Toyota admite dudas sobre su fiabilidad de cara a Le Mans

Toyota reconoció su preocupación por la confiabilidad de su nuevo coche en el Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA antes de las 24 Horas de Le Mans del próximo mes.

Toyota admite dudas sobre su fiabilidad de cara a Le Mans

Esto se produce después de que los dos hipercoches GR010 Hybrid Le Mans del fabricante japonés sufrieran problemas en la ronda del WEC del pasado domingo en Monza.

El #7, compartido por Kamui Kobayashi, Mike Conway y José María López, perdió un minuto por un problema electrónico que obligó a Kobayashi a detener el coche en la pista para reiniciar sus sistemas.

El GR010 #8 de Sébastien Buemi, Kazuki Nakajima y Brendon Hartley perdió casi una hora con un problema en el sistema de combustible y también requirió una nueva esquina delantera en el camino hacia el último lugar, 43 vueltas detrás de su coche hermano.

El director técnico de Toyota Gazoo Racing Europe, Pascal Vasselon, admitió que el equipo sabe que "tiene algo de trabajo que hacer" antes de la jornada de pruebas oficiales de Le Mans, que tendrá lugar la semana anterior a la ronda de doble puntuación del WEC, los días 21 y 22 de agosto.

"Sí, estamos preocupados, pero de alguna manera es lo habitual para un equipo de carreras", dijo. "Tenemos que llegar al fondo de los dos problemas".

Vasselon explicó que Toyota se centrará en poner a prueba su equipamiento de aquí a Le Mans.

También lee:

"Tenemos que entender realmente lo que ha sucedido, y luego generar las condiciones que se sospecha que son las críticas en la plataforma", dijo.

Descartó programar pruebas adicionales: la única puesta en pista prevista para los GR010 de aquí a Le Mans es el tradicional shakedown de Toyota previo a la carrera en Spa, que tendrá lugar a principios de agosto.

"Hemos hecho 30.000 km con el coche; no puedes decir que vas a organizar un test y que (el problema) va a ocurrir", indicó.

Vasselon describió el problema en el #7 como un "fallo de la unidad de control que necesitaba un reinicio global".

Kobayashi recibió un mensaje de error en el tablero, se detuvo a un lado de la pista y siguió los procedimientos prescritos para reiniciar los sistemas del coche antes de continuar sin problemas.

Toyota no entendió del todo el problema del número 8 inmediatamente después de la carrera de Monza.

Vasselon lo calificó como "esencialmente un problema del sistema de combustible que no está exactamente claro", y agregó: "No sabemos cuál es la causa, no ha sido un problema eléctrico".

El coche fue llevado inicialmente a su garaje durante aproximadamente cuatro minutos mientras Toyota trataba de entender el problema y posteriormente se cambió todo el sistema de combustible con la pérdida de algo menos de 50 minutos.

Vasselon admitió que la esquina delantera derecha tuvo que ser cambiada en el #8 porque la rueda no había sido apretada correctamente cuando el coche estaba en el garaje por primera vez. Lo calificó como un "efecto secundario" que dañó el buje.

Los nuevos Toyota no habían tenido mayores problemas durante las dos primeras rondas de 2021 en Spa y Portimao.

 
compartidos
comentarios

Video relacionado

Así vivió Kobayashi los problemas en el Toyota #7 en Monza
Artículo previo

Así vivió Kobayashi los problemas en el Toyota #7 en Monza

Artículo siguiente

El WEC disputará de día una de sus carreras en Bahréin

El WEC disputará de día una de sus carreras en Bahréin
Mostrar comentarios