Viñales: “A Rossi hay que saberle llevar”

El español insiste en considerar al italiano una alianza que puede agilizarle su entrada en Yamaha. “Puede ser de gran ayuda”, asegura Maverick.

A la hora de analizar el camino que ha decidido tomar Maverick Viñales a partir del año que viene, existen dos posibles lecturas: o que el chico se convertirá en el mejor aliado de Valentino Rossi y evitará entrometerse en su camino hacia cualesquiera que sean sus objetivos, o tratarle como un rival más e intentar superarle cada vez que salga a la pista.

A tenor del buen rollo y los cables que se echan mutuamente en las cronometradas, lo más lógico sería pensar que el joven de Roses, a sus 21 años y con todo el futuro por delante, optará por la primera vía, a la espera de que el #46 decida colgar el mono, para en ese momento coger la batuta de la estructura como indiscutible número uno.

Sin embargo, ese no es el discurso de Viñales, que según ha repetido desde que Yamaha anunció su incorporación con vistas a 2017, ha argumentado que la decisión de abandonar Suzuki sólo respondía a sus deseos de poder disputar el título desde el primer momento.

“Para mí fue una decisión muy dura dejar Suzuki, pero al final opté por una moto que me permitirá luchar por el Mundial mucho más rápido”, insistió el español en la presentación del Gran Premio de Catalunya de este fin de semana.

Acto seguido se le preguntó al corredor sobre qué relación cree que mantendrá con Rossi. “A Rossi hay que saber llevarle, creo que puede ser de gran ayuda”, soltó Viñales para sorpresa de los asistentes, a quienes seguramente les vino a la mente inmediatamente Jorge Lorenzo.

Suzuki llega a Montmeló, donde el año pasado copó las dos primeras posiciones de la parrilla, por más que tanto Aleix Espargaró (pole) como Mack, sacaron partido de los neumáticos extrablandos. A día de hoy, la GSX-RR ha cambiado mucho, y hay quien incluso la sitúa por delante de la Honda en términos de rendimiento. Eso es algo que el catalán no tiene ni mucho menos tan claro, después de que el prototipo acumule un solo podio (Le Mans) tras las seis primeras paradas del calendario.

La semana pasada, la escudería realizó un test en Valencia, donde puso a prueba distintos chasis y también jugó con la electrónica. La evolución sigue, pero el panorama a estas alturas no tiene nada que ver con el de 2015.

“El año pasado fue muy duro porque teníamos que evolucionar la moto. Y todavía nos queda mucho trabajo por delante porque en entrenamientos, a una vuelta va bien, pero durante la carrera es otra cosa”, zanjó Viñales.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Pilotos Maverick Viñales
Equipos Yamaha Factory Racing
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas Maverick Viñales, maverick viñales yamaha, rossi maverick, valentino rossi