Rabat pasó por el quirófano y es seria duda para el test de Australia

El piloto español Tito Rabat, quien sufrió una aparatosa caída durante la segunda jornada de test oficial de MotoGP en Sepang, pasó este miércoles por el quirófano y es seria dura para las pruebas de Phillip Island.

Tito Rabat sufrió una fea caída durante la segunda jornada de entrenamientos oficiales de pretemporada en el trazado de Sepang el martes, de la que fue atendido en un hospital de Putrajaya, cercado al circuito.

La misma noche el piloto, junto a su ‘coach’ personal, Julián Simón, regresó a Barcelona para ser examinado por los médicos de confianza de Rabat, quienes el mismo miércoles decidieron intervenirle de las diferentes lesiones producidas en el Hospital Universitario Dexeus de Barcelona.

Xavier Mir, Jefe de la Unidad de Cirugía y Microcirugía de las Extremidades Superiores de la Dexeus, y jefe de traumatología del mundial de MotoGP, e Ignacio Ginebreda, Jefe de la Unidad de Cirugía de las Extremidades Inferiores, fueron los encargados de afrontar la intervención, que fue todo un éxito.

 

Rabat estuvo dos horas en el quirófano, donde se le practicaron diversas intervenciones:

Limpieza quirúrgica y cierre de una laceración severa con pérdida de tejido en la rodilla izquierda. Un escáner reveló que el tendón del quadriceps estaba dañado pero no roto. 

Inserción de tornillos para estabilizar la fractura distal del radio en la mano derecha.

Inserción de una placa y tornillos para estabilizar una pequeña fractura en el quinto metacarpo de la mano derecha.

Inmovilización del pie derecho debido a una fractura en la falange distal.

El tratamiento será evaluado en 48 horas, mientras que el piloto deberá permanecer ingresado cuatro días con administración de antibióticos por vía intravenosa para combatir posibles infecciones.

Rabar se someterá el lunes a más exámenes médicos, y después decidirán junto a los doctores el programa de rehabilitación a seguir.

En un comunicado del equipo Marc VDS de MotoGP, el director del equipo, Michael Bartholemy, analizaba esta nueva lesión del piloto barcelonés.

“La buena noticia es que la operación a la que se sometió Tito ha sido un éxito. Y es obvio que la mala noticia es la larga lista de lesiones que se produjo en la caída de Sepang. La lesión en la rodilla es el mayor problema, porque la herida estaba abierta y el riesgo de infección es alto, por eso tendrá que permanecer en el hospital durante el fin de semana”, explicó.

“El lunes, tras pasar más exámenes, tendremos una idea más clara de cuanto durara su rehabilitación y tener una idea real de su posible fecha de regreso a la acción”, dijo.

Sin embargo, el responsable del equipo Marc VDS es consciente de las ganas de Rabat de volver al trabajo en un inicio de temporada que será clave para el piloto.

“Conocemos bien a Tito y seguramente estará en la cama del hospital mirando vuelos para el test Phillip Island, pero él también debe ser realista. No tiene ningún sentido que regrese hasta que no esté suficientemente recuperado, porque no hay motos más exigentes físicamente para un piloto que una MotoGP”, dijo Bartholemy templando un poco las ganas del piloto de volver a la acción.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Evento Pruebas enero en Sepang
Pista Sepang International Circuit
Pilotos Tito Rabat
Tipo de artículo Noticias de última hora