Lorenzo sólo piensa en rojo

Fiel a su método más analítico, el actual campeón está recabando toda la información posible para convencerse de la viabilidad de su fichaje por Ducati.

Termas de Río Hondo.- Jorge Lorenzo hace ya días que está en boca de todo el paddock del Mundial de MotoGP, ante lo que podría ser uno de los movimientos más llamativos de los últimos años. Su más que posible fichaje por Ducati provocaría un efecto dominó en el resto de la parrilla que afectaría a varios equipos.

Lorenzo y su entorno aseguraban este fin de semana por activa y por pasiva que la decisión todavía no está tomada, y que hay tantas opciones de quedarse en Yamaha como de vestirse de rojo. Sin embargo, a nadie se le escapa que el actual campeón lleva días recabando tanta información como puede acerca de la marca de Borgo Panigale.

Hace ya tiempo que sabe lo que hay en Yamaha, y ni mucho menos todo es bueno. Aunque no lo haya reconocido abiertamente, el español se siente un extraño en su equipo, una estructura entregada completamente a su compañero, Valentino Rossi, a pesar de ser él quien se ha enfundado las últimas tres coronas.

Maverick, en la recámara

La escudería, que hace dos semanas, en Qatar, anunció la ampliación del contrato con Rossi por dos años más, le trasladó también entonces su proposición al mallorquín, que prefirió tomarse un tiempo para reflexionar. En Yamaha aseguran que le han planteado las mejores condiciones que están a su alcance. No obstante, Lin Jarvis, su máximo responsable en el Mundial a nivel ejecutivo, sabe que lo más probable es que le haya perdido. Eso le inquieta y mucho, y por eso ya se ha puesto en contacto con Maverick Viñales como recambio para el balear.

Si Lorenzo firma por el fabricante italiano, será Jarvis quien deberá dar explicaciones a la cúpula de la compañía, en Japón, y convencerles de que hacer el esfuerzo que hubiera requerido retener al piloto de referencia del momento no valía la pena. Algo difícil de justificar si el chico termina habitualmente por delante de su vecino, todavía más si vuelve a salir campeón y ya no decir si arranca con Ducati logrando buenos resultados.

Los inputs que el #99 ha recibido hasta el momento del constructor de Bolonia son casi todos buenos. Empezando por la moto, un prototipo que en la casa italiana ya consideran listo para ganar carreras, al menos si encima de ella viajan o Lorenzo o Márquez. Los responsables de Ducati son conscientes de que tener a tiro a Lorenzo es una oportunidad que no se debe desaprovechar, y por eso le han hecho una propuesta a su altura.

Dall'Igna, una garantía

Otro factor que Giorgio tiene muy en cuenta es la presencia de Gigi Dall’Igna, el director general e ingeniero de la compañía, y una de las personas más determinantes en su progresión a lo largo de las categorías inferiores. Ambos trabajaron codo con codo tanto en Derbi como en Aprilia, con quien Lorenzo consiguió sus dos títulos de 250cc.

Se podría decir que uno de los pocos elementos que juegan en contra de su desembarco en Italia gira alrededor de Casey Stoner, y la incómoda presencia del australiano, sobre todo si en un momento dado decide volver a enfundarse el mono y disputar alguna carrera como invitado.

La oficialidad en un sentido u otro se acerca. Aunque la validez del contrato de renovación con Yamaha expira al completar el primer tercio del campeonato, las cosas se han precipitado y parece imposible que no se produzca ningún anuncio entre el Gran Premio de Estados Unidos, que se celebra este fin de semana en Austin, y el de Jerez, programado para el próximo día 23. 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Pilotos Valentino Rossi , Jorge Lorenzo , Casey Stoner , Maverick Viñales
Equipos Yamaha Factory Racing , Ducati Team
Tipo de artículo Noticias de última hora