El duelo, la columna de Martín Urruty

Nuestro colaborador nos habla sobre lo sucedido en Termas de Río Hondo con un campeón y un contendiente a la corona de MotoGP

Cuando Maverick Viñales llegó a MotoGP en 2014, luego de sólo un año en Moto2, Marc Márquez ya gozaba de su primer Mundial en la clase mayor y del rótulo de campeón más joven de la historia. Mientras Mack se acomodaba rápido a Suzuki, que lo había reclutado para su regreso con equipo oficial y pese a la inexperiencia, Márquez hilvanaba una seguidilla de diez triunfos que le dieron forma a su segundo título en la elite y cuarto de su campaña. Los catalanes han sido rivales desde niños, cuando Viñales supo derrotarlo a pesar de ser dos años menor, pero el camino de Maverick a la gloria siempre resultó más escarpado que el de Marc.

No bien Viñales se decidió por Yamaha, casi un año atrás, cuando también disponía de contratos para continuar en Suzuki, pasar a Ducati y había sido consultado por Honda, en forma automática se disparó el morbo por el duelo en ciernes con Márquez: otra vez estarían frente a frente como cuando eran niños en los certámenes territoriales en España, pero defendiendo a dos marcas emblemáticas y en la cúspide del Mundial de velocidad.

El primer round, de estudio en términos boxísticos, un estadío en el que cada quien escruta al oponente y muestra lo menos posible, fue ganado por Viñales, dominador de pretemporada. El primer enfrentamiento real, en carrera, también fue para Mack luego de una corta puja porque Marc no tuvo ritmo en su Honda como para extender la contienda hasta el final y, en versión Márquez modelo 2016, se conformó con asegurar puntos con mirada de largo plazo, más allá de Qatar.

En la Argentina, donde MotoGP volvió a hacer pie en 2014 y sólo conocía dos ganadores -Márquez y Rossi- se esperaba un mano a mano duradero principalmente porque uno (Viñales) dominó a gusto las tandas de entrenamientos el viernes y el otro (Márquez) se quedó con la pole position que completó su invicto póker en Termas de Río Hondo. Sin embargo, el cuerpo a cuerpo aún figura en lista de espera. Márquez pareció en Santiago del Estero funcionar en modo 2015, como cuando en el afán por exprimir a la indómita Honda se caía y anotaba casi en iguales proporciones. Solo en punta como temprano líder, al tiempo que Viñales y compañía se abrían camino entre las motos satélites que habían partido más adelante, el tricampeón se fue al piso en la curva 2, un viraje sin mucha complejidad en el que ya se había caído en los ensayos del viernes.

Se trata de una de las porciones de asfalto con algunas ondulaciones en las que se recomienda frenar antes o después pero no sobre las irregularidades para que la moto no se salga de la huella, pise lo sucio, pierda adherencia y expulse al piloto. Marc asumió el error sin poner ni la más mínima excusa: al cabo, la mayoría de sus rivales pasó más de 80 veces por allí durante el fin de semana y no se cayó (Dani Pedrosa, en carrera, y Karel Abraham, en el calentamiento matutino, sobresalen como excepciones). El tricampeón de MotoGP se excedió al tratar de imponer un ritmo vertiginoso al comienzo ante la convicción de que Viñales no tardaría en quitarse de encima Cal Crutchlow y lo atacaría al final de la carrera apoyándose en el remarcable ritmo que la Yamaha y el número 25 tienen según se aproximan a la bandera de cuadros. La sospecha de que más temprano que tarde tendría finalmente otro duelo con Viñales derivó en la temprana caída de Márquez.

Con camino libre, sin que Crutchlow primero ni Valentino Rossi después fueran suficiente amenaza para su ambición de doblete, Viñales construyó su segundo triunfo en fila en 2017, tercero consecutivo de la marca -ganadora con Jorge Lorenzo en el cierre de 2016 en Valencia- y tercero de su historial en MotoGP. Si la dominante prestación mostrada en pretemporada y en las prácticas oficiales para el Gran Premio de Qatar habían cargado de presión al nuevo recluta de Yamaha para que refrendase ese rendimiento en carera, aquella victoria en Losail y el triunfo Termas de Río Hondo le han quitado la carga y ungido como principal candidato al título aún en el albor de la temporada, luego de dos de los 18 Grandes Premios que figuran en la agenda. Mientras tanto, el duelo con Márquez se demora y crece la figura que puede incomodar a cualquiera de los dos: Rossi, experto en resurrecciones, que obró otro milagro en la Argentina al acabar segundo luego de haber tenido que abrirse camino en clasificación y en carrera.

