Pese a un futuro incierto, Kahne triunfó en Indianápolis

A pesar de ser el piloto con menos reflectores del equipo Hendrick Motorsports, Kasey Kahne tuvo la fortuna de su lado y sumó una valiosa victoria personal en Indianápolis.

Desde que Hendrick Motorsports se expandió a tres coches, y luego cuatro, siempre ha habido un piloto más desprotegido. En cualquier otro equipo, ese corredor podría ser el piloto estrella. Pero cuando se está rodeado por astros como Jeff Gordon o Jimmie Johnson, ganar una carrera no es suficiente para sentirse aceptado en esa fraternidad de élite.

Eso lo sabe Kasey Kahne, conductor del auto Chevy No. 5 de Hendrick Motorsports.

"Te sientes como si estuvieras en tu propio pequeño negocio, tu pequeña isla, tratando de hacer lo mejor que puedas", dijo Kahne.

Y eso es lo que Kahne hizo el domingo en Indianapolis Motor Speedway. Cuando se disputada la reanudación final, Kahne superó a Brad Keselowski por la ventaja y la victoria en una pista donde siempre había soñado con llegar primero a la bandera a cuadros.

"Las cosas no funcionan demasiado a menudo para nosotros", dijo Kahne. "Así que fue genial ganar. Fue genial llegar al frente y ser capaz de cerrar, llegar en frente de Keselowski, ganar la carrera en el Brickyard en Indianápolis. Fue increíble.

 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series NASCAR Cup
Evento Indianápolis
Pista Indianapolis Motor Speedway
Pilotos Kasey Kahne
Equipos Hendrick Motorsports
Tipo de artículo Comentario
Etiquetas hendrick motorsports, indianapolis, kasey kahne, nascar