La columna de Mamola: El frío invierno de Valentino Rossi

Una temporada más, Randy Mamola, ex piloto de la máxima categoría del mundial de motociclismo y reconocido analista de MotoGP, ofrecerá sus certeras opiniones a los lectores de Motorsport.com

Si la principal certeza que nos ha dejado la pretemporada es el duelo que nos ofrecerán Marc Márquez y Maverick Viñales, una de las incógnitas más importantes se refiere al rendimiento que podrá ofrecer Valentino Rossi después de un invierno en el que no se le ha visto cómodo en ningún momento. Está claro que hasta el domingo no tendremos una respuesta concreta a esta pregunta, pero en estos momentos sí podemos analizar algunas certezas que le rodean y que parecen irrefutables con los elementos de juicio de que disponemos.

De entrada, la llegada de Viñales al box de Yamaha ha significado un shock para Rossi. Con la marcha de Jorge Lorenzo a Ducati se puso fin a la tensión que había entre ellos, en este caso negativa por todos los roces que habían mantenido los últimos cursos.

Sin embargo, si Maverick sigue al nivel que ha demostrado hasta ahora y Valentino lo pasa mal, seguramente volveremos a tener fricción. Rossi lleva muchos años en este negocio y se las sabe todas porque así lo ha demostrado en infinidad de ocasiones. Y eso me ha llevado a preguntarme si esa falta de pegada es real en toda su dimensión, o si cuando arranque el Mundial nos obsequiará con alguna sorpresa.

A la espera de comprobar eso, si algo tengo claro es que Viñales jugará un papel protagonista que afectará tanto a su nuevo compañero de equipo como al que, en teoría, se dibuja como su principal oponente en la pelea por el título.

Pretemporada impecable de Viñales

Maverick no se ha caído ni una sola vez en los 11 días de test colectivos y encima ha sido el más rápido, mientras que tanto Rossi como Márquez sí lo han hecho, el de Honda más de siete veces y las cinco últimas en la tanda más reciente, hace menos de dos semanas, en Qatar.

Eso nos permite concluir que Viñales ha hecho que Marc arriesgue más, y muy posiblemente eso también provocará que esa presión mutua aumente la competitividad general del campeonato. Márquez tiene 24 años, 14 menos que Il Dottore, que es muy consciente de que a su edad, las caídas pueden pasarle mucha más factura que a sus jóvenes rivales.

Los pilotos de MotoGP actuales no tienen descanso porque el calendario apenas les deja tiempo para ello, a diferencia de lo que ocurría cuando yo competía. Y a mayor rivalidad e igualdad entre los contendientes, más agresividad y físico se necesita para que llevar los prototipos al límite.

Merece la pena echar un vistazo a cómo se desenvolvió el año pasado el #46: ganó en Jerez y en Montmeló, los dos grandes premios en los que la mayoría sufrió más por falta de agarre de las gomas Michelin. En ese escenario de falta de tracción, Vale es un maestro en el uso del acelerador, y por eso le sacó tanto partido. No obstante, Michelin ha dado un paso adelante con sus compuestos de este 2017, circunstancia que seguramente jugará en contra de Rossi.  

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Pilotos Valentino Rossi , Marc Marquez
Tipo de artículo Artículo especial
Etiquetas , firma invitada, losail, mamola, opinion, previa, randy mamola