Roborace, cuando la ficción alcanza a la realidad

27,051 Vistas

Motorsport.com se dio a la tarea de resolver algunas preguntas sobre la inteligencia artificial y como esto tomará un papel relevante para Roborace.

Roborace está preparado para convertirse en el primer campeonato para vehículos autónomos, o con pilotos de inteligencia artificial como la organización prefiere nombrarlos. Las competencias se llevarán a cabo en las pistas callejeras que actualmente forman parte del calendario de la Fórmula E.

Hasta ahora, Roborace ha construido tres Devbots, los prototipos de los modelos finales, y pronto espera tener tres Robocars disponibles. La compañía tiene como objetivo construir una plataforma para mostrar la tecnología autónoma y ver hasta dónde puede avanzar.

Roborace tiene una aproximación similar a lo que la Fórmula E hace actualmente con los coches eléctricos, un campo donde la tecnología de los vehículos de producción se está desarrollando, sin embargo, los dos campeonatos difieren entre sí en el enfoque. En Roborace, el desarrollo del software será clave mientras que en la Fórmula E se pueden hacer algunas modificaciones al hardware.

"Roborace es el futuro de la tecnología conectada y autónoma que estará en los coches de producción en tres, cinco o diez años, dependiendo de los horizontes", explicó Bryn Balcombe, director técnico de Roborace, a Motorsport.com.

"Estamos usando el deporte motor como un acelerador de toda esa tecnología, hacer lo que el deporte motor hacía en el pasado y en cierta medida ahora. Estamos desarrollando tecnología relevante para las calles”.

Roborace display

Photo by: Roborace

El software reemplaza al piloto 

Sin un piloto físico, el éxito en la pista en Roborace de un equipo se reduce principalmente a los desarrolladores de software. Ellos tendrán la información de los múltiples sensores del coche, radares y cámaras que alimentarán el cerebro (software) que al final será el que tome las decisiones.

El hardware, como el tren de potencia, la aerodinámica, el chasis y los neumáticos, es igual para cada equipo. El Robocar siempre hará uso de los mejores equipos disponibles en el mercado, donde el precio no parece ser un problema.

"Tienes los ojos, los oídos y el cerebro", dijo Balcombe. "Tal vez un gran cerebro, pero eso es irrelevante si no tienes la inteligencia de usar esos sensores y poder de procesamiento para tomar las decisiones. Y eso es lo que hacen los equipos, de modo que el terreno intermedio es también donde nosotros queremos avanzar en cuanto a la tecnología”.

"Siempre usaremos los mejores sensores y la mejor computadora e integraremos eso con nuestros socios como lo hemos hecho con Nvidia en este momento. No tenemos que esperar hasta que el punto de precio de los sensores o la computadora esté a nivel de fabricación de volumen. Por lo tanto, estaremos siempre por delante de la industria automotriz de las calles”.

Roborace in the pits

Photo by: Sam Bloxham / LAT Images

Los pilotos de inteligencia artificial son las estrellas del futuro

Cuando la labor central del equipo es centrarse en el desarrollo del piloto de inteligencia artificial, la cuestión sigue siendo en cómo hacer que una competencia con tecnología de punta, y sin pilotos físicos, sea atractiva. Balcombe no está preocupado porque las decisiones pueden ser comunicadas con el público en tiempo real.

"Los pilotos de inteligencia artificial son realmente los personajes y las estrellas del futuro", explicó el directivo. "Siempre habrá un piloto (artificial) dentro del coche, responsable de la percepción, el razonamiento y la acción2.

"¿Debo adelantar a este auto o no, debo ir por dentro, el otro coche responderá de la manera que espero que responda? ¿Cuál es la oportunidad de perder el ápice de la curva o cuáles son las posibilidades de que se cierre y tengamos un contacto? Todo eso es el razonamiento del piloto y eso es algo que podemos llevar al público a través del software.

"Así que, podemos interrogar al piloto en tiempo real pidiéndole que publique lo que cree que es el estado del medio ambiente, qué riesgos cree que está tomando, lo que ve que están haciendo los otros pilotos. Podemos comunicarlo en tiempo real al público”.

Roborace display

Photo by: James Holland

Nivel cinco de autonomía

Todavía no se ha determinado exactamente cómo se verá la competencia. Es posible que los autos estén en la pista compitiendo uno al lado del otro, como se ve en la mayoría de los otros campeonatos, pero Balcombe consideró que el desarrollo de la tecnología podría requerir diferentes desafíos y dominios operacionales.

Pero la tecnología necesita avanzar primero. Está claro que el Robocar de hoy no podría replicar el fenomenal desempeño de Max Verstappen visto en el Gran Premio de Brasil 2016 cuando el piloto de Red Bull sabía exactamente qué líneas de trayectoria proporcionaban la mejor adherencia en pista.

"Hemos visto lo que debe ser una competencia autónoma de nivel cinco", dijo. "La industria está avanzando hacia una autonomía de nivel cinco. La única diferencia entre el nivel cuatro y el cinco es la cantidad de dominios en los que se puede operar, lo que significa que debe ser capaz de correr por la noche, en diferentes tipos de circuitos y bajo diferentes condiciones climáticas”.

“Hacen falta otros obstáculos que existen en la pista, por ejemplo, si se logra una optimización de tiempo de vuelta, como la mayoría de las categorías dentro del deporte motor, lo cual reduce la energía y los neumáticos. Esto no es particularmente relevante para la carretera en términos de desarrollo tecnológico”.

“Por lo tanto, nos estamos centrado en cosas que pueden ser de relevancia para la producción de coches como el tráfico. Si existen otros obstáculos dinámicos en la pista, lo hace mucho más difícil para un piloto”.

“Tomemos por ejemplo Le Mans, que puede ser más difícil que la Fórmula 1 cuando hablamos de tráfico porque existen diferentes competidores con diferentes tipos de velocidad. Esa es otra habilidad que tiene un piloto”.

Roborace car on track

Photo by: Zak Mauger / LAT Images

Participantes potenciales

Mientras que se han exhibido los Devbots y los Robocars en las pistas de la Fórmula E, Roborace ha generado el interés de hasta 200 empresas que buscan el concepto de un campeonato de carreras autónomo con el objetivo de avanzar en el campo de la tecnología.

La lista de participantes potenciales incluye una mezcla muy diversa de fabricantes de automóviles, proveedores de movilidad, equipos de carreras, universidades y plataformas de investigación.

La primera competencia tendrá lugar en el inicio de la cuarta temporada de la Fórmula E en diciembre. 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series Roborace
Tipo de artículo Artículo especial
Etiquetas devbot, formula e, inteligencia artificial, robocare