Las mejores historias de 2018
Tema

Las mejores historias de 2018

Las mejores historias de 2018, #8: Furniture Row cierra sus puertas

compartidos
comentarios
Las mejores historias de 2018, #8: Furniture Row cierra sus puertas
Por:
Traducido por: Luis Ramírez
25 dic. 2018 11:53

Motorsport.com continúa con su conteo anual y en esta ocasión hablamos de la gloria y tragedia de Furniture Row en NASCAR.

Kenny Wallace
Joe Nemechek
Regan Smith, Furniture Row Racing Chevrolet
2017 champion Martin Truex Jr., Furniture Row Racing Toyota
2017 champion Martin Truex Jr., Furniture Row Racing Toyota
2017 champion Martin Truex Jr., Furniture Row Racing Toyota
Martin Truex JR., driver of the #78 Bass Pro Shops / 5-hour ENERGY Toyota talks to the media during media day
Martin Truex Jr., Furniture Row Racing, Toyota Camry Bass Pro Shops/5-hour ENERGY
Martin Truex Jr., Furniture Row Racing, Toyota Camry Bass Pro Shops/5-hour ENERGY
Martin Truex Jr., Furniture Row Racing, Toyota Camry Bass Pro Shops/5-hour ENERGY
Martin Truex Jr., Furniture Row Racing, Toyota Camry Bass Pro Shops/5-hour ENERGY, Cole Pearn

Furniture Row Racing fue una anomalía en el mundo moderno de NASCAR, ya que se convirtió en un contendiente en la parte superior con una operación de un automóvil en la parrilla en poco más de una década.

La aventura de Barney Visser comenzó en Dover en 2005, terminando en un tranquilo número 34 con Kenny Wallace al volante. Furniture Row, la compañía de Visser, fue el único equipo corriendo con un Chevrolet Monte Carlo.

En 2008, ganaron su primera pole con Joe Nemechek en Talladega, pero no fue hasta 2011 que su arduo trabajo y dedicación dieron frutos.

Con Regan Smith como su piloto comenzaron el año con su primer top 10 como organización, ubicándose en el séptimo lugar en las 500 Millas de Daytona. Pero con solo diez carreras en la temporada, una apuesta por mantenerse al margen se convirtió en la sorpresa del año. Carl Edwards estaba acosando a Smith en las dos últimas vueltas, pero no logró encontrar una manera de evitarlo, lo que permitió que el No. 78 lograra una victoria importante en la Southern 500.

Pero no volverían a ganar hasta el 2015, cuando el nuevo piloto Martin Truex Jr. obtuvo una impresionante victoria en Pocono en junio.

Desde ese punto en adelante, no hubo vuelta atrás. Truex llegó a la gran final del campeonato ese año, quedando cuarto en la clasificación. Ganaría cuatro carreras más en 2016, solo perdiendo una oportunidad por el título debido a un desafortunado fallo de motor en la carrera de otoño de Talladega.

También lee:

El ascenso y la caída de Furniture Row

En 2017 no hubo forma de detenerlos. El equipo, que formó una alianza técnica con Joe Gibbs Racing y TRD el año anterior, ganó ocho carreras en la temporada en su camino al campeonato sobre Kyle Busch. Pero a mitad de la temporada 2018, cuando intentaban defender su corona, las noticias impactantes sacudieron el mundo de NASCAR. Furniture Row Racing cesaría sus operaciones al final de la temporada.

Ante la incapacidad de encontrar fondos adecuados para la temporada 2019, esta moderna historia de éxito de NASCAR estaba a punto de terminar casi tan abruptamente como comenzó.

La situación planteó algunas preguntas incómodas sobre el estado actual del deporte en el que los campeones defensores, que aún estaban ganando múltiples carreras, no pudieran continuar financiando la operación para competir en la Copa con un solo automóvil. Se enfrentaron cara a cara con los equipos más grandes de NASCAR y los vencieron, pero solo un año después de ser coronados campeones tenían que cerrar sus puertas.

Sin embargo, su adiós no fue silencioso, ya que Truex ganó otras cuatro carreras y se abrió camino, una vez más, hasta la final. Pero, por desgracia, quedó a una posición de lograr un nuevo campeonato en un final emocionante.

"Voy a extrañar a estos muchachos", dijo después del final. "Ojalá pudiéramos haberlo ganado. No sé qué más decir. Estos tipos han sido increíbles. Me han hecho una superestrella en NASCAR. Estoy muy agradecido por todos ellos”.

También lee:

El fin de una era

FRR se ha ido, después de haber corrido su última carrera. Truex y el jefe de equipo, Cole Pearn, se mudarán a JGR en 2019 con un nuevo equipo que está comprando su carta. Pero la pregunta sigue siendo, ¿por qué uno de los mejores equipos de NASCAR no pudo continuar? Dos divisiones más bajas en la Serie de Camionetas, el recién coronado campeón Brett Moffitt perdió su asiento porque Hattori Racing necesitaba un piloto que trajera más fondos al equipo para 2019.

Entonces, ¿cuál es el problema y cómo se soluciona? No presumiré saber la respuesta, pero la pregunta aún debe hacerse. ¿Es este el comienzo de una tendencia, o una anomalía?

Independientemente de la respuesta o la solución, no hay duda de que FRR demostró lo que podría lograrse con las personas adecuadas que quieren llegar a la cima. ¿Y veremos a otro equipo como este ascender de nuevo? Si es así, ¿quién será el próximo? Tal vez el Front Row Motorsports respaldado por Ford o incluso Leavine Family Racing, que ahora tiene una alianza técnica con JGR y TRD. Sólo el tiempo dirá.

También lee:

Artículo siguiente
Las mejores historias de 2018, #11: Danica se despide tras su última Indy 500

Artículo previo

Las mejores historias de 2018, #11: Danica se despide tras su última Indy 500

Artículo siguiente

Personajes Latinos 2018: Daniel Suárez y su desafiante temporada en NASCAR Cup

Personajes Latinos 2018: Daniel Suárez y su desafiante temporada en NASCAR Cup
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos NASCAR Cup
Pilotos Martin Truex Jr.
Equipos Furniture Row Racing
Autor Nick DeGroot