Zeelenberg: “La incógnita sobre Viñales está en cómo manejará la presión”

Aunque Yamaha podía pensar que Maverick Viñales no tendría ningún problema para adaptarse a la M1, la rapidez del español ha sorprendido a los que trabajan día a día con él.

Viñales ha sido el más rápido en lo que llevamos de pretemporada. Ya lo fue en Valencia, el día que se subió a su nueva moto por primera vez, y también se fue de las dos tantas de ensayos, en Malasia y Australia, con el mejor tiempo.

El nivel de competitividad del catalán es tremendo a una vuelta, y según los datos que dejó el último ensayo en Phillip Island, se acerca mucho al ritmo de Marc Márquez en las tandas largas.

Llegados a este punto, a las puertas de las últimas tres jornadas de entrenamientos colectivos que se celebrarán a finales de la semana que viene en Qatar, se da por descontado que Viñales está listo para pelear por ganar desde el primer gran premio, de nuevo en Qatar el próximo día 26. Las incógnitas que aún deben desvelarse son esos elementos que son imposibles de replicar en invierno, que aparecen sólo cuando arranca el campeonato y que son decisivos en la mayoría de casos.

“Maverick tiene la velocidad, de eso no hay duda. Ahora hay que ver cómo manejamos otros elementos, como por ejemplo la presión del campeonato. Esa es la incógnita, lo que tenemos que descubrir y en lo que debemos trabajar”, explicaba Wilco Zeelenberg en Phillip Island. 

El expiloto holandés es, junto a Ramón Forcada, el ingeniero de pista del gerundense, uno de los que más autoridad tiene para valorar el nivel de Viñales dado su papel de analista técnico, el mismo cometido que desempeñaba para Jorge Lorenzo.

“Jorge tenía un estilo de pilotaje muy particular, mientras que Maverick es distinto, es un frenador, que se ayuda mucho de su cuerpo. Si hay algo que me gusta de Viñales es que te hace la vida muy fácil en el box porque no duda: te dice qué le va bien y qué, no”, considera Zeelenberg, avalado en este punto por Forcada.

“Es muy importante para nosotros que si algo no va bien, no busque el rodeo. Eso se agradece mucho, porque a veces si empiezas a divagar no avanzas; más bien al contrario ”, afirma el técnico.

Acostumbrado a pelear por títulos con Lorenzo, Forcada no tiene ningún problema en reconocer el objetivo que debe marcarse en ese lado del garaje de Yamaha.

“Maverick sabe muy bien por qué está aquí. Se preocupa de todos los detalles y tiene muy claro qué ha venido a hacer aquí. No hay palmeros en Yamaha; si te fichan es para ganar”, argumenta el ingeniero.

La incógnita de Argentina

Después de marcar la pauta en Valencia, en Malasia y en Australia, los próximos test, en Qatar, deberían permitirle a Viñales preparar a consciencia la primera parada del calendario, que se celebrará en el mismo circuito de Losail, dos semanas más tarde.

“Seguramente, gracias al test de Qatar Maverick tendrá buen ritmo en la carrera. La incógnita será ver cómo llegará a Argentina, un circuito completamente nuevo para él con la Yamaha. Allí no habrá tanto tiempo para prepararse y habrá que estar listo. Pero no tengo ninguna duda de que lo hará bien”, remacha Zeelenberg.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Pilotos Maverick Viñales
Equipos Yamaha Factory Racing
Tipo de artículo Noticias de última hora
Etiquetas Maverick Viñales, motogp, motogp yamaha, vinales, yamaha