Forcada: "Solo Stoner sabía por qué iba tan rápido"

Ramón Forcada realiza un repaso de los rasgos que hacen de Casey Stoner un piloto único, el cual el técnico descubrió en 2006 en el primer año del australiano en MotoGP.

Cuando Stoner aterrizó en la categoría de las motos pesadas lo hizo en la estructura de Lucio Cecchinello después de haber firmado con la de Sito Pons, quien a última hora perdió el apoyo de su principal patrocinador (Camel) y se quedó sin motos.

En ese entonces la llegada del corredor de Southport estuvo eclipsada por la de Dani Pedrosa, que entró por la puerta grande, con dos títulos consecutivos de dos y medio bajo el brazo y en el equipo oficial de Honda.

Sin embargo, rápidamente, en la segunda carrera realizada en Qatar el australiano comenzó a dar señales del potencial que escondía: tras perder varios aviones y llegar con lo justo para el inicio del primer ensayo libre, logró el mejor tiempo, algo que repitió el sábado, cuando se adjudicó su primera pole position.

En la siguiente parada del calendario, en Turquía, se subió por primera vez al podio al terminar segundo y cuando todo auguraba una primera temporada brillante, las caídas comenzaron a sucederse.

"En total fueron 23 caídas a lo largo de todo el año, todas al perder el neumático delantero. Casey necesitaba sentir mucho la parte delantera de la moto; la de atrás le daba absolutamente igual", recuerda Forcada en una entrevista con Motorsport.com, quien también se vio afectado por el cierre de Pons y que también encontró esa alternativa en el LCR.

Stoner terminó aquel año octavo en el campeonato, con 133 puntos menos que el campeón (Nicky Hayden) y sin llegar a cruzar la meta en siete ocasiones.

La Honda de Cechinello iba calzada con neumáticos Michelin, un tipo de compuestos que no respondieron a las exigencias del #27, sobre todo en el caso de la goma delantera.

Eso es algo que quedó en evidencia al año siguiente, cuando tras fichar por Ducati, cuyos prototipos los equipaba Bridgestone, se proclamó campeón, acumulando diez triunfos de 18 posibles.

"Cada vez que me lo encontraba él me decía: 'Esta moto tampoco es que sea una maravilla, pero el neumático delantero te deja hacer lo que quieras. Ese es el único secreto", añade el ingeniero, actual jefe de mecánicos de Maverick Viñales y que después de acompañar a Stoner en esa primera toma de contacto en MotoGP fue una pieza clave en los tres títulos que acumuló Jorge Lorenzo en Yamaha (2010, 2012 y 2015).

A la hora de definir al piloto aussie, Forcada lo tiene claro: "Es una bestia a la hora de ir en moto. Supongo que él sabía por qué iba tan rápido, pero los demás no lo teníamos tan claro. Le tenías que hacer la moto exactamente que él quería, y entonces era capaz de llegar a un circuito sin saber hacia qué lado se giraba, y a la tercera vuelta ir a ritmo de récord".

"Podría haber ganado los títulos que hubiera querido"

El australiano tiene rasgos que lo hacen único, aunque esas características no siempre son las que, teóricamente, le ayudan a sacar todo su talento.

"Físicamente no era ningún portento y no se cuidaba demasiado. Pero era el piloto con las cualidades innatas más impresionantes que he conocido nunca. Podría haber ganado los títulos que hubiera querido", relata el técnico, que tiene anécdotas para dar y tomar.

"Había días que se subía a la moto y en todo el día solo había comido un chocolate. Así hizo su primera pole: había perdido el avión, llegó con el tiempo justo para subirse a la moto. Y solo había comido una chocolate que le habían dado en el coche", recuerdó Forcada.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Pilotos Casey Stoner
Tipo de artículo Entrevista
Etiquetas casey stoner, entrevistas motogp, forcada entrevista, motogp 2017, noticias motogp, ramon forcada, stoner 2008, stoner ducati, stoner motogp, stoner talento