Ducati ya no tiene excusa

compartidos
comentarios
Ducati ya no tiene excusa
Oriol Puigdemont
Por: Oriol Puigdemont
21 abr. 2016 19:13

Dos años ha tardado la marca italiana en dar con un prototipo que llame la atención de Lorenzo, más motivado que nunca por lograr aquello que hasta ahora sólo ha conseguido Casey Stoner.

Andrea Iannone, Ducati Team, Ducati y Jorge Lorenzo, Movistar Yamaha MotoGP, Yamaha
Luigi Dall'Igna
Segundo lugar para Jorge Lorenzo, Yamaha Factory Racing
Paolo Ciabatti and Luigi Dall'Igna, Ducati Team
Jorge Lorenzo, Yamaha Factory Racing
Luigi Dall'Igna
Jorge Lorenzo, Movistar Yamaha MotoGP, Yamaha
Andrea Dovizioso, Luigi Dall'Igna, Andrea Dovizioso, Ducati Team

La llegada de Jorge Lorenzo a Ducati supondrá sin duda un estímulo para la marca de Borgo Panigale, pero a la vez añadirá presión a toda su estructura, desde la cúpula al último mecánico. Contar con uno de los dos pilotos más rápidos de la parrilla significa renunciar a uno de los argumentos más comunes a la hora de explicar la ausencia de resultados del constructor italiano, que lleva sin ganar una carrera desde que Casey Stoner se impusiera en tres de los últimos seis grandes premios de 2010.

El australiano vuelve a enfundarse el mono de Ducati pero esta vez como probador, y por deferencia, los responsables de la compañía le ofrecieron la opción de volver a correr. “Hablamos con Casey para saber si había alguna posibilidad de que se planteara volver a correr. Nos dio las gracias pero nos dijo que está muy feliz ahora y que eso no está en sus planes. De modo que tiramos hacia delante con el plan de Jorge”, aseguraba este jueves Paolo Ciabatti, jefe de Ducati, desde el paddock de Jerez.

La contratación del mallorquín no se entiende sin el papel desempañado por Gigi Dall’Igna, director técnico de las motos rojas y una pieza fundamental a la hora de convencerle de dejar Yamaha, su única marca hasta la fecha en MotoGP. Juntos se entienden de maravilla después de haber triunfado en Aprilia, uno como bicampeón del mundo de dos y medio (2006 y 2007) y el otro como máximo responsable técnico de la fábrica de Noale. Una década después de aquello volverán a coincidir para liderar uno de los proyectos más ambiciosos de los últimos tiempos.

Dall’Igna llegó a Ducati a finales de 2013 y ha tardado dos años en diseñar un prototipo que fuera suficientemente competitivo como para llamar la atención de cualquiera de los pilotos considerados top, una lista que a ojos del propio equipo quedaba reducida a Lorenzo y Márquez. “Hablamos con los dos y en un momento dado tuvimos la posibilidad de cerrar el acuerdo con Jorge”, abundó Ciabatti.

Con la parte ejecutiva solucionada y más que bien, ahora llega el momento de que todo encaje y las incógnitas comiencen a resolverse. “No es que sienta más presión por contar con Jorge, lo que pasa es que he leído muchas veces que Ducati no puede ganar porque no cuenta con un piloto ganador. Yo no estoy de acuerdo, pero en cualquier caso lo que no quiero es que eso pueda ser considerado una excusa”, argumenta Dall’Igna.  

Esa misma perspectiva la comparte Andrea Iannone a pesar de que el chico de Vasto se jugará la otra Desmosedici con su tocayo, Dovizioso. “Poder disponer de Jorge permitirá a Ducati resolver las dudas que pueda tener en caso de que así sea. Después del crecimiento de los últimos años era necesario tomar una decisión de este tipo”, dijo Iannone. 

Next MotoGP artículo
Viñales admite que irse a Yamaha “tiene sentido”

Previous article

Viñales admite que irse a Yamaha “tiene sentido”

Next article

Lin Jarvis: “Lorenzo ha decidido bailar con el chico de al lado”

Lin Jarvis: “Lorenzo ha decidido bailar con el chico de al lado”