Rabat: “Muchas veces no entiendes cómo van tan rápido”

Tito Rabat afronta sus primeras vacaciones veraniegas como piloto de MotoGP. El catalán es el 20º en la tabla de puntos, con 18, y tras esta primera parte de Mundial ya sabe cómo se las gastan en la categoría de las motos pesadas.

Rabat, que llegó a principios de año de la mano de Marco VDS, se ha caído más de lo aconsejable y hasta se ha perdido una prueba (Italia), como consecuencia de un accidente en el que se rompió la clavícula. Para alguien como él, que fue campeón del mundo de Moto2 en 2014, verse rodando tan atrás y lejos de los primeros no es algo agradable ni fácil de llevar. Pero al mismo tiempo, el chico es plenamente consciente de que el recorrido que se dibuja delante solo puede dibujar una trayectoria ascendente, y en ello está.

Rabat reconoce que la primera toma de contacto con la categoría no es fácil. Ni por la potencia de las motos, ni por la velocidad que alcanzan ni por quien las conduce. No obstante, pasan los días y todos esos elementos se relativizan. Al final solo queda el componente competitivo.

“Las MotoGP son motos tan especiales, con tanta potencia, que es como empezar de cero. Tanto el equipo como yo hemos sufrido mucho, pero poco a poco estamos avanzando. En Catar apenas podía rodar con el último grupo y ahora ya empiezo a entrar en el grupo del medio”, reconoce el corredor español.

“Muchas veces no entiendes cómo los demás pueden ir tan rápido. Piensas que es porque su moto corre más, pero es todo técnica y detalles que requieren un tiempo de aprendizaje. Las primeras veces que los ves, impresiona, aunque según avanza la temporada te acostumbras. De hecho, ahora ya te da igual que sean Rossi, Dovizioso o Pedrosa, tu objetivo es ir más rápido que ellos”, añade el barcelonés.

Para el #53, si alguien le ha impresionado en este arranque de curso es Marc Márquez, que lidera el campeonato con una moto relativamente igual a la suya. En Assen, bajo la lluvia, rodando detrás de él durante todo el tiempo que pudo, se dio cuenta del camino que le queda por recorrer.

“Me impresionó mucho Marc en Holanda. Intenté pegarme a su rueda, pero cuando entraba en las curvas parecía que no frenaba nunca y cuando salía, no perdía velocidad. A veces alucinas, pero son cosas que no son imposibles de hacer, solo necesitan su tiempo”, que después de tomarse unos días libres volverá a desplazarse a su casa, en Almería, para comenzar a prepararse para la primera parada de la segunda mitad del calendario, en Austria y a mediados de agosto.

 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Pilotos Tito Rabat
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas motogp, rabat, tito rabat