Pol Espargaró: "No podemos pensar en 2022 sin solucionar los problemas actuales"

Pol Espargaró considera imprescindible que Honda resuelva los problemas de falta de tracción antes de pensar en diseñar la moto de la próxima temporada.

Pol Espargaró: "No podemos pensar en 2022 sin solucionar los problemas actuales"

En su primer año como miembro del equipo Repsol Honda, Espargaró se ha llevado un puñetazo de realidad que no vio venir durante los test de invierno, en los que fue uno de los pilotos más destacados, no solo por los datos reflejados por las pantallas de tiempos, sino también en opinión de sus compañeros de pista.

Sin embargo, bien fuera por las circunstancias que desnaturalizaron la pretemporada, concentrada en seis jornadas de test en Qatar, o por cualquier otro factor, la solvencia demostrada por el menor de los hermanos de Granollers (Barcelona) en aquellos entrenamientos no tuvo continuidad cuando el Mundial echó a rodar.

De hecho, el mejor resultado del #44 hasta el momento es la octava posición que logró precisamente en su estreno en HRC, en Losail, y en Le Mans, una carrera alterada por la lluvia y marcada por la acumulación de caídas –hubo hasta seis abandonos–.

Mientras trata de adaptarse a la fórmula de trabajo de Honda, muy distinta a la filosofía que seguía KTM, el fabricante japonés trabaja en enderezar un prototipo que se quedó estancado cuando Marc Márquez, su brújula, se lesionó en la primera cita de 2020, en Jerez.

Los nueve meses que el corredor de Cervera (Lleida) estuvo alejado de los circuitos, más las secuelas físicas que todavía arrastra y que le impidieron desarrollar la RC213, provocaron un frenado en la evolución de la moto que Honda lleva meses tratando de solucionar.

También lee:

Si bien es cierto que el #93 ganó en Sachsenring, tanto él como los responsables de su escudería explicaron aquella machada a partir de la singularidad del trazado y lo tremendamente bien que se le ha dado siempre al multicampeón –suma 10 triunfos consecutivos, los siete últimos, en MotoGP–.

Para Espargaró, que ocupa la 12ª posición en la clasificación general, con 41 puntos en su casillero y a 115 del líder, Fabio Quartararo, es imprescindible que Honda resuelva esa falta de tracción en el modelo actual, antes de comenzar a pensar en diseñar el de 2022.

“No creo que podamos empezar a trabajar en el próximo año si no solucionamos antes los problemas actuales. Las mejoras futuras empiezan por las mejoras del presente, de ahora. Hay que entender qué nos está pasando, por qué nos está pasando y cómo solucionarlo. No se puede hacer una moto de cero sin antes poner remedio a los problemas que tenemos”, declara Polyccio a Motorsport.com.

Si algo juega a favor de Honda es la desaparición de las limitaciones (congelación de motores) que se introdujeron a principios de 2020, como medida de choque ante el impacto que tuvo la COVID-19. Eso ofrecerá al constructor del ala dorada libertad total de intervención en la moto de 2022.

"Seguro que Honda está trabajando en las motos nuevas, y puede tener 50 caminos diferentes de trabajo. Pero eso no quiere decir que esas motos vayan a funcionar", prosigue el #44.

"Si somos capaces de darle la vuelta a la situación, la moto del año que viene será la que toca y funcionará desde el primer día, sin tener que estar luchando hasta final de temporada como nos ha pasado este año", remachó Espargaró, que la semana pasada rodó en Montmeló con una superdeportiva, y que esta semana (martes) hará lo mismo en Portimao.

 
compartidos
comentarios
Pedrosa vuelve al MotoGP como wildcard con KTM en Austria
Artículo previo

Pedrosa vuelve al MotoGP como wildcard con KTM en Austria

Artículo siguiente

MotoGP cancela su carrera 2021 en Tailandia

MotoGP cancela su carrera 2021 en Tailandia
Mostrar comentarios