Lecciones de Sachsenring

La victoria de Márquez en Alemania fue un ejercicio coral, en el que la mayor parte del mérito es del piloto. Pero al mismo tiempo, el triunfo es el fiel reflejo del ambiente que se respira en aquel equipo en contraste con lo que ocurre en otros.

A Márquez y Santi Hernández, su jefe de mecánicos, les gusta prever todos los posibles escenarios que pueden darse en una carrera condicionada por la meteorología como la de este domingo. Ambos habían calculado el tiempo total que iban a perder en el cambio de moto, que estipularon en unos 45 segundos, y también otros parámetros.

La hoja de ruta quedó establecida en la reunión previa a la carrera y todo salió a pedir de boca, por más que la suerte se subió a la moto con el dorsal #93, que se la jugó, anticipó su visita al taller y triunfo más que nadie.

Para cuadrarlo todo, Márquez le pidió a Roger Van De Bought, el coordinador de HRC de toda la vida, si podía desplazarse a una de las últimas curvas del circuito para poder hacerle una señal en caso de querer entrar sin tener que esperar a pasar por meta. Este belga grandullón recibió el encargo con una ilusión tremenda, por el hecho de poder formar parte de una estrategia que salió a las mil maravillas.

Al piloto de Cervera no se le conoce ninguna cornada a su gente como las que en Alemania soltaron algunos de sus oponentes

Al bajarse del podio, Márquez se deshizo en elogios hacia todos los integrantes de su garaje, algo que ha hecho en más de una ocasión. Al mismo tiempo, no se le conoce al piloto de Cervera ninguna cornada a su gente como las que en Alemania soltaron algunos de sus oponentes.

El más duro fue casualmente Pedrosa, su compañero, que dejó con el culo al aire a su tripulación por haberse pasado tres vueltas tratando de arrancar la segunda moto, un extremo que desde ese propio taller se desmiente.

Es evidente que el ambiente en aquel lado del box no tiene nada que ver con el que se respira en el otro, pero incluso desde HRC consideran injustas las críticas de su piloto, que además no tiene otra opción que seguir con su plantel actual hasta final de temporada.

"Seguramente no preparamos bien esta carrera a nivel de estrategia" dijo Lorenzo 

Con Lorenzo no ocurrió lo mismo, pero casi. El mallorquín se marchará a Ducati el curso que viene, y solo lo hará acompañado de Juan Llansá, su mecánico de confianza. Tras terminar el 15º, a más de un minuto del ganador, Lorenzo dejó un mensaje para navegantes. “Hoy he aprendido que seguramente no preparamos bien esta carrera a nivel de estrategia. No hicimos la reunión previa que debíamos haber hecho, y cuando salí con l segunda moto, iba calzada con los neumáticos intermedios”, soltó el actual campeón.

Y luego está Rossi, que hizo caso omiso a las indicaciones que le dieron desde el muro para que entrara a cambiar de moto para desesperación de sus técnicos, que vieron cómo en cuatro vueltas perdió cualquier opción de llevarse un podio que tenía al alcance de la mano.

Rossi hizo caso omiso a las indicaciones que le dieron desde el muro para que entrara a cambiar de moto

A diferencia de los dos casos anteriores, Il Dottore restó importancia a la influencia de sus chicos en el resultado final (fue octavo), y se limitó a poner el acento en la falta de competitividad de la Yamaha con la pista mojada. “Entrar dos o tres vueltas antes no habría cambiado demasiado las cosas”, dijo el italiano.
Es evidente que el nivel de entendimiento y complicidad que se respira en el box de Márquez jugó a favor suyo esta vez. Al mismo tiempo, la improvisación, falta de entendimiento y conflictos que hay en los de sus rivales marcaron el destino de estos.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Evento GP de Alemania
Pista Sachsenring
Pilotos Valentino Rossi , Jorge Lorenzo , Dani Pedrosa , Marc Marquez
Equipos Repsol Honda Team , Yamaha Factory Racing
Tipo de artículo Artículo especial
Etiquetas dani pedrosa, jorge lorenzo, marc marquez, motogp, valentino rossi