Iannone: “Los mismos que critican ahora me adoran”

Andrea Iannone cimentó su primera victoria en MotoGP durante todo el fin de semana y dio la estocada el domingo, en la parrilla, al calzar su Ducati con la goma trasera más blanda.

Spielberg (Austria).- Ocurre que no fue una decisión fácil porque iba en contra de toda la lógica: Michelin aconsejó de forma generalizada el uso de la especificación más dura, y de hecho sus técnicos trataron de disuadirle en la misma medida que lo intentó Gigi Dall’Igna, el máximo responsable técnico de Ducati.

Sin embargo, el piloto italiano no dio su brazo a torcer y fue precisamente esa tozudez la que le ofreció la posibilidad de demostrar todo el talento que esconde encima de una moto.

“No es que fuera una gran apuesta porque durante los entrenamientos hice dos tandas largas, una con la goma dura y otra con la blanda"

“De todas formas, no es que haya sido una carrera fácil ni mucho menos porque si hubiera apretado desde el primer momento, en seis o siete vueltas habría destrozado demasiado las gomas”, explicó Iannone, antes de describir cómo fue que se decidió.

“No es que fuera una gran apuesta porque durante los entrenamientos hice dos tandas largas, una con la goma dura y otra con la blanda. Y cuando las comparé y vi que con una fui mucho más rápido que con la otra, pues las dudas se desvanecieron”, resumió el Maníaco, que añadió: “Evidentemente, cuando en la parrilla ves que todo el mundo va con la otra opción, no es fácil seguir convencido de que estás en lo cierto”.

"Cuando en la parrilla ves que todo el mundo va con la otra opción, no es fácil seguir convencido de que estás en lo cierto”

Lo que hizo el corredor de Vasto a partir de entonces tuvo mucho mérito, sobre todo por la manada de leones que rodaba detrás de él con el único objetivo de echarle el guante.

“Fui despacio al inicio, frenando a los que rodaban detrás de mí, pero a la vez frenando fuerte, impidiendo que me adelantaran. Eso es difícil, pero me ha permitido marcar mi ritmo y gestionar la carrera como me interesaba”, desgranó.

Victoria, pole y vuelta rápida

En una temporada que en invierno pintaba muy bien para Ducati, la marca Borgo Panigale ha sufrido de lo lindo para conseguir el objetivo que se había marcado, que no era otro que lograr una victoria después de una sequía de seis años.

Y puestos, Iannone lo hizo a lo grande, llevándose el triunfo y adjudicándose también la pole y la vuelta rápida. El fin de semana perfecto para este chico que aglutina la misma cantidad de seguidores que de detractores, una proporción que se puede extrapolar a sus compañeros de parrilla.

“Siempre me he tomado las críticas por el lado positivo. Cuando he cometido un error lo he admitido, he sido honesto"

En el que será su último curso enfundado en el mono rojo, el #29 ha ido de menos a más, de los gatillazos de Qatar (se cayó solo), Argentina (se llevó puesto a Dovizioso a falta de dos curvas y cuando ambos tenían el podio asegurado) y Montmeló (tiró a Lorenzo), al subidón de este domingo y quién sabe de qué será capaz ahora que se ha estrenado.

“Siempre me he tomado las críticas por el lado positivo. Cuando he cometido un error lo he admitido, he sido honesto. Soy humano y me equivoco, pero de eso se aprende, y lo que logré aquí es la prueba de ello. Es fácil que cuando la cago me critiquen, pero los mismos que me critican ahora me adoran”, zanjó Iannone. 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Evento GP de Austria
Sub-evento Post carrera, domingo
Pista Red Bull Ring
Pilotos Andrea Iannone
Equipos Ducati Team
Tipo de artículo Noticias de última hora