MotoGP
20 sept.
-
22 sept.
Evento finalizado
04 oct.
-
06 oct.
Evento finalizado
18 oct.
-
20 oct.
Evento finalizado
25 oct.
-
27 oct.
Evento finalizado
01 nov.
-
03 nov.
Evento finalizado
15 nov.
-
17 nov.
FP1 en
23 Horas
:
13 Minutos
:
29 Segundos

'Un campeón, dos caminos', por Martín Urruty

compartidos
comentarios
'Un campeón, dos caminos', por Martín Urruty
Por:
23 sept. 2019 15:50

¿Cuál es la clave del éxito de la relación Marc Márquez-Honda? Martín Urruty nos explica cuál es el secreto y que sus rivales no han logrado igualar en la temporada 2019 de MotoGP.

Al resto sólo le quedan dos caminos. No hay más. Uno, más largo y escarpado. El otro, más directo y preciso. Ambos son muy costosos y ninguno asegura rotundamente el éxito. Pero no existen más atajos para derrotar a Marc Márquez en el Campeonato Mundial de MotoGP.

La victoria del español en el Gran Premio de Aragón, octava de su cosecha 2019, quinta en Motorland (cuarta consecutiva), un trazado con sentido de giro antihorario de los que tan bien le saben al campeón, fue de semáforo a bandera sin que mediara el menor sobresalto.

El catalán la anudó como quiso: imponiendo el ritmo desde el comienzo para construir una confortable ventaja sólo en media docena de vueltas y administrando luego esa renta sin perder jamás la concentración.

Podría haber ganado con mayor ventaja, apabullando como lo hizo este año en la Argentina, pero decidió que una media que oscilara entre cinco y seis segundos era suficiente. Que la distancia en la línea de meta haya sido algo menor se debió, simplemente, a que soltó el acelerador temprano e inició el festejó de su 78° triunfo mundialista, 52° en la elite de la cilindrada mayor.

Accidente de Marc Márquez, Repsol Honda Team

Accidente de Marc Márquez, Repsol Honda Team

Visto lo visto en casi siete años, 122 carreras con 61 pole positions -¡el 50%!-, 90 podios -¡el 73,7%!- y seis títulos (necesita sumar dos de los próximos 125 puntos para asegurárselo), la competencia de Márquez sólo tiene un par de opciones para ganarle y cualquiera de ellas requiere la inversión de varios millones de euros: disponer de cuanto haga falta en dinero, recursos y tiempo hasta poder crear una súper máquina que venza a la combinación Márquez-Honda, el piloto más talentoso y completo que haya irrumpido en este siglo con uno de los mayores fabricantes de motocicletas del mundo; u ofrecerle a Marc los millones que pida para que deje el equipo con el que siempre ha corrido en MotoGP y se decida a domar otra montura.

También lee:

Si nadie se anima a encarar con absoluta determinación alguno de esos rumbos, Márquez ganará cuantas carreras y títulos se proponga. Porque, además, ya está visto que el joven no se distrae. Nada lo sacó de eje: ni su fulgurante ascenso de novato a campeón en 2013, ni haber pasado de ocupar una habitación en la casa paterna a la independencia y el lujo, ni la fama, los millones y más títulos, ni las tentaciones que acarrean.

Ningún sendero, se ha dicho, será un lecho de rosas para quien se anime a transitarlo. El dispendio no asegura la supremacía técnica sino que permite acceder a más recursos que luego deben ser destinados correctamente siguiendo un proceso aceitado de diseño, creación, pruebas y perfeccionamiento en constante evolución, en el que una decisión equivocada puede hacer que no se alcancen las metas o se pierda el rumbo.

Marc Marquez, Repsol Honda Team al iniico

Marc Marquez, Repsol Honda Team al iniico

Mucho dinero no garantiza una moto vencedora y las restricciones reglamentarias -electrónica, neumáticos, cantidad anual de motores, etc.- pensadas para mejorar la competición son otro impedimento. Para recorrer la otra ruta, destinando los euros a la contratación del súper piloto que sepa disimular las falencias del desarrollo técnico, hay que encontrar alguna grieta en su equipo actual por la cual entrar: insatisfacciones, inconformismo o relaciones resquebrajadas. Y nada de eso parece existir ahora en el campamento del número 93.

Uno y otro son conscientes de su situación. El piloto de Cervera sabe que la casa del Ala le debe buena parte de sus triunfos y títulos. Marc aportó el 80% de las victorias (52 de las 65) que Honda ha obtenido desde 2013 hasta la fecha y todos los campeonatos. Un vistazo a las posiciones finales de cada temporada consagratoria permite descubrir cómo Márquez fue volviéndose más importante que la moto que lleva.

También lee:

En su primer año en la elite, el siguiente piloto de Honda (Dani Pedrosa) terminó tercero. En 2014 (también Pedrosa), fue cuarto. Dos años después, Dani acabó sexto. En 2017, el ahora probador de KTM resultó cuarto. El año pasado, Cal Crutchlow acabó séptimo y este año marcha noveno.

Si bien la marca más ganadora de la historia es lo suficientemente atractiva para cualquier corredor, nadie quiere hoy tener a Márquez como compañero en Honda. Sus prestaciones le marcaron en buena parte a Pedrosa el camino del adiós y empujan ahora hacia lo desconocido a Jorge Lorenzo, quíntuple campeón mundial, tricampeón de MotoGP, y el único que hasta hoy ha podido ganarle un título. Honda necesita construir una moto que pueda ser conducida con similar prestación por otros pilotos porque de otra forma su dependencia del heptacampeón es absoluta.

Jorge Lorenzo, Repsol Honda Team

Jorge Lorenzo, Repsol Honda Team

Sin esquivar jamás el punto, Crutchlow aseguró en Aragón que Márquez sería capaz de subir al podio aunque condujera una Aprilia o una KTM. La casa austríaca cuenta con dinero suficiente para tentar al español pero eventulamente no lo hará hasta tener un prototipo con reales opciones de pelear por podios. Mientras tanto, dirige su presupuesto al progreso técnico.

El campeón más joven de la historia ha resultado ser una versión mejorada de Casey Stoner, el único monarca con Ducati y que supo cómo domar la Desmosedici a la que nadie más en su tiempo le sacó tanto rendimiento. El australiano dejó Borgo Panigale cuando sintió que no era valorado adecuadamente y pasó a Honda.

También lee:

Años antes, Valentino Rossi se había ido de Honda cansado de que le adjudicaran a la máquina japonesa el mérito por sus triunfos. Esa no parece ser la situación actual de Márquez, que tampoco tiene al dinero como objetivo primordial a la hora de firmar contratos. El único incentivo que hoy podría impulsar al campeón a un cambio, una vez que a fines de 2020 concluya su actual convenio, es el desafío de ganar todo con otro constructor pero de momento no existe ni siquiera algún indicio de que eso vaya a suceder.

Mientras tanto, que los ingenieros rivales continúen aguzando el ingenio y reclamando más dinero a las fábricas por si el primer camino es el único habilitado al tránsito.

Marc Márquez, Repsol Honda Team

Marc Márquez, Repsol Honda Team

Artículo siguiente
Márquez, más líder que nunca

Artículo previo

Márquez, más líder que nunca

Artículo siguiente

GALERÍA: las mejores imágenes del GP de Aragón

GALERÍA: las mejores imágenes del GP de Aragón
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos MotoGP
Evento GP de Aragón
Subevento Race
Autor Martín Urruty