Esta demora de nuevos capítulos de la saga Márquez-Viñales, esperada por las cámaras de alta definición que se regodean con los detalles y por el gatillo fácil de las redes sociales, crispa los nervios sólo del campeón, que empieza a notar que debe esforzarse más allá del límite aconsejado para competir con Mack mientras desarrolla la Honda que aún no le inspira la confianza de hace tres temporadas. Mientras Viñales siga aprovechando cada ocasión con eficacia propia de veterano pese a sus 22 años cumplidos en enero, la ansiedad de Márquez crecerá y los tiempos se acortarán.

El piloto de la Honda número 93 es el dueño deportivo de la próxima pista en el almanaque de MotoGP: Márquez jamás perdió una competencia en Austin, incorporada al Mundial en 2013, el año de arribo del español, y sede de su primer triunfo en la elite. En el Circuit of the Americas es donde Marc puede disimular cualquier falencia de la moto y ganar a gusto frente a rivales más fuertes. En Texas quizá se produzca el duelo, haya un ganador y quede un arma humeante, pero seguro que no será el final de la película.

El ganador Maverick Viñales, Yamaha Factory Racing

El ganador Maverick Viñales, Yamaha Factory Racing
1/18

El ganador Maverick Viñales, Yamaha Factory Racing

El ganador Maverick Viñales, Yamaha Factory Racing
2/18

El ganador Maverick Viñales, Yamaha Factory Racing

El ganador Maverick Viñales, Yamaha Factory Racing
3/18

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
4/18

Podio: Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing, Maverick Viñales, Yamaha Factory Racing, Cal Crutchlow, Team LCR Honda

Podio: Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing, Maverick Viñales, Yamaha Factory Racing, Cal Crutchlow, Team LCR Honda
5/18

Podio: Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing, Maverick Viñales, Yamaha Factory Racing, Cal Crutchlow, Team LCR Honda

Podio: Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing, Maverick Viñales, Yamaha Factory Racing, Cal Crutchlow, Team LCR Honda
6/18

Podio: Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing, Maverick Viñales, Yamaha Factory Racing, Cal Crutchlow, Team LCR Honda

Podio: Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing, Maverick Viñales, Yamaha Factory Racing, Cal Crutchlow, Team LCR Honda
7/18

Marc Marquez, Repsol Honda Team

Marc Marquez, Repsol Honda Team
8/18

Maverick Viñales, Yamaha Factory Racing

Maverick Viñales, Yamaha Factory Racing
9/18

Cal Crutchlow, Team LCR Honda

Cal Crutchlow, Team LCR Honda
10/18

Marc Marquez, Repsol Honda Team

Marc Marquez, Repsol Honda Team
11/18

Accidente de Marc Marquez, Repsol Honda Team

Accidente de Marc Marquez, Repsol Honda Team
12/18

Accidente de Marc Marquez, Repsol Honda Team

Accidente de Marc Marquez, Repsol Honda Team
13/18

Accidente de Marc Marquez, Repsol Honda Team

Accidente de Marc Marquez, Repsol Honda Team
14/18

Accidente de Marc Marquez, Repsol Honda Team

Accidente de Marc Marquez, Repsol Honda Team
15/18

Accidente de Marc Marquez, Repsol Honda Team

Accidente de Marc Marquez, Repsol Honda Team
16/18

Salida: Marc Marquez, Repsol Honda Team lidera

Salida: Marc Marquez, Repsol Honda Team lidera
17/18

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing

Valentino Rossi, Yamaha Factory Racing
18/18

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Evento GP de Argentina
Pista Autodromo Termas de Rio Hondo
Pilotos Valentino Rossi , Cal Crutchlow , Marc Marquez , Maverick Viñales
Tipo de artículo Artículo especial
Etiquetas Maverick Viñales, argentina, marc marquez, moto, motogp, motos, termas de rio hondo, valentino rossi