Lorenzo: “Si llueve no sé cómo lo haré”

Después de pasarla muy mal en Assen, donde terminó décimo a casi medio minuto del ganador en una carrera de solo 12 vueltas, el mallorquín se prepara para otro fin de semana marcado por el agua: “Algo tendré que inventar”.

Sachsenring (Alemania).- El Gran Premio de Alemania no llega en el mejor momento para Jorge Lorenzo. El circuito de Sachsenring es un territorio que últimamente le ha estado vetado a las Yamaha, puesto que Honda se ha impuesto aquí en las últimas seis ocasiones. Y además, las previsiones meteorológicas vaticinan lluvia durante la mayor parte del fin de semana, un elemento que en Holanda, hace tres semanas, martirizó al actual campeón. 

Dos segundos por vuelta

El domingo de Assen, Lorenzo terminó la segunda manga a 27 segundos del ganador (Jack Miller), una carrera de solo 12 vueltas. Eso significa que el australiano le sacó más de dos segundos por giro. Una barbaridad. El mallorquín se quejó de la falta de tacto que le transmitió en todo momento el neumático delantero que Michelin desplazó hasta allí, y precisamente por eso espera que este fin de semana, el compuesto delantero de agua, más blando, le penalice menos.

Sobre la pregunta de cómo se plantea un gran premio en el que seguramente se mojará, su respuesta fue muy clara: “Si llueve no sé cómo lo haré, algo tendré que inventar”, soltó Lorenzo, que de alguna forma reconoció, aunque sin decirlo abiertamente, las malas vibraciones que le transmite el trazado holandés.

“He ganado carreras en agua y en general lucho por terminar entre los cinco primeros. Assen fue un absoluto desastre que espero que no se repita"

“No creo que tenga tantos problemas aquí como en Assen, principalmente porque el neumático delantero debería funcionar mejor. De cualquier forma, ya pondré un poco más de mi parte en caso de que la adherencia sea poca”, convino el #99.

“He ganado carreras en agua y en general lucho por terminar entre los cinco primeros. Assen fue un absoluto desastre que espero que no se repita. Michelin ha traído una goma más blanda que teóricamente debe ayudar”, argumentó el corredor balear, que a las puertas de la prueba que marcará el ecuador del campeonato, se mantiene el segundo en la tabla, a 24 puntos del líder (Márquez).

Sobre el gatillazo sufrido hace menos de un mes, el tricampeón del mundo de MotoGP (2010, 2012 y 2015) quiere pasar página lo antes posible, aunque todavía no encuentra una explicación al efecto que tuvieron en el cronómetro los problemas que le sobrevinieron. “Es difícil de entender cómo iba tan lento”, zanjó Lorenzo. 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Evento GP de Alemania
Sub-evento Jueves
Pista Sachsenring
Pilotos Jorge Lorenzo
Equipos Yamaha Factory Racing
Tipo de artículo Noticias de última hora