Una jornada de test con Dunlop: 2.500 neumáticos y un circuito en el sur de Europa

El fabricante de neumáticos ha completado más de 10.000 kilómetros de pruebas para preparar sus nuevas gomas para la temporada 2017. El objetivo: rodar hasta la extenuación.

MotorlandAragon (Alcañiz).- El frío asfalto de MotorlandAragon despierta a las 7.30, cuando los primeros miembros de Dunlop llegan al circuito para preparar una semana de test que tiene como objetivo ultimar los detalles de sus gomas para la temporada 2017 de resistencia.

Ingenieros, directivos, mecánicos y diseñadores son los encargados de que los 16 equipos (21 coches de WEC, ELMS y VLN) puedan salir a pista. La filosofía de la marca de Birmingham no es solamente suministrar neumáticos, sino trabajar codo con codo con sus socios para que coche y rueda sean uno y los equipos no pasen el límite con sus configuraciones.

Para ello, desplazaron a Alcañiz (España) 2.500 neumáticos, "de los que solo usaremos unos 1.000", según Paul Bryant, jefe de logística. El trazado aragonés es "perfecto" para los test ya que "es el circuito europeo que reúne características más parecidas a Le Mans: curvas de media velocidad, curvas de agarre, exigencia al neumático", según apunta Sebastien Montet, jefe de tecnología en Dunlop Motorsport.

Signatech, Oreca
Signatech, Oreca

Foto: Dunlop

La configuración del circuito es de 4,929 kilómetros con una larga recta de atrás de más de un kilómetro. Esta opción fue elegida para probar la velocidad punta y la frenada de los nuevos LMP2 y por la exigencia de la parte intermedia en cuanto a curvas de media velocidad, pero no se suele utilizar en competición. 

Dunlop utilizó estos días para probar sus últimas especificaciones tanto para los LMP2 (cuya parrilla en el WEC estará al completo calzada con gomas de la marca británica) como para el Aston Martin de la categoría GTE Pro, con el que ganaron el campeonato en 2016. 

La marca ha preparado tres especificaciones diferentes en seco para cada categoría, más los neumáticos de lluvia e intermedios de cada una de ellas. Para ello ha completado más de 10.000 kilómetros de test durante todo el proceso de desarrollo, que comenzó en 2015 cuando la FIA aprobó la normativa para 2017. La prueba definitiva será el 1 y 2 de abril en el Prólogo del WEC en Monza, para entonces ya tendrán que estar homologados (la fecha límite es mediados de marzo). 

Un test "negociado"

Entre 30 y 50 personas se encargan de los neumáticos en un día de test como el de MotorlandAragon. Los ingenieros de pista trabajan junto a los equipos para entender mejor el comportamiento de estos y buscar la última décima de rendimiento; los mecánicos de Dunlop se encargan de limpiar, calentar y preparar las gomas antes y después de cada sesión; los ingenieros de la marca analizan desde el camión-oficina todos los datos recogidos en pista y los responsables de Dunlop Motorsport gestionan a su equipo para que nada pase desapercibido. 

Para cada uno de los test, los ingenieros de Dunlop ofrecen a los equipos un dossier de todas y cada una de las partes del circuito (y de la configuración del mismo que hayan elegido), al que ha tenido acceso Motorsport.com, para que los pilotos tengan claro dónde está cada uno de los desniveles, pianos y baches del trazado (imagen inferior).

Hoja informativa test Dunlop
Hoja informativa test Dunlop

Foto: Dunlop 

Jean Felix Bazelin, jefe de operaciones de Dunlop Motorsport, asegura en declaraciones a Motorsport.com que el plan de pruebas es pactado con los equipos previamente: "Es una negociación entre nosotros y los equipos, pero generalmente tienen el mismo objetivo que nosotros: preparar la temporada. Sabemos que quieren conocer sus coches y ellos saben que queremos validar nuestros productos".

Así, durante toda la semana los 16 equipos completaron tanto tandas largas y simulaciones de carrera con múltiples relevos con el mismo neumático como vueltas rápidas. "Es el momento ideal, porque en un fin de semana de carrera quieres sumar puntos y no tienes tiempo de pensar en cada configuración o tipo de neumático", subraya Bazelin.

Cuando el sol se va poniendo en el circuito turolense, los mecánicos de Dunlop desllantan las gomas después de limpiarlas y quitarles los restos de virutas que se pegan en su superficie. Las vuelven a colocar en la llanta y les meten presión en una máquina especial hasta los 1,8 bares (los equipos pueden bajarla en función de sus intereses incluso hasta 1,2). El equilibrado viene después y el último paso es colocar las nuevas pegatinas amarillas que lucen brillantes a la luz de los focos. Ya es de noche y mañana vuelta a empezar.

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series WEC , ELMS , VLN
Evento Pruebas en Aragón Marzo
Pista Motorland Aragon
Equipos G-Drive Racing , TDS Racing , Jota Sport , DC Racing , Signatech , Rebellion Racing
Tipo de artículo Artículo especial
Etiquetas dunlop, dunlop elms, dunlop test, dunlop vln, dunlop wec, lmp2 2017, lmp2 dunlop, lmp2 wec, oreca lmp2, wec 2017