Suzuki apunta a tener un equipo satélite en 2019

Después de que el fiasco de 2017 pusiera freno a cualquier proyecto al margen de la escudería oficial, Suzuki confía en cerrar al comienzo de este curso su equipo satélite para 2019.

A mediados de 2016, con Maverick Viñales como punta de lanza del constructor de Hamamatsu y peleando por subirse el podio muy a menudo, Davide Brivio confirmaba las ventajas que podía suponer el colocar dos motos más en parrilla en 2018.

Que haya cuatro prototipos en vez de dos multiplica las posibilidades de adquisición de datos y también las vías de exploración en términos de desarrollo.

Sin embargo, cuando aquel proyecto debía terminar de cerrarse durante el curso pasado, Suzuki erró el tiro y se equivocó de motor, circunstancia que condicionó el rendimiento de la GSX-RR, y les hizo la vida de lo más difícil a su nueva pareja de pilotos: el mejor resultado fue el cuarto puesto de Andrea Iannone en Japón, donde Alex Rins terminó el quinto.

La nefasta campaña pasada hipotecó los recursos del constructor y paralizó la puesta en marcha del equipo satélite, que sin embargo ahora vuelve a arrancar.

Las buenas sensaciones de Iannone y Rins con la nueva moto en las pruebas que se han llevado a cabo este invierno permiten que Davide Brivio, el director de la estructura, sea muy optimista y crea que las opciones de poder ofrecer a un tercero esas otras dos Suzuki, son muy altas con vistas a 2019.

De hecho, Brivio ya ha mantenido contactos con varios de los equipos satélites interesados en hacerse con esas dos unidades. A la espera de que Tech 3 formalice un acuerdo que parece cerrado con KTM tras anunciar su separación de Yamaha a finales de 2018, habrá que ver quién se queda con esas M1. En ese sentido, tanto Avintia como el Team Angel Nieto ya han dejado claro que están interesados en ellas.

Al mismo tiempo, Marc VDS también debe concretar su suministrador con vistas a 2019 puesto que su vínculo con Honda expira el próximo 31 de diciembre. La voluntad de la formación belga es la de firmar un contrato a largo plazo, y allí es donde Suzuki puede encajar perfectamente.

“Nuestro objetivo es llevar adelante el proyecto del equipo satélite en 2019. La cuestión pasa por encontrar los recursos necesarios dentro de nuestra propia estructura. Pero no tenemos mucho tiempo, hay que tomar la decisión en pocos meses, creo que con vistas al comienzo del Mundial”, explica Brivio durante una charla con Motorsport.com.

“Soy bastante optimista, mucho más que el año pasado. Ese escudería satélite nos ayudaría mucho en la evolución de la moto porque nos permitiría recopilar muchos más datos y seguir vías de desarrollo distintas”, añade el ejecutivo.

“Lo que pasa es que hay que saber exactamente qué supone en términos de estructura: recambios, ingenieros y todo lo demás. Tendremos que hacer fichajes, porque de momento todo lo que tenemos se lo lleva el equipo oficial”, advierte Brivio.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Equipos Team Suzuki MotoGP
Tipo de artículo Noticias
Etiquetas davide brivio, motogp 2018, noticias motogp, suzuki motogp