Márquez y el misterio de la moto #2

El español planeó una estrategia conservadora en la primera parte de la carrera y al ataque en la segunda, cuando se subió a la moto con la que más cómodo se sentía.

Termas de Río Hondo.- En el cambio de moto se decidió la historia en Termas de Río Hondo. Marc Márquez y Valentino Rossi rodaban en cabeza cuando entraron a realizar el cambio de moto en la misma vuelta, la 10, y separados por menos de una décima. Y en el primer paso por meta después de la operación, el español ya le sacaba al italiano 2,8 segundos.

Cuando se reincorporó a la pista, Márquez lo hizo como un tiro. Encadenó seis vueltas de vértigo, todas ellas por debajo de 1m 41 segundos, y dejó tirado a Rossi, que tras el paso por el pit lane no pudo seguir el ritmo de su rival en ningún momento.

El desenlace fue sorprendente si atendemos a cómo había transcurrido la primera parte de la prueba, pero el equipo del catalán tenía indicios de que las cosas podían ir por allí. De hecho, así se planeó a partir de las sensaciones del chico de Cervera con sus dos motos, la uno y la dos. 

“Marc se había sentido mucho más cómodo con la moto uno durante todo el fin de semana. Por eso decidimos que comenzara  la carrera con la dos para que después, cuando teóricamente se tenía que decidir, llevara la que mejores sensaciones le transmitía”, aseguró Santi Hernández, jefe de mecánicos de Márquez, a Movistar Televisión.

Recuperar en la frenada

“La moto se le movía, pero cuando se siente a gusto puede arriesgar un poco más y tratar de recuperar frenando y saliendo de las curvas todo lo que pierde en aceleración”, puntualiza uno de los miembros de su escudería. 

A la hora de buscar los motivos que explicarían esas sensaciones distintas, ni el piloto ni el responsable del box terminaron de encontrar una explicación clara. “Hay que analizar todos los datos y tratar de encontrar la razón. La diferencia radicaba en el ‘feeling’ al entrar en las curvas”, añadía Hernández.

En cinco días, tanto Márquez como el resto de la parrilla volverá a subirse a la moto en Austin, donde el panorama puede ser algo distinto. En Argentina, los problemas de adherencia generalizados minimizaron y camuflaron las carencias de la RC213V, especialmente en aquello relativo a la aceleración.

“En Estados Unidos será otra historia. Allí sufriremos más, sobre todo por la última curva y la recta de meta, que termina en alto, y por la recta de atrás”, zanja uno de los miembros del equipo. 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Evento GP de Argentina
Pista Autodromo Termas de Rio Hondo
Pilotos Marc Marquez
Equipos Repsol Honda Team
Tipo de artículo Noticias de última hora