuelta desde antes del parón veraniego. Fue entonces, durante el Gran Premio de los Países Bajos, cuando trascendió que el español iba a renunciar al segundo año de contrato que le quedaba por cumplir con Yamaha, su todavía escudería y con quien mantiene un litigio después de ser suspendido en la última carrera, el pasado fin de semana en el Red Bull Ring.

La marca japonesa castigó a Viñales a raíz de su comportamiento durante las últimas vueltas de la prueba anterior, también en Spielberg, en las que condujo de forma errática y revolucionando el motor de su M1 sin ninguna razón más allá de la frustración que había acumulado en las últimas fechas.

A la espera de que se resuelva el conflicto y de saber si el corredor de Roses(Girona) volverá a subirse a una Yamaha –la siguiente cita es dentro de 15 días, en Silverstone–, Aprilia dio un paso al frente y oficializó este lunes la contratación de Viñales para 2022, con opción para 2023, donde volverá a compartir garaje con Aleix Espargaró, que ya fue su compañero de equipo cuando ambos militaban en Suzuki (2015 y 2016).

“Estamos encantados de poder anunciar la incorporación de Maverick Viñales, un piloto de altísimo nivel y uno de los pilotos con más talento puro de la clase reina", expresa Massimo Rivola, CEO de Aprilia, en el comunicado oficial.

"Nuestro proyecto se enriquece con los valores de Maverick, un campeón del mundo que en MotoGP se ha convertido en un piloto top, en un momento de grandes cambios para nosotros: después de haber estrenado una moto completamente renovada y de haber encontrado estabilidad”, concede el ejecutivo italiano.

Perdida de ingresos importante

La estrategia de Viñales, que verá reducidos considerablemente sus emolumentos –de los cerca de ocho millones de que ingresaba a Yamaha ahora cobrará alrededor de tres– pasa por correr con la fábrica italiana la próxima temporada y volver a rastrear el mercado de cara a 2023, momento en el que expiran los contratos de varios de los actuales pilotos punteros, aunque ambas partes, equipo y piloto, se guardan una opción de renovación para el segundo año.

La llegada del catalán, en cualquier caso, cierra la puerta de forma definitiva a Andrea Dovizioso, que disfruta de un año sabático desde que decidió abandonar Ducati a finales del último ejercicio (2020), y que colabora con Aprilia en sesiones privadas de test.

“Si viene a Aprilia, Maverick no tendrá ningún problema, y a mi lado estará mejor que nunca”, respondía Espargaró este fin de semana, ante la sugerencia de una operación que estaba más que cantada.

También lee:

compartidos
comentarios
Martin: "Dos poles y dos podios en una semana es demasiado"
Artículo previo

Martin: "Dos poles y dos podios en una semana es demasiado"

Artículo siguiente

Honda: Entendemos que Márquez está volviendo a su potencial real

Honda: Entendemos que Márquez está volviendo a su potencial real
Mostrar comentarios