'Contra el piso', por Martín Urruty

compartidos
comentarios
'Contra el piso', por Martín Urruty
Martín Urruty
Por: Martín Urruty
26 ago. 2018 23:18

Martín Urruty cuenta paso a paso cómo se llegó a que el MotoGP tenga que cancelar el Gran Premio de Gran Bretaña de este domingo por una lluvia que al final no fue tanta...

Stuart Pringle, Silverstone Managing director
Pista mojada
Safety car
Xavier Simeon, Avintia Racing
Davide Tardozzi, Ducati Team, Meregalli
Safety car
La afición
Franco Uncini, FIM
La pista mojada
La pista mojada
Thomas Luthi, Estrella Galicia 0,0 Marc VDS
Pit lane
Grilla húmeda
Safety car
Pit lane
Pit lane

No hizo falta que cayera una gota en el moderno Silverstone que históricamente se extiende en lo que fue una base aérea en la Segunda Guerra Mundial, en plena campiña inglesa. No bien salieron a girar el viernes, los pilotos de MotoGP notaron que el piso estaba ondulado. Que el nuevo asfalto, que costó algo más de dos millones y medio de dólares, no había corregido el problema sino que en algunos casos había empeorado. Cuando comenzó a llover, los peores presagios lanzados en el paddock se volvieron realidad tangible en pista.

Anunciado con cierto estruendo, incluidas notas de prensa y videos en Internet y redes sociales, el repavimentado del dibujo más largo del calendario mundialista, 5.900 metros, fue el primero desde 1996 y justo en el año del 70° aniversario del trazado. Sin embargo, ya había sido criticado por los pilotos de Fórmula Uno en ocasión del Gran Premio corrido en julio y pese a que el defecto se nota mucho menos en los autos y es tanto menos peligroso. No era la primera vez que los directivos ingleses escuchaban sobre el asunto.

El trabajo hecho por la compañía Aggregate Industries, una empresa con más de 4.100 trabajadores y presencia en más de 300 lugares, fue la remoción de una capa de 40 a 60 milímetros del pavimento viejo y luego colocó una nueva base que más tarde fue cubierta con una capa de asfalto sobre la que se aplicó una cubierta superior de alto rendimiento. Con esto, prometió el constructor, quedarían eliminadas ondulaciones e imperfecciones y dotaría al circuito con mayor adherencia -redundaría en más velocidad y mejores tiempos de vuelta- y drenajes más eficientes. La operación duró cuatro semanas. En los estudios que al finalizar la obra Aggregate Industries le entregó a Stuart Pringle, director de Silverstone, se aseguraba que las ondulaciones habían desaparecido.

Cuando en la Argentina se realizó la repavimentación de casi la mitad del trazado de Termas de Río Hondo para corregir las ondulaciones, la remoción de la superficie vieja incluyó una excavación de dos metros y medio de profundidad. Como la última crecida del cercano río Dulce había hecho subir las napas, lo que afectó la base de parte del dibujo santiagueño, hubo que quitar el suelo malo y reemplazarlo por una base de hormigón para luego colocar encima el polímero de asfalto. No hubo quejas de los pilotos. Otro ejemplo resulta el último piso montado en Sepang, que requirió también de una obra mayúscula y pensada específicamente para las necesidades del circuito malasio.

Una semana antes de que MotoGP llegara a Silverstone, al Mundial de Resistencia (WEC) corrió una competencia de seis horas. Los Toyota que habían dominado con doblete fueron excluidos luego de la revisión técnica. El español Fernando Alonso y sus compañeros se quedaron sin victoria. El argentino José María López y los suyos, sin podio. Las placas del piso de los TS 050 Hybrid no pasaron las pruebas de flexión de la FIA. Desde la marca japonesa deslizaron que aquella anomalía había sido consecuencia de los sucesivos topetazos del fondo del chasis contra los defectos del pavimento inglés.

De acuerdo con un especialista consultado por Motorsport.com, las fallas que derivaron en la cancelación de las carreras en Silverstone fueron varias que se combinaron. Según esta fuente, la promocionada obra de reasfaltado no contó en su momento con ninguna consultoría especializada en trabajos de esta complejidad. La metodología utilizada para remover el pavimento viejo no sólo no acabó con los baches ya existentes sino que creó nuevos y más profundos. El concepto usado para la construcción de la nueva superficie es deficiciente: el piso es demasiado plano en la zona de las banquinas y no cuenta con los perfiles correctos lo que dificulta severamente el drenaje. Según la estación meteorológica ubicada en los nuevos boxes de Silverstone, los que utiliza la Fórmula 1, el total de lluvia caída durante unas siete horas el domingo 26 de agosto fue de sólo 6,3 milímetros. Como dato, el circuito de Sepang ha estado operativo con un pico de intensidad de 150 milímetros por hora.

También lee:

El agua acumulada debido a los problemas descriptos provocó las múltiples caídas que terminaron con la gravísima lesión de Tito Rabat durante la cuarta tanda de prácticas. El español sufrió las fracturas del fémur, tibia y peroné de la pierna derecha, lo que hizo inicialmente hizo temer por su vida hasta que fue estabilizado en el circuito y evacuado hacia un hospital en Coventry. Mientras se levantaba luego de su rodada, el excampeón de Moto2 fue golpeado salvajemente -voló varios metros- por la Honda de Franco Morbidelli, quien también se había ido al suelo. Aquella imagen de Rabat tendido en la grava y rodeado de médicos y auxiliares todavía rondaba en la memoria de sus colegas, al final quienes tomaron la decisión para que el Gran Premio británico fuera cancelado al tiempo que la organización local e internacional agotaba una y otra instancias buscando que la categoría principal corriera luego de haberla reubicado como primer espectáculo del programa dominical y después de cuatro horas y media de espera.

A veces una decisión antipática es mejor que apañar un fiasco. Y la competencia en Silverstone iba camino a resultar esto último: la lluvia no cesaba, el agua se había acumulado pese a las vueltas de los autos de seguridad y de los camiones barredores y la temperatura empezaba a bajar. Una ruleta rusa de caídas -y potenciales lesiones- en un recorrido ya de por sí acortado sólo para aunque fuera cumplir dos tercios que repartieran puntos para el campeonato no es lo que necesita MotoGP en una época en la que gana espacio gracias a extraordinarios espectáculos. Como no suele ocurrir en los deportes con motor, fueron los protagonistas, los que exponen el pellejo, quienes impusieron su decisión para cerrar una crónica con final anunciado. Un final que, pese a las advertencias, Silverstone se había negado a ver.

Next MotoGP artículo
Lorenzo: “Todos los pilotos menos uno hemos decidido no correr”

Artículo previo

Lorenzo: “Todos los pilotos menos uno hemos decidido no correr”

Artículo siguiente

Márquez acepta que accidente de Rabat influyó en cancelar la carrera

Márquez acepta que accidente de Rabat influyó en cancelar la carrera
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos MotoGP
Autor Martín Urruty
Tipo de artículo Análisis