'Jorge, ¡despierta!', la columna de Randy Mamola

26,901 Vistas

Nuestro colaborador nos deja una nueva entrega de sus siempre interesantes opiniones. En este caso habla del mallorquín de Yamaha, Jorge Lorenzo, y sus temores.

Jorge Lorenzo tiene miedo y eso es lo peor que le puede pasar a un piloto de MotoGP. Le tiene miedo a todo, pero básicamente a caerse y hacerse daño. Él mismo lo reconoció el sábado en Phillip Island, después de un día en el que pareció otro piloto, completamente atenazado, lento y desconectado.

Esa versión que vimos en Australia sería incapaz de acumular un palmarés tan llamativo, importante y ganado a pulso como el suyo. Tanto por su bien como por el de todos aquellos que le apreciamos y que le consideramos como uno de los corredores con más talento de la historia del campeonato, debe reaccionar y encontrar la forma de darle la vuelta a esta situación, para volver a ser esa máquina infalible que es capaz de sacar el martillo y pasar el rodillo.

"Cuando uno recibe un revés debe encontrar la forma de superarlo"

Él insiste en que el cambio de neumáticos que Michelin introdujo después de los sustos de Baz y Redding, le penalizaron más que a nadie. Pienso como él, pero también considero que cuando uno recibe un revés por la razón que sea, debe de encontrar la forma de superarlo. Ese es su trabajo, de la misma forma que sus rivales se enfrentan a los obstáculos que se van encontrando, sean cuáles sean. Y en este sentido, no hay mejor ejemplo que lo que ha hecho este año Marc, que ha sabido adaptarse a una moto muy crítica al principio del curso, y que poco a poco se ha ido soltando. 

Si la muestra de Marc no le convence, puede mirar mucho más cerca, al otro lado del box, donde se encontrará un Valentino que sabe apañárselas para superar los problemas que le surgen. Lo que ocurre es que a diferencia de Rossi, Lorenzo no es capaz de superar los problemas que le generan las gomas, tanto de falta de sensaciones delante como de falta de agarre detrás. Valentino es un maestro cuando llega el momento de buscar el agarre que, por la razón que sea, no le da el neumático trasero. Le hemos visto conducir más o menos cruzado, derrapando más o menos en función de las necesidades de cada situación y características de la moto.

Jorge solo tiene un registro, ese que le convierte en inalcanzable cuando todo está a su gusto, pero que le hace totalmente vulnerable si no puede aplicarlo. Y eso, en las condiciones actuales, con tantos elementos nuevos que han entrado en escena y que todavía no están a punto, no puede ser.

"Algo tiene que cambiar en su planteamiento para salir del agujero"

No podemos olvidarnos de que Jorge es tres veces campeón del mundo de MotoGP, pero este fin de semana ha sido adelantado y ha ido mucho más lento que pilotos con mucha menos habilidad que él. El domingo me fui a la pista a ver la carrera y parecía otro, iba perdido, solo y muy lento. Algo tiene que cambiar en su planteamiento para que pueda encontrar la salida del agujero en el que se ha metido. Tiene que hacerse preguntas, pero preguntas sinceras, esas que duelen porque normalmente, uno ya sabe las respuestas. Y ya no lo digo solo por este año, sino sobre todo por lo que se va a encontrar en Ducati, donde tengo la sensación que las cosas no le serán nada fáciles.

Cuando digo que a mi modo de ver Lorenzo tiene miedo, me baso en ciertos indicativos que me hacen llegar a esa conclusión. En primer lugar, los apuros que pasa cuando llueve. Él siempre hace referencia a las caídas que ha sufrido con la pista mojada, para justificar el mal rollo que eso le provoca. Pero eso le pasa solo desde hace un tiempo, porque antes le hemos visto ser de los más rápidos en agua.

Precisamente por eso me atrevería a decir que aquel accidente de hace unos años en Assen, en el que se rompió la clavícula, se le aparece como si fuera una pesadilla. Al margen de las consecuencias físicas, que se solucionan a base de titanio y clavos, creo que en su mente todavía las hay psicológicas. Alguien de su categoría debe reaccionar y encontrar la forma de superar esas barreras. Al fin y al cabo, ese es su trabajo, de eso vive y muy bien, por cierto.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Pilotos Jorge Lorenzo
Tipo de artículo Artículo especial
Etiquetas jorge lorenzo, lorenzo, motogp, opinion, pilotos motogp, randy mamola