Rodin FZED, el equivalente a un F1 que las personas pueden comprar

Mucha gente sueña con conducir un coche de Fórmula 1, pero pocos en este mundo tienen la suerte de experimentar la emoción de ponerse al volante de los purasangres más rápidos del deporte motor.

Rodin FZED, el equivalente a un F1 que las personas pueden comprar

Por supuesto, si tienes unos ingresos importantes, puedes comprar un coche de F1 de épocas anteriores para utilizarlo en los trackdays o en los eventos históricos, pero ahora hay otra forma de conseguir la experiencia más cercana a la F1 que el dinero puede comprar.

Una empresa neozelandesa poco conocida llamada Rodin Cars, ha producido el arma definitiva para los trackdays. Puede que a muchos les resulte familiar el Lotus T125, pero cuatro años de desarrollo y perfeccionamiento con la ayuda de la campeona de la W Series, Jamie Chadwick, han creado el Rodin FZED.

El lema de la empresa es "no hay nada igual" y es justo decir que ese calificativo es bastante acertado. Todo comenzó cuando un empresario australiano, David Dicker, compró cinco chasis de Lotus T125, tras ver el potencial del proyecto fallido en 2016.

Con sede cerca de Christchurch (Nueva Zelanda), su equipo se puso a desarrollar el coche, sustituyendo un sinfín de componentes por piezas de titanio impresas en 3D a medida, desde tornillos hasta el volante, lo que ha permitido reducir 40 kg de su peso original de 650 kg.

El chasis, ahora más ligero, está ligado a un motor V8 Cosworth de 3,8 litros que produce 675 CV y una relación peso/potencia que avergüenza a cualquier bestia de circuito.

En manos de Liam Lawson, piloto neozelandés de Fórmula 2 de 19 años, el FZED fue casi 1,5s más rápido que un Dallara GP2 de la generación anterior en el circuito de Rodin, de 44 segundos de duración, en sus modernas instalaciones de South Island.

Liam Lawson, Rodin Cars FZED

Liam Lawson, Rodin Cars FZED

Photo by: Rodin Cars

Lawson, protegido de Red Bull F1, que ha estado vinculado al proyecto desde que tenía 14 años, probó recientemente el coche en Donington Park, la ubicación de la nueva sede europea de Rodin.

"Esto es lo más parecido [a conducir un coche de F1] y creo que es incluso más rápido que un coche de F2", dijo Lawson a Motorsport.com.

Pero si las palabras de Lawson infunden miedo a algún aspirante a piloto, también tiene algunas palabras tranquilizadoras. Aunque al coche no le falta potencia y es capaz de marcar tiempos por vuelta, su conducción es intuitiva y gratificante para un principiante.

"Cuando conduces un coche de F2, tienes que hacer todo un procedimiento antes de empezar a empujar", dijo.

"El calentamiento de los frenos y de los neumáticos tiene que ser correcto antes de poder empujar, y si no estás al nivel es una experiencia horrible”.

“Pero en este coche, sales con los neumáticos fríos y en cuanto consigues algo de temperatura es fácil llevarlo al límite. Cuando llegas al límite, es manejable”.

"No es un coche difícil de conducir. Creo que se podría comparar con un coche de F1 de 2010 con un poco menos de potencia. Eso es lo que se siente y lo que parece”.

"Muchos de los coches que son tan rápidos, tienes que construirlos y a menudo cuando los conduces lentamente son difíciles de llevar, pero en este coche, en cuanto coges la temperatura de los frenos es fácil y puedes ir a toda velocidad”.

“Sufrí un par de derrapes en una de las curvas”.

Liam Lawson, Rodin Cars FZED

Liam Lawson, Rodin Cars FZED

Photo by: Rodin Cars

Por supuesto, toda esta diversión, lujo y velocidad tiene un coste. El FZED está dirigido a los más ricos, que pueden desembolsar 600.000 libras esterlinas, aunque ese es un precio comparable al de coche de carreras GT3 de última especificación.

Ese precio no incluye recambios ni extras, pero sí incluye un curso de formación de dos días y medio en las instalaciones y la pista de pruebas de Rodin en Nueva Zelanda con el entrenador de pilotos Mark Williamson.

"Obviamente es una experiencia cara, pero merece la pena si puedes hacerlo porque no hay ninguna experiencia igual", añadió Lawson.

"Puedes dar hot laps en coches GT, pero no es nada comparado con algo así".

También lee:

Los clientes no podrán conducir el coche ellos mismos, pero Rodin organizará el alquiler de la pista y un equipo profesional de automovilismo de alto nivel para conducir el FZED.

Lamentablemente, el FZED no puede competir, ya que no está homologado por la FIA, aunque si crece el interés por las carreras, Rodin está dispuesto a estudiar la posibilidad de convertir el FZED en un coche de competición.

Pero, por ahora, seguirá siendo el arma definitiva equivalente a la F1 para los días privados en pista.

compartidos
comentarios
Montoya considera que Verstappen no fue inteligente contra Hamilton

Artículo previo

Montoya considera que Verstappen no fue inteligente contra Hamilton

Artículo siguiente

F1 advierte que no permitirá otro show como el de Horner y Wolff

F1 advierte que no permitirá otro show como el de Horner y Wolff
Mostrar comentarios