Espargaró: “Esta Aprilia ya es una verdadera MotoGP"

Tras su paso por el equipo Suzuki, Aleix Espargaró se ha convertido en la punta de lanza de Aprilia para liderar el proyecto de 2017 con la RS-GP, presentada el pasado viernes en Noale.

Espargaró fue el hombre elegido por Aprilia, junto al novato Sam Lowes, para formar la alineación de la casa italiana con vistas a 2017, una temporada en la que los dirigentes de la marca tienen muchas esperanzas de poder dar un paso adelante en el Mundial de MotoGP.

Para el piloto de Granollers (Barcelona) se abre un nuevo desafío.

“Más de uno me ha dicho que llegando desde Suzuki daba un paso atrás, pero yo no estoy de acuerdo porque en Noale hay 54 títulos mundiales, y eso quiere decir que saben cómo hacer las cosas. La moto en los últimos meses ha crecido muchísimo, ahora tenemos una verdadera MotoGP, y ser el líder de este proyecto es una gran responsabilidad y una enorme satisfacción”, apuntó el mayor de los hermanos Espargaró.

El próximo test de Qatar, entre el viernes y el domingo que viene, será la última oportunidad de poner a punto el prototipo con vistas al debut, el 26 de marzo en Losail.

Moto de Aleix Espargaro, Aprilia Racing Team Gresini
Moto de Aleix Espargaro, Aprilia Racing Team Gresini

Foto: Aprilia Racing

“Debemos mejorar la gestión de la potencia y la segunda parte de la carrera, que es muy importante. Losail es una pista muy exigente con los neumáticos delanteros, pero mi objetivo no es dar la vuelta rápida, sino hacer una moto competitiva para la carrera”.

Hasta ahora, el español sólo transmite positivismo, y más aún si tenemos en cuenta cómo arrancó para él el 2016.

“Estoy muy contento porque el pasado año había perdido completamente el ‘feeling’ con el tren delantero, y por mi estilo de pilotaje necesito tener el control del freno delantero, por eso me metía en líos al no ser capaz degestionar el gas. La RS-GP es mucho más estable en la frenada y en el paso por curva, o sea que por mi estilo me resulta más natural”.

De momento, el #41 no se atreve a hacer un cálculo de en qué punto se encuentra su nueva moto.

“Sinceramente, no sé hasta dónde podemos llegar. Aaún debo conocerla mejor, completar más tandas largas y llevarla un poco más al límite con neumáticos nuevos, cosa que hasta ahora casi no hemos hecho. Me gustaría estar al 50%, porque eso significaría que el margen de mejora sería amplio. En general las sensaciones son buenas, siento la moto mía. Ahora veremos hasta dónde podemos llegar con ella”.

Con tanto margen de mejora, sería interesante saber qué debe mejorar la RS-GP.

“No creo que mejorar la moto sea sólo cosa mía; es un trabajo que debemos hacer todos juntos en Aprilia. Yo debo acertar en las indicaciones de lo que necesitamos, y ellos trabajar en ello. En este momento el nivel de MotoGP es altísimo y nosotros debemos crecer desde el motor, tener más potencia. También aumentar la estabilidad en la salida de las curvas, porque ahora la moto es nerviosa. La Suzuki era más fácil de pilotar y ésta necesita más fuerza para los cambios de dirección, es más pesada. De todos modos, yo prefiero una moto que te exija físico y te garantice más estabilidad”.

Espargaró compartirá el box con Lowes, un debutante en la categoría reina.

“Todos sabemos que Sam es un piloto rapidísimo, lo demostró el año pasado con grandes resultados. Yo sólo le he dicho que una moto de MotoGP no es fácil llevarla al límite, y que deberá tener un poco de paciencia, porque la Aprilia no está aún al nivel de la Yamaha o la Honda. Creo que tendrá menos dificultades que los otros debutantes, pero deberá crecer paso a paso y sin prisa”.

Aleix Espargaró, Aprilia Racing Team Gresini, Sam Lowes, Aprilia Racing Team Gresini
Aleix Espargaró, Aprilia Racing Team Gresini, Sam Lowes, Aprilia Racing Team Gresini

Foto: Aprilia Racing

Para Aleix, su llegada a Aprilia supone el tercer curso consecutivo en una estructura oficial.

“Creo que estoy en el mejor momento de mi carrera. El 2015 fue el primer año como piloto oficial, con Suzuki, y fue muy bien. El 2016 fue durísimo a nivel psicológico y eso me ha hecho más fuerte, me ha permitido entender muchas cosas: en los momentos difíciles se ve a los hombre de verdad, los que no bajan los brazos. Físicamente me siento mucho mejor, estoy más delgado y tengo más experiencia. Estoy motivadísimo”.

Cómo él mismo reconoce, en su segundo año en Suzuki no lo tuvo fácil. Y eso es algo que salta a la vista al cruzar sus resultados con los de Maverick Viñales, su vecino de box.  

“No bajé mi rendimiento por la presencia y resultados de Maverick, era yo quien no iba bien, fue un verdadero desastre. No sentía el tren delantero y me caía mucho. Es difícil salir de un túnel de ese tipo. Aprilia es una gran marca y si me ha elegido para desarrollar su proyecto, eso es una gran noticia para mí”.

Sobre los objetivos de la marca de cara a este temporada, Aleix lo tiene claro.

“Estoy de acuerdo en que hay que ser ambicioso, no sólo me han fichado para desarrollar la moto y crecer con calma. Todos estamos aquí para ganar, pero luego debemos ser realistas y saber que la RS-GP está creciendo, y que no será fácil estar entre los diez primeros ya de entrada, aunque lo intentemos desde Qatar. Si Aprilia puede mejorar la moto como debe, entonces podremos luchar con los mejores”.

Para Espargaró, el nivel de su moto no está tan lejos del de las mejores a una vuelta, de modo que a partir de ahora hay que centrarse en la consistencia.

“Tenemos que concentrarnos en la configuración de la moto, porque a una vuelta somos fuertes y me la puedo jugar, pero hay que mejorar en las tandas largas, de cara a carrera, sobre todo la segunda mitad. Hay que mejorar a partir de la gestión de los neumáticos y de la aceleración. En esto, Rossi es un maestro, sabe cómo cuidar cada uno de los detalles. Pero la Aprilia esta ahora mismo mucho más cerca de lo que la gente puede pensar, y espero poder demostrarlo pronto”.

Aleix Espargaro, Aprilia Racing Team Gresini
Aleix Espargaro, Aprilia Racing Team Gresini

Foto: Gold and Goose Photography

La charla no podía acabar sin hablar de su hermano Pol, flamante incorporación de KTM.

“Él cree mucho en el nuevo proyecto. Después de tres años en el Tech 3, entendió que era el momento de cambiar de aires, porque no se sentía tratado como un piloto oficial por más que tuviera con Yamaha. Tenía diferentes ofertas de equipos potentes, pero privados. Su ambición era ser piloto oficial, y yo le dije que la diferencia se nota mucho. Tampoco le será fácil, pero lo importante es que sea feliz”.

FRANCESCO CORGHI – Periodista

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Pilotos Aleix Espargaro
Equipos Aprilia Racing Team
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas aleix espargaro, aprilia, espargaro, motogp, motogp2017