Chase Elliott tras su abandono: "Tengo que hacer un mejor trabajo"

Un verano de por si malo, empeoró para Chase Elliott el lunes en el Pocono Raceway, luego de que recibió un fuerte golpe en su intento de alcanzar un sitio en el Chase de la Copa Sprint.

Elliott, de 20 años de edad, hijo de Bill Elliott, está en su primera temporada como piloto del equipo Hendrick Motorsports Chevrole, al mando del bólido 24, siendo su mejor lugar un sexto sitio.

Tras alcanzar el puesto 33 este lunes en la Pennsylvania 400, Elliott ha terminado 31 o peor en cuatro de sus últimas cinco carreras.

En esta ocasión, Elliott tuvo un percance con el también novato Ryan Blaney en la pista antes de quedar atrapados más tarde en la vuelta 106 de 138 en un incidente con Joey Logano que lo envió al garaje.

"No tenía la intención de poner a nadie en un mal lugar. Tuvimos un mal desempeño y yo estaba tratando de mejorar mi sitio. Sentía que estábamos cayendo y perdiendo demasiados puntos ", dijo Elliott.

"Obviamente, no funcionó y este es un momento oportuno para pensar las cosas y hacer un poco mejor las cosas en lo que resta del campeonato", agregó el joven volante. "Tengo todavía opciones de meterme al Chase y en la medida en que mejore mi desempeño, podré aspirar a hacerlo".

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series NASCAR Cup
Evento Pocono II
Pista Pocono Raceway
Pilotos Chase Elliott
Equipos Front Row Motorsports
Tipo de artículo Noticias de última hora