“Con Yamaha nos encontramos frente a un muro”

26,388 Vistas

Davide Tardozzi, director deportivo de Ducati, lamenta que Yamaha no de su brazo a torcer e impida que Jorge Lorenzo se entrene en Jerez a finales de noviembre.

De este modo, el piloto español se subirá por primera vez a la que será su nueva moto en los entrenamientos que se celebrarán en Cheste los dos días posteriores al último gran premio del curso, en Valencia.

Completadas estas dos jornadas, el mallorquín no volverá a salir a pista con la Desmosedici hasta las primeras pruebas de pretemporada del año que viene, programadas entre los días 30 de enero y 1 de febrero.

Ducati tiene reservado el circuito de Jerez los días 23 y 24 de noviembre y solicitó a Yamaha que liberara a Lorenzo, que teóricamente seguirá perteneciendo a la disciplina de la marca de los diapasones hasta el 31 de diciembre. Sin embargo, y según reconoció Tardozzi una entrevista en Gazzetta dello Sport, la respuesta de Yamaha fue negativa.

Yamaha se cierra en banda

“Intentamos desbloquear la situación de todas las maneras, pero nos encontramos frente a un muro”, reconoce Tardozzi, que aprovecha para recordar que el fabricante de las motos rojas sí dará vía libre a Andrea Iannone para probar la Suzuki: “Ni siquiera pensamos [en no permitírselo]: creemos que en un clima de deportividad, estas cosas deberían ser normales”.

De hecho Yamaha no le permite a Lorenzo aquello que sí podrá hacer su sustituto, puesto que Maverick Viñales rodará en Sepang, donde la escudería japonesa llevará a cabo dos días de ensayos privados, esos mismos días 23 y 24 de noviembre, presumiblemente ya con la nueva M1 de 2017.

 

 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Pilotos Jorge Lorenzo , Andrea Iannone , Maverick Viñales
Equipos Yamaha Factory Racing , Team Suzuki MotoGP , Ducati Team
Tipo de artículo Noticias de última hora