MotoGP
18 oct.
-
20 oct.
Evento finalizado
25 oct.
-
27 oct.
Evento finalizado
01 nov.
-
03 nov.
Evento finalizado
15 nov.
-
17 nov.
Evento finalizado

'El futuro llegó', por Martín Urruty

compartidos
comentarios
'El futuro llegó', por Martín Urruty
Por:
21 oct. 2019 12:40

Mientras Marc Márquez ya festeja su campeonato, detrás Fabio Quartararo comienza a figurar como una gran amenaza para el español y como la estrella de Yamaha.

Marc Márquez rompió un maleficio en Japón. Y no sólo porque finalmente obtuvo su primera pole position en Motegi. El ya campeón de MotoGP quería cruzar la meta en la carrera siguiente a su prematura coronación, algo que jamás había logrado.

Lo torturaba el recuerdo de los Grandes Premios siguientes a cada una de sus anteriores consagraciones tempranas: título en Japón 2014, rodada en Australia; corona en Motegi 2016, caída también en Phillip Island; campeonato en Japón 2018, abandono en Oceanía luego del brutal topetazo de Johann Zarco que le rompió la Honda.

El séxtuple campeón de la categoría mayor del motociclismo mundial quebró la nefasta seguidilla a su modo: ganó de principio a fin -de hecho lideró cada vuelta en la línea de sentencia más allá del efímero momento en que Fabio Quartararo estuvo adelante- y su décima victoria en 16 fechas le permitió a Honda asegurarse el certamen de constructores tres fechas antes del cierre de año, un halago previsible en un torneo en el que cada marca anota puntos sólo con su moto mejor ubicada en cada carrera. Y Márquez, se recuerda, más allá de sus diez triunfos, aportó cinco segundos lugares.

Marc Márquez, Repsol Honda Team

Marc Márquez, Repsol Honda Team

El siguiente objetivo colectivo, el título de equipos que completaría la pomposamente rotulada Triple Corona, un torneo para el que anotan las dos motos de cada escudería, representa un desafío más importante porque Ducati lidera con 17 puntos de ventaja y Honda suma casi siempre sólo con Márquez. Si la escuadra del Ala lo consigue, la casa de Borgo Panigale sufrirá una afrenta: su dupla habrá sido derrotada por el que a estas alturas es un equipo de una sola moto.

Andrea Dovizioso, tercero en Motegi, está cerca de consagrarse como subcampeón por tercer año consecutivo. Otra vez, el italiano quedará como el mejor del resto en el conteo final, algo que podía resultar previsible a comienzos de temporada, aunque si se enfocan las últimas fechas Fabio Quartararo emerge como el rival que más ha inquietado a Márquez.

El francés terminó adelante de Dovizioso en tres de las últimas cuatro carreras, un lapso en el que ha sido también el mejor piloto de Yamaha. Ya superó a Valentino Rossi en el campeonato y está a 13 puntos de Maverick Viñales y como parte del cuarteto de pilotos que pelea por el tercer lugar en el Mundial. Y todo en su primer año en la elite, a la que fue promocionado súbitamente cuando se creó la formación satélite de Yamaha que reemplazó en ese rol al equipo de Hervé Poncharal.

Fabio Quartararo, Petronas Yamaha SRT

Fabio Quartararo, Petronas Yamaha SRT

El segundo lugar en Japón, su sexto podio en 2019, trajo añadida la anticipada consagración de Quartararo como Novato del Año, una puja en la que doblegó sin dificultad a Joan Mir, Francesco Bagnaia y Miguel Oliveira.

El francés de ascendencia siciliana igualó la media docena de podios en su primer año obtenida por Jorge Lorenzo en 2008. Sólo dos recién iniciados lograron más podios en su primera temporada en la era de MotoGP: Márquez consiguió 16 en 2013 y Dani Pedrosa había subido a ocho en 2006. Los tres españoles, Márquez, Pedrosa y Lorenzo, entraron al Mundial con una moto oficial. Quartararo, en cambio, lo hizo con una máquina de antigua especificación que fue actualizada según pasaban las carreras y el piloto de Niza mostraba sus credenciales.

Los antecedentes muestran que una Yamaha es la mejor moto con la que puede encontrarse un novato en la división de 1.000 cc. Y Zarco, que volverá a competir en las últimas tres pruebas del año pero con la Honda 2018 de Takaaki Nakagami, lo sabe perfectamente después de su pesadilla en KTM.

También lee:

Sin embargo, más allá de la cómoda montura, Quartararo sobresale ganándoles a los otros pilotos de la casa de los diapasones -incluido Rossi, su ídolo de la niñez con edad para ser su padre y al que hace años un día esperó afuera del motorhome para tomarse una foto- y llegando a incomodar a Márquez, como lo hizo en Misano (lideró 24 de las 27 vueltas) y Tailandia (encabezó el pelotón en 25 de los 26 giros).

En las dos ocasiones, Márquez lo superó en la última vuelta. Aunque en Motegi no pudo mantenerse tan cerca del ocho veces campeón, Quartararo fue más rápido que Marc en 13 de las 24 vueltas y obligó al español a mantener un ritmo que terminó dejando seco su tanque de combustible: la Honda se quedó sin nafta no bien cruzó la meta y Márquez llegó al parque cerrado empujado por el malasio Hafizh Syahrin.

Quartararo, que comenzó el año como el cuarto piloto de Yamaha porque incluso hasta Franco Morbidelli encaró su segundo año en MotoGP y primero con la marca al mando de una M1 con mejor material de fábrica, fue escalando rápidamente en la consideración.

En su estreno, en Qatar, largaba desde el quinto lugar cuando la moto se le paró en la grilla y debió partir desde boxes. La pole en Jerez de la Frontera, inicio del periplo europeo, le sirvió para arrebatarle un récord de juventud a Márquez. En aquella carrera marchaba segundo detrás del campeón cuando se rompió una nimia pieza del sistema de cambios y tuvo que abandonar. Fue su segundo cero. Los otros dos fueron cuando rodó en Alemania -había padecido una subluxación luego de un latigazo en las prácticas- y cuando se cayó en la primera curva de Silverstone al cortar ante el derrape de Álex Rins. Después de Gran Bretaña, encadenó tres segundos puestos y un quinto lugar.

Mientras Márquez se preocupa por mantener en el cierre del año las extraordinarias prestaciones alcanzadas en una de sus mejores temporadas, Quartararo muestra cada vez más a menudo que puede incomodarlo. Y eso, aunque no cuente demasiado para los días que le quedan a 2019, tres Grandes Premios, merece ser apuntado para un futuro que se atisba promisorio y que parece haber llegado.

Segundo clasificado Fabio Quartararo, Petronas Yamaha SRT

Segundo clasificado Fabio Quartararo, Petronas Yamaha SRT

Artículo siguiente
Viñales: He dado el 100%, queda en manos de Yamaha mejorar"

Artículo previo

Viñales: He dado el 100%, queda en manos de Yamaha mejorar"

Artículo siguiente

Rossi y Hamilton buscan fecha para intercambiar vehículos

Rossi y Hamilton buscan fecha para intercambiar vehículos
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos MotoGP
Evento GP de Japón
Subevento Race
Autor Martín Urruty