Girolami cree que tiene "un Volvo para ganar"

El piloto argentino Néstor Giralomi, competidor de Polestar Cyan Racing, considera que Monza no fue lo que esperaba pero quedó satisfecho con la competitividad del Volvo.

Néstor Girolami no presentaba una gran sonrisa al caminar por el paddock de Monza al final de la segunda ronda del Campeonato Mundial de Autos Turismo.

Para el piloto de Polestar Racing Cian, el viaje a su país de origen (ya que tiene un pasaporte italiano y tenía invitados a algunos familiares) es una carrera para olvidar.

El primer shock para el piloto argentino llegó en la clasificación donde su Volvo S60 TC1 ha fallado en la frenada en "Roggia" abortando así su intento de la Q3, relegándolo a la quinta posición en la carrera principal.

“Teníamos como equipo el objetivo de acabar más adelante en la clasificación y ganar el MAC3”, dijo Girolami a Motorsport.com. “Por desgracia, cometí un error en mi vuelta en la Q3 y tuve que abortar mi intento. Cuando se tiene que esforzar al máximo se pueden cometer errores y esta vez me pasó. Podría haber sido mejor, pero en general el resultado fue positivo”.

Las cosas no fueron de la manera correcta, incluso en la carrera, como en la primera competencia donde vivió un contacto muy leve, casi imperceptible, que se rompió la suspensión trasera derecha de su coche.

“En la carrera fue realmente una pena porque en la primera carrera tenía la oportunidad de subir al podio e incluso ganar, pero no tuve éxito debido a un problema en la primera chicana que me obligó a retirarme. Me di cuenta de que era algo que se rompió en la suspensión trasera derecha, por lo que regresé a boxes”.

Algo salió mejor en la segunda carrera donde logró el quinto sitio por una diferencia de 0.001 segundos contra el Honda de Norbert Michelisz.

"En la carrera principal sabía que no podía redimirme, yo estaba un poco nervioso porque no es fácil estar de acuerdo a caer por un incidente tan trivial, pero calmado y concentrado de no poder encontrar un buen ritmo. Con “Norbi” fue una gran batalla, esperé el momento adecuado y en la última curva de la última vuelta yo era capaz de pelear por fuera con él. Tal vez eso fue lo mejor de todo mi fin de semana”.

Para Girolami son sólo dos aspectos negativos de este fin de semana: el error en la calificación y el contacto en la primera carrera, sin embargo, para él era difícil decidir cuál fue el momento más complicado.

"Creo que ambos lo han sido, pero en la calificación fue mi error que me privó de la posibilidad de estar en la pole. En la carrera sin embargo, el contacto fue muy suave, apenas me di cuenta, y ahora vamos a tener que investigar si en realidad se rompió mi suspensión o posiblemente un salto demasiado agresivo sobre los bordillos. Sabemos que los contactos están en todo momento en los turismos y el coche debe ser fuerte”.

Sin embargo, el piloto argentino considera que es momento de dejar atrás todo eso y ver el lado positivo de que el Volvo es competitivo. 

“En el equipo hay cierta satisfacción. El fin de semana trajo victorias en todas las sesiones de pista. Thed Bjork triunfó en la carrera principal, después de ganar la posición de privilegio, con él y Nicky Catsburg hemos traído a casa el MAC3 y esto nos hace feliz y nos da confianza en el futuro”.

"Desde luego, hay que mejorar en la calidad de los arranques dado que Honda es muy fuerte en este sentido. Siempre se puede crecer, pero estamos contentos con el fin de semana, lo mejor es que somos un equipo muy fuerte que trabaja en conjunto y está progresando. El título es absolutamente posible, ahora es demasiado pronto para decir si Honda está realmente delante de nosotros, todavía hay muchas carreras por delante”.

“Hay que olvidar Monza, pero tengo un Volvo para ganar”.

 

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series WTCC
Evento Monza
Pista Monza
Pilotos Nestor Girolami
Equipos Polestar Cyan Racing
Tipo de artículo Entrevista
Etiquetas monza, nestor giralomi, polestar, volvo, wtcc