El Mundial de Rallycross, con la impronta del Grupo B

Mauricio Gallardo analiza el crecimiento del Mundial de Rallycross luego de su paso por Argentina y compara sus máquinas con los recordados coches del Grupo B del WRC.

El Campeonato Mundial de Rallycross FIA cerró su tercera temporada y sigue consolidando su camino.

La divisional de antiguo éxito en los países escandinavos, transitó su camino como certamen Europeo hasta que la Federación Internacional le dio rango mundial a partir de 2014.

Sus carreras son explosivas y los coches Supercars de 600 HP son las grandes estrellas de cada evento.

Combinando superficie mixta en pequeños circuitos, el RallyCross no decepciona a la hora de generar espectáculo. 

Petter Solberg se sumó en la primera temporada mundialista y fue el primero en vencer a los especialistas, ganando los dos primeros campeonatos del mundo de RX.

El noruego también aportó a la expansión de la categoría con la llegada de una legión de fanáticos que lo siguen desde sus épocas en el WRC.

Para la tercera edición de este certamen que acaba de concluir en Argentina, se sumaron pilotos de renombre como Sébastien Loeb, nueve veces monarca del rally mundial, y también los provenientes del DTM, como Timo Scheider y Mattias Ekstrom, quien finalmente terminó con la supremacía de Solberg al conquistar el título 2016.

Para Ekström, su corona en el RX es la primera a nivel mundial puesto que sus campeonatos en el Turismo Alemán tienen rango nacional.

El siempre marketinero Ken Block fue otro de los que se integró a las filas del RX. Si bien sus resultados nunca fueron brillantes, la enorme popularidad que tiene entre sus fanáticos dio otro empujón al crecimiento del RallyCross.

Mezclando la acción de la pista y el rally, el RallyCross se transformó en una gran apuesta para las transmisiones de TV y también para el público que asiste en vivo, ya que normalmente desde cualquier porción del circuito se puede seguir cada detalle.

Poco a poco muchos fans van descubriendo de qué se trata el RallyCross y más aún con la llegada de talentosos pilotos de fama internacional. 

Independientemente de que los puristas del rally lo miren de reojo, o de que los pisteros aún no se decanten por el RX, la disciplina sigue su marcha y conquista nuevos mercados.

En tiempos de motores híbridos, menor potencia y sonido, el RallyCross rompe ese esquema con impulsores de 600 caballos, que nos recuerdan la impronta de los bestiales Grupo B.

Cada vez son más los países que quieren ser sede de una fecha del RallyCross y eso es una buena señal. 

También es cierto que cuando se tiene la oportunidad de ver uno de sus eventos en vivo, se deja de creer que se trata de un mero show para la TV y la emoción invade.

Seguramente en poco tiempo, el RX se afianzará en más países con sus versiones nacionales, tal como sucede con éxito con el Campeonato Argentino, y eso no hará más que consolidar a la versión global de un certamen que tiene todo el potencial para crecer.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series World Rallycross
Tipo de artículo Comentario