Viñales está ante la oportunidad de hacer historia en MotoGP

Ningún piloto en la historia de MotoGP ha logrado lo que Maverick Viñales tiene al alcance de su mano: ganar una carrera de gran premio con tres marcas diferentes.

Viñales está ante la oportunidad de hacer historia en MotoGP
Cargar reproductor de audio

Después de lograr su primer podio con Aprilia en Assen, un tercer puesto, y repetir en Silverstone hace dos semanas, subiendo al segundo escalón del cajón, Maverick Viñales tiene entre ceja y ceja ganar su primera carrera al manillar de la máquina de Noale, y más concretamente, tiene fijada la carrera de este fin de semana, en el Red Bull Ring, como el escenario ideal para conseguirlo.

"Ganar en Austria sería un sueño para mí. Me emociono y todo. Serían muchas horas de trabajo, mucho sufrimiento, cumpliendo un objetivo. Tengo una cuenta pendiente con ese circuito, tengo muchas ganas", dijo el corredor español en un reciente reportaje emitido en DAZN de España.

El objetivo de Maverick, realista visto lo conseguido en las últimas carreras, colocaría al español en las páginas de la historia, ya que de lograrlo se convertiría en el primer piloto en anotarse la victoria con tres marcas diferentes en MotoGP: Suzuki, Yamaha y Aprilia.

Otros pilotos, en la historia de la clase reina, lo lograron, mientras que algunas leyendas de la talla de Valentino Rossi o Jorge Lorenzo, pese a correr en tres marcas diferentes, no pudieron conseguirlo.

La primera y única victoria de Viñales al manillar de una Suzuki se produjo el 4 de septiembre de 2016 en Silverstone, fue su único triunfo con la marca de Hamamatsu, con la que debutó en la clase reina en el año anterior.

Con su llegada a Yamaha en 2017, empezaron a producirse las victorias con mayor asiduidad, la primera el día del debut, en Qatar de aquel año, repitiendo en Argentina, en la siguiente carrera, y Le Mans ese mismo curso. Hasta ocho carreras ganó Maverick al manillar de la M1, con la que logró su último triunfo el pasado año, nuevamente en Qatar. 

Tras unos primeros meses complicados de adaptación a la Aprilia, Viñales vuelve a ser el piloto competitivo capaz de ganar carreras y ya nadie duda de que es cuestión de tiempo que añada a su palmarés un triunfo, que sería histórico.

También lee:

Cuatro precedentes

Hasta ahora, en MotoGP nadie ha conseguido ganar con tres marcas diferentes, pero durante los 74 años de historia de los grandes premios, sí ha habido hasta cuatro pilotos que lo han logrado en la clase reina.

El primer piloto que lo logró fue el legendario Mike Hailwood, que en 1961 ganó la carrera de 500cc de la Isla de Man con una Norton. Ese mismo año, al manillar de una MV Agusta ganó en Monza. En 1966 Mike the Bike fichó por Honda, con la que logró ganar hasta ocho grandes premios en dos años, sin lograr el británico la corona mundial para la fábrica japonesa.

El segundo piloto en conseguirlo fue otro mítico, Randy Mamola, que pese a no lograr nunca la corona de campeón, sí fue capaz de ganar para tres marcas diferentes. En 1980 sumó la primera de sus cinco victorias con Suzuki; en 1984 se fue a Honda, con la que ganó cuatro carreras más, antes de llegar a Yamaha en 1986 y sumar otros cuatro triunfos. Mamola estuvo muy cerca de ser el primer y único piloto en ganar con cuatro marcas diferentes, al subir al podio del GP de Bélgica (3º) de 1988 al manillar de una Cagiva.

El siguiente en la lista es otra de las súper estrellas históricas del campeonato, Eddie Lawson, quien tras correr seis años para Yamaha entre 1983 y 1988, logrando 26 victorias y tres campeonatos, se fue a Honda en 1989 pagar ganar cuatro carreras y añadir una nueva corona de 500 a su palmarés. Antes de retirarse, en 1992, logró un triunfo para Cagiva, el tercer constructor diferente con el que lo lograba.

El más reciente e inesperado en este selecto club de ganadores con tres marcas diferentes fue el italiano Loris Capirossi, que logró nueve victorias en la clase reina y lo hizo con tres marcas distintas. En 1996 dio el salto a 500cc con Yamaha y ganó en Australia. Tras regresar a 250cc, volvió a la carga en 2000 logrando una sorprendente victoria en el Gran Premio de Italia de 500cc al manillar de una Honda privada del equipo Pons Racing. El mejor momento en la carrera de Capirossi fue con la llegada de Ducati a MotoGP, en 2003, logrando siete triunfos para la casa de Borgo Panigale. Como Mamola, Capirossi estuvo cerca de ganar con cuatro marcas diferentes, al subir al tercer escalón del podio con Suzuki en el Gran Premio de la República Checa de 2008.

Mike Hailwood, MV Agusta
Mike Hailwood, MV Agusta
1/4

Foto de: MV Agusta

Randy Mamola
Randy Mamola
2/4

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

Eddie Lawson, Yamaha
Eddie Lawson, Yamaha
3/4

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

Loris Capirossi, Ducati Team
Loris Capirossi, Ducati Team
4/4

Foto de: Gold and Goose / Motorsport Images

compartidos
comentarios
Rossi recuerda uno de sus peores accidentes: tenía miedo
Artículo previo

Rossi recuerda uno de sus peores accidentes: tenía miedo

Artículo siguiente

Quartararo: usé la rabia de Silverstone como energía positiva

Quartararo: usé la rabia de Silverstone como energía positiva