Quartararo cree que "algo extraño pasó" con su neumático trasero

Fabio Quartararo estuvo muy desdibujado en la carrera del Gran Premio de Aragón, donde no pudo pasar de la octava plaza. Al parecer, la culpa fue del neumático trasero.

El piloto de Yamaha sabía antes de llegar que Motorland no iba a ser un escenario sencillo para él, pero con el paso de los entrenamientos se fue encontrando mejor. Aunque el sábado dijo –con la boca pequeña– que no se veía "con ritmo para luchar por el podio", después del warm up de este domingo cambió de parecer y sí se vio con opción de hacerlo.

Sin embargo, la carrera se le torció desde el inicio. El Diablo partía tercero en parrilla, pero salió mal y en la primera vuelta perdió cuatro plazas. Quartararo tuvo que luchar con las KTM de Iker Lecuona y Brad Binder. 

El francés no solo no ganó plazas a partir de ahí. Binder finalmente le adelantó, lo mismo que Enea Bastianini, dejándole en el octavo lugar en meta, a 16 segundos del ganador, Pecco Bagnaia. El italiano se sitúa ahora segundo del campeonato y reduce su desventaja con Quartararo hasta los 53 puntos.

"Después del warm up esperaba luchar por el podio, porque sentía que tenía algo realmente bueno", introdujo el chico de Niza. "Con los neumáticos usados me sentía muy bien y con 26 vueltas pude gestionarlo muy bien".

También lee:

Quartararo apuntó hacia un posible neumático trasero defectuoso de Michelin como causa de la debacle.

"Desde la primera vuelta de la carrera parecía que el neumático trasero no funcionaba como es normal. Fui perdiendo, perdiendo y perdiendo [plazas]. Noté algo diferente. Algo salió mal. No sé qué ha pasado hoy. Desde la primera vuelta no he tenido la frenada que tenía, ni el agarre, ni la tracción. Así que algo ha ido mal. No quiero decir que fuera el neumático, pero la sensación que tuve hoy no la he tenido en todo el fin de semana. Tenemos que comprobarlo en profundidad, no quiero culpar a nadie, pero fue una sensación extraña hasta el final", explicó.

Para colmo, la larga recta trasera de Motorland le complicó aún más las cosas al #20, que a pesar de todo piensa que "no fue un desastre". 

"En esta pista, para nosotros adelantar es todo un lío, porque de la curva 15 a la 1, perdemos tres o cuatro décimas. Luego, tengo que recuperar en las curvas y no puedo adelantar. Así que es un poco difícil. Lo único positivo del día es que luché por mi posición, no me rendí, aunque fuera por la séptima, octava, novena. Luché hasta el final, así que eso es algo positivo", finalizó.

 
compartidos
comentarios
Márquez: "Si no lo intentaba no me quedaba tranquilo"

Artículo previo

Márquez: "Si no lo intentaba no me quedaba tranquilo"

Artículo siguiente

Viñales: "La Aprilia tiene mucho potencial, solo debo entenderla"

Viñales: "La Aprilia tiene mucho potencial, solo debo entenderla"
Mostrar comentarios