Daniel Suárez, el mexicano que rompe las barreras

Con 25 años de edad, el piloto conquista el denominado sueño americano de NASCAR y competirá con el equipo Joe Gibbs Racing. Esta es su historia.

Hace poco más de 10 años Daniel Suárez competía en los karts en el norte de México, lo hacía a lado de otro piloto reconocido, Esteban Gutiérrez, excompetidor de la Fórmula 1. Mientras la estrella de este último deja de brillar en la máxima categoría del automovilismo, la de Dani ha tomado un nuevo resplandor al ser anunciado como piloto de un equipo de punta y de tiempo completo para convertirse en el primer competidor azteca en  hacer esto en la serie principal de NASCAR. 

Suárez, nacido el 7 de enero de 1992, no optó por buscar el sueño de la Fórmula 1. Su familia, sin los recursos económicos para soportar los golpes económicos que representa correr en Europa, optó por un camino más modesto; la categoría Mini Stock, preestelar de la serie NASCAR México, donde compitió en 2008 para, un año después, correr dos fecha de los stock cars en tierras aztecas con tan sólo 17 años de edad. 

Pronto Jimmy Morales, mano derecha de Carlos Slim Domit en el proyecto de Escudería Telmex, vio su potencia y a mediados de la temporada 2010 lo integró a su equipo para iniciar un programa de desarrollo que no sólo tenía como meta convertirlo en un contendiente por el campeonato local, sino llevarlo a lo más grande de NASCAR: la famosa Copa, a lado de pilotos de la talla de Kyle Busch, Dale Earnhardt Jr. o Jimmie Johnson. Fue así como a partir de 2011 iniciaron un programa que mezclaba su participación en la categoría mexicana y en las series regionales de NASCAR en Estados Unidos.

Para 2013, los planes fueron más ambicioso y el originario de Nuevo León compitió en toda la temporada de la NASCAR K&N Pro Series del Este obteniendo un triunfo en Columbus que le sirvió para finalizar octavo del campeonato, esto mientras también mantenía su temporada en NASCAR México. Sus actuaciones le valieron el premio al mejor piloto del programa NASCAR for Diversity.

A partir de ese momento vino un crecimiento importante que culminó con el anuncio de su participación para 2015 de tiempo completo con el equipo de Joe Gibbs Racing en la Xfinity Series, una de las tres categorías nacionales de NASCAR. En su primera campaña logró ocho top 5 y 18 top 10, pero además, destacó con tres poles positions para situarse quinto del campeonato. 

El talento estaba demostrado, pero la victoria, la misma que quita cualquier duda de talento no tardó en llegar y, el 11 de junio de 2016, se impuso en el óvalo de Michigan para convertirse en el primer mexicano en ganar una carrera de una serie nacional de NASCAR. Sus resultados no terminaron ahí y repitió la victoria en Dover, en la ronda del Chase para sumar un tercer triunfo, el más importante, el 19 de noviembre en Homestead, Miami, para asegurar el campeonato y convertirse en el primer no estadounidense en obtener un título de una de las tres series mayores de la organización norteamericana de stock cars. 

Ahora, Suárez quiere incrementar esa historia convirtiéndose en el primer mexicano en ganar una fecha de la ahora conocida como Monster Energy NASCAR Cup, la máxima división de NASCAR. 

 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series NASCAR Cup
Pilotos Daniel Suarez
Tipo de artículo Noticias de última hora