Wilco Zeelenberg, el cazatalentos de Yamaha

A Wilco Zeelenberg se le ha acumulado el trabajo. Al margen de sus funciones como analista de pista de Jorge Lorenzo, el expiloto se encarga desde el año pasado de rastrear a los jóvenes talentos emergentes y acercarse a ellos.

La iniciativa la puso en marcha Yamaha la temporada pasada al comprobar las carencias que tenía en ese sentido al compararse con Honda, que además de disponer de motos en Moto3 y equipar con sus propulsores a todas las Moto2, también tiene su propia fórmula de promoción en Asia, la Talent Cup, bajo la batuta de Alberto Puig.

"Lo que hago es acercarme a los chicos, ver cómo trabajan, cómo se entrenan y cómo se comportan. Y hablar con ellos por si necesitan algo, mantener el contacto. A esas edades es muy importante que sepan que marcas como Yamaha les observan", afirma Zeelenberg a Motorsport.com.

Si Honda tiene un imperio, Yamaha cuenta a día de hoy con el prototipo que cualquier corredor de MotoGP ansía. Ese es su principal reclamo. "Nosotros no tenemos motos en Moto3 ni tampoco la presencia que Honda tiene en Moto2. Ese el principal hándicap, por eso el concepto es distinto", prosigue.

"Yo lo veo todo, desde Superbikes a Supersport y demás certámenes. Pero, de cualquier modo, si la M1 sigue siendo tan competitiva, no necesitamos mucho más", argumenta el preparador.

Hace unos días, Yamaha anunció un acuerdo con VR46, la escuela de pilotos de Valentino Rossi, de la que se convirtió en patrocinador y suministrador. Este vínculo se enmarca en esa idea que el constructor de los diapasones puso en marcha con el holandés.

"El proyecto con la academia de Vale supone un complemento perfecto. Puede ayudar en un futuro, pero todavía es demasiado pronto. No veo a ninguno de sus chavales pasando directamente de Moto3 a MotoGP", zanja Zeelenberg.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Equipos Yamaha Factory Racing
Tipo de artículo Entrevista
Etiquetas wilco zeelenberg