Ogier espera incertidumbre con la llegada de la nueva era híbrida

Sebastien Ogier cree que habrá "más incertidumbre que nunca" en la apertura del Campeonato del Mundo de Rallyes del próximo año, mientras Toyota sufre por la fiabilidad de la nueva maquinaria híbrida.

Ogier espera incertidumbre con la llegada de la nueva era híbrida

El ocho veces campeón del mundo del WRC probó el nuevo GR Yaris de Toyota por primera vez el fin de semana pasado mientras intensificaba sus preparativos para el Rally de Montecarlo, el único evento WRC confirmado de su campaña parcial de 2022 hasta el momento.

Ogier participó en una prueba reprogramada de dos días después de que su test original se pospusiera el mes pasado cuando Elfyn Evans sufrió un accidente que dañó el coche de pruebas.

Si bien Ogier disfrutó de su primer test en un coche de WRC híbrido de Rally1, el piloto de 37 años reconoció que la fiabilidad será un factor clave al comienzo de la temporada a medida que los equipos se adaptan a las nuevas reglas del Rally1 del WRC.

"Creo que en las primeras semanas de la temporada la fiabilidad puede jugar un papel mucho más importante porque estos coches son muy nuevos y vemos que en cada prueba que hacemos se progresa un poco más en ese sentido", dijo Ogier.

"En comparación con la temporada pasada, es muy posible que (la fiabilidad) pueda desempeñar un papel más importante, pero estoy seguro de que el equipo trabajará duro y conseguirá que este coche evolucione en rendimiento y fiabilidad".

"Tenemos que ser sinceros con nosotros mismos de cara a Montecarlo, hay grandes interrogantes para todos y mucha más incertidumbre de la que creo", añadió.

Comparando el GR Yaris con su predecesor, que llevó al francés a conseguir dos títulos mundiales en 2020 y en este 2021, Ogier admite que el coche es un "paso atrás" en términos de rendimiento, pero confía en que el ritmo mejorará a medida que los equipos desarrollen sus coches.

Sébastien Ogier, Julien Ingrassia, Toyota Gazoo Racing WRT Toyota Yaris WRC

Sébastien Ogier, Julien Ingrassia, Toyota Gazoo Racing WRT Toyota Yaris WRC

Photo by: Toyota Racing

Según las reglas de 2022, los Rally1 producirán 500 caballos de potencia cuando el impulso híbrido del motor eléctrico de 100kW se active y se combine con el motor de combustión interna turboalimentado de 1.6 litros.

"Creo que hay que ser sincero, es un paso atrás en términos de rendimiento, los coches ahora son más lentos y pesados ​​y el reglamento técnico crea algo más de limitaciones de muchas formas", dijo el vigente campeón del WRC.

"Pero para mí, lo más importante, siempre será que todos compitan con el mismo material, de esta forma será una competición emocionante", añadió.

"También estoy seguro de que el coche progresará rápidamente y creo que es algo que ya vimos en la última generación de coches del WRC, al principio no eran tan rápidos como ahora a finales de 2021, sobre todo en comparación con 2017 cuando se estrenaron. Realmente creo que habrá el mismo proceso con estos coches".

"Cuando todo el impulso esté ahí, seguro que es divertido. A todos nos gusta sentir la potencia y ha sido genial descubrirla. La verdad es que no está disponible todo el tiempo y, en general, tenemos que ser sinceros, somos más lentos en comparación con el año pasado".

"Creo que todavía quedan algunos avances por hacer y será emocionante ver cómo mejora, pero al final el desafío interesante es adaptarse lo antes posible y progresar más rápido que los demás".

Se espera que Ogier se ponga a volante del GR Yaris de 2022 de nuevo este mes antes de tener otra prueba el próximo mes de enero antes del Rally de Montecarlo que se celebrará del 20 al 23.

También lee:
compartidos
comentarios
Ogier prueba por primera vez el Toyota Yaris WRC Rally1 2022
Artículo previo

Ogier prueba por primera vez el Toyota Yaris WRC Rally1 2022

Artículo siguiente

Sulayem: Dos fabricantes y medio no son suficientes para el WRC

Sulayem: Dos fabricantes y medio no son suficientes para el WRC
Mostrar comentarios