Daniel Suárez considera que logró sus objetivos en el test

Daniel Suárez terminó con un balance positivo sus primeros dos días al mando del bólido con el que debutará en la Monster Energy NASCAR Cup.

Fue increíble tener esta prueba. No puedo imaginarme llegar a Daytona por primera vez en un coche de Cup”, dijo Suárez el miércoles después de una atareada tarde en la que realizó 152 vueltas en el Toyota No. 19 de Joe Gibbs Racing.

El novato Erik Jones completó la mayor cantidad de vueltas en la sesión (166). Kyle Larson registró la velocidad promedio más rápida en la sesión final (134.998 mph).

"Es una gran oportunidad haber realizado algunas vueltas y llegar a probar y conocer el coche de Cup y poder conocer al equipo y todo", dijo Suárez, de 25 años. "Puedo decir que fui uno de los pilotos que más beneficios ha tenido".

Originalmente, Matt Kenseth y su equipo del Nº 20 estaban programados como representante de JGR para esta prueba, pero después de la salida abrupta de Carl Edwards de la serie el mes pasado, Suarez fue elevado a su puesto y él y el equipo Nº 19 fueron enviados a la prueba.

"Realmente comparo mis últimas vueltas de hoy en contra de mis primeras vueltas de ayer, hubo sólo una enorme diferencia. Me sentí más cómodo con el coche y con los chicos (en mi equipo). Creo que fue enorme para nosotros", dijo.

"El equipo hizo un trabajo increíble. Intentamos muchas cosas. Lo más importante antes de llegar a Daytona, empezamos a aprender a comunicarnos. Creo que hemos obtenido grandes ganancias en estos dos días”.

La temporada pasada, Suárez se convirtió en el primer piloto mexicano en ganar en una de las tres series nacionales de NASCAR, con su victoria en la Serie Xfinity en Michigan en junio. En noviembre, se convirtió en el primer campeón nacional de NASCAR en la serie nacional, cuando se adjudicó el campeonato de Xfinity.

El paso a un stock car de Cup

Suárez dijo que encontró un par de grandes diferencias entre el coche de la Copa, con su nuevo paquete de reglas de 2017, y el Xfinity que utilizó la temporada pasada.

“La potencia es diferente, por supuesto, y el agarre que tiene el coche – el Xfinity tenía mucho más equilibrio el año pasado", dijo. "La velocidad en las curvas con este coche frente al otro coche es muy diferente. Hay mucho menos downforce. NASCAR quería hacer este coche más difícil de conducir y lo hicieron bien”.

Edwards estuvo cerca de Suárez para ayudarlo ante la petición de su jefe de equipo, Dave Rodgers. Edwards habló extensamente con el mexicano de diversos temas de cara a su preparación para esta primera temporada.

"Él hizo un gran trabajo ayudándome para comunicar todo con el equipo. Carl es un gran piloto, pero en Phoenix, es uno de los mejores", dijo Suárez. "Para mí, tenerlo aquí era muy importante”.

Suárez dijo que el tiempo que pasó trabajando con Rodgers en un escenario de carrera debería ayudarle mucho cuando lleguen a Daytona a finales de este mes.

“Es un gran jefe de equipo. Sabe que tenemos que probar y las cosas correctas a hacer. No estamos aquí para ser los más rápidos", dijo Suárez. "Él tenía un objetivo para esta prueba y logró sus objetivos. Me gusta eso y siento que podemos hacer grandes cosas juntos”.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series NASCAR Cup
Evento Pruebas enero en Phoenix
Pista Phoenix International Raceway
Tipo de artículo Entrevista