Viñales: "Las primeras carreras decidirán mi futuro con Suzuki"

Maverick Viñales, piloto de Suzuki, se ha establecido como una de las estrellas en ascenso dentro del paddock del MotoGP. El español dialogó con Oriol Puigdemont sobre su progreso hasta el momento en la categoría y qué podría esperarle el futuro.

Esta ha sido la pretemporada de Maverick Viñales (Girona, 1995), el piloto más joven de MotoGP y, probablemente, el diamante en bruto más preciado de la categoría. En esta charla con Motorsport.com en la oficina de Suzuki instalada en el paddock del circuito de Losail, Viñales desprende una tranquilidad inusual en un chico de 21 años que en 2015 fue elegido mejor novato y que en su segundo invierno ha dejado a la mayoría con la boca abierta.

¿A qué se debe que esta pretemporada le haya ido tan bien?

"Sí que ha ido bien, de menos a más, el balance es muy bueno. En Malasia fue complicado básicamente por la electrónica. Suzuki no había dado ninguna vuelta con ella. Fue un lío. En Phillip Island terminamos primeros y aquí, terceros. Estoy mucho más motivado que el año pasado".

Suzuki ha puesto a su disposición dos chasis, el de 2015 y el nuevo. ¿Por qué ha preferido el primero y en cambio su compañero ha escogido el nuevo?

"Yo me siento más cómodo con el de 2015. La diferencia es que con él puedo trazar por donde quiero e incluso si me voy un poco largo, me permite corregir. Eso es muy importante sobre todo en las carreras".

¿Existe la posibilidad de que corra con el nuevo en algún circuito?

"Sí, claro, en absoluto lo descartamos. Puede que aquí en Qatar el nuevo no vaya bien, pero luego, en Austin o Le Mans, lo recuperemos porque se adapte mejor a ese perfil".

Superado su primer Mundial en MotoGP, ¿qué Maverick se va a encontrar la gente?

"Tengo mucha más experiencia. Conozco las pistas y la moto, conozco el tipo de conducción que requiere esta categoría. Será importante la regularidad, terminar entre los seis primeros. Creo que con el nuevo motor y el cambio seamless [sin costuras] podemos dar un salto significativo".

¿Qué tal le ha ido con el nuevo cambio?

"Realmente hay diferencia, pero aún hay que ponerlo más a punto, así que ya veremos si lo tenemos disponible para este primer gran premio".

¿Y qué espera de usted a nivel personal?

"Tengo que emplear toda esa experiencia para mejorar los puntos débiles. En eso me centré este invierno, en completar lo que detecté que me faltaba, tanto en la vertiente física como en la mental, y también encima de la moto. Este año debo ser mucho más agresivo, especialmente en las primeras vueltas. De todas formas no creo que eso sea un problema si salgo delante porque siempre me he considerado un piloto de carreras. Es allí donde me crezco, como ya se vio en Moto2".

¿Puede especificar un poco en qué ha trabajado?

"Pues en entender la electrónica, por ejemplo. El año pasado me costaba un poco saber dónde teníamos que aplicar más o menos control de tracción, más o menos potencia. Ahora eso ya sale solo. Y el control del gas, que es de lo más importante. No es como muchos pueden pensar, abrir el acelerador y dejar que la electrónica lo haga todo. Tienes que ser muy suave y buscar la máxima aceleración sin que la moto patine pero llevándola al límite".

¿Atraviesa el mejor momento de su carrera?

"Cada día me siento más preparado. Aunque parezca una obviedad, que la moto funcione ayuda mucho. Entonces todo sale fácil. Por eso hay que intentar que en sitios como Malasia las cosas nos salgan como en Australia. Puede que en vez de estar primero o segundo, estando quinto o sexto".

Si tuviera que dibujar la línea de progresión de un piloto estándar a lo largo de su carrera, ¿en qué punto se colocaría ahora?

"Me queda mucho por aprender. Por ejemplo, todavía no he hecho ninguna carrera estando delante. Aprendes más una vez allí que en varios años perdido entre el pelotón. Es otra historia, el nivel es mucho más alto, los errores penalizan mucho más y la presión se multiplica. Lo importante es que nuestra progresión siga una línea ascendente".

¿Suzuki recurre a sus datos para ayudar a su compañero?

"Sinceramente, no hemos hablado de ello, pero no creo que sea inteligente esconderle información a tu compañero de equipo. Yo cojo cosas de Aleix y él de mi. Si un circuito tiene 12 o 16 curvas, seguramente habrá alguna que él hará mejor que yo o viceversa. Así que te fijas y tratas de sacarle provecho".

¿Dónde se ve en dos o tres temporadas?

"Me veo peleando por el Mundial, sea con Suzuki o con la marca que sea. Ese es el objetivo que me he marcado desde que subí a MotoGP".

¿Cree que Suzuki puede ofrecerle la posibilidad de conseguir su objetivo?

"Tanto Suzuki como yo, cuando nos encontramos sabíamos que el proyecto era muy joven. Mi futuro lo decidirán estas cinco o seis primeras carreras. Si realmente veo que tengo nivel para estar delante pero la moto no me lo permite, comenzaré a pensar en qué camino tomar. Lo inteligente a día de hoy es olvidarme de eso y centrarme en esos primeros grandes premios y tomármelos como si fueran los últimos".

¿Qué se le transmitió a usted cuando fichó por esta marca?

"Se me dijo que el objetivo era llegar a pelear por el Mundial, sino no hubiera subido a MotoGP".

Cuando repasa las carreras por televisión, ¿se ve lejos de lo que hacen Lorenzo, Rossi o Márquez?

"Si estuviera en esa situación creo que podría estar con ellos. Me ocurrió en Moto2: de terminar cuarto aquí, en Qatar, pasé a liderar una carrera y lo supe hacer. Lo llevo haciendo desde que soy pequeño, así que no creo me pillara por sorpresa. Lo que sí me costaría un poco más es mantener una lucha cerrada y larga".

¿Trata de imitarles en algo?

"Claro que sí, en la frenada, en ver alguna línea de trazada distinta, en el paso por curva. Me fijo en aquello que ellos hacen mejor que yo para mejorar. Pero lo que más me impresiona de ellos es la cantidad de tiempo que llevan en MotoGP. El año pasado fue un poco complicado para mí, porque estaba acostumbrado a ganar. Verte el décimo u el undécimo y ver que no puedes, pues no es nada fácil y te desmotiva. Pero después lo analizas y te das cuenta de que Rossi lleva la tira de tiempo aquí, Jorge y Dani, pues lo mismo. Incluso para Marc, esta será su cuarta temporada. Y la moto tiene mucho que ver. Cuando la tienes en su sitio todo se alinea y puedes dar el 100%".

¿Cómo le ha afectado el paso de Bridgestone a Michelin?

"Pues la verdad es que yo, con el neumático blando me siento muy cómodo y puedo hacer lo que quiero con la moto. Con el duro me caí en Phillip Island, pero también es verdad que estaba rodando muy fuerte. Las sensaciones que tengo con los Michelin son muy buenas, me transmiten mucha confianza. Al final, si aprietas al máximo es porque te sientes seguro".

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Pilotos Maverick Viñales
Equipos Team Suzuki MotoGP
Tipo de artículo Entrevista