La columna de López: "¿100 puntos? Quiero aumentar mi diferencia"

En su nueva columna para Motorsport.com, José María López repasa el fin de semana del WTCC en Vila Real luego de tomarse unos días de descanso y advierte que no se conforma con la cómoda diferencia que tiene en el campeonato.

Queridos amigos de Motorsport.com,

Después de las dos carreras en Portugal decidí tomarme unos días de descanso. Es por eso que mi columna llega un poco más tarde. Pude recargar las pilas para las últimas carreras del campeonato que tendremos en Argentina y Asia. De todas formas, ese es el futuro. El pasado reciente es todavía muy cercano y habla en portugués.

Los resultados conseguidos en Vila Real no me dejaron satisfecho. Es una pena porque pienso que se podría hablar de una oportunidad desperdiciada. Mi Citroën C-Elysée era fuerte, muy fuerte allí. Tuvimos un buen ritmo y de hecho marqué la vuelta más rápida en la segunda práctica libre sin demasiado esfuerzo.

Honestamente creí que podría repetir eso en clasificación y, durante tres cuartos de la vuelta, la meta pareció posible. Luego, desafortunadamente, cometí un gran error que afectó todo. En el final, pienso que fue mi error si bien al principio no estaba completamente convencido.

Un error durante la Q3 en la definición de la pole

Repasando las imágenes, parece que el auto tiene un comportamiento extraño porque se mueve al instante en que toco el freno. Quizás estaba mucho más sensible de lo que yo esperaba, pero el hecho es que en el final fue un error mío y eso no está bien. En ese momento no sabía que tenía cuatro décimas de diferencia sobre Monteiro en el segundo sector.

De haberlo sabido, no habría presionado tan fuerte, sino que hubiera intentado cerrar la vuelta manteniendo la diferencia sin arriesgar demasiado. Esto lo digo después de que sucedió. Pero la realidad dice que quedé quinto en la Q3, último, lo cual efectivamente le puso fin a mis posibilidades de ganar.

Pero tengo 100 puntos de ventaja

Superar en Vila Real es virtualmente imposible. Es un circuito veloz, pero no hay lugar para intentar un sobrepaso sin tomar riesgos. Logré avanzar una posición en la primera carrera, pero en la segunda mantuve mi lugar de largada sin ganar nada. De todas formas sumé algunos puntos valiosos. Solamente perdí diez puntos con Tiago Monteiro y logré los mismos que consiguió Yvan Muller. Al final, mantuve los 100 puntos de diferencia y eso es bueno.

Pero, y repito, realmente lamento el error en clasificación ya que teníamos todo para ganar y aumentar la diferencia en el campeonato. Aunque así es el automovilismo y en un circuito tan difícil no fui el único en cometer errores en la Q3. Monteiro fue el único que completó una vuelta limpia y como premio tuvo la pole y la victoria en su país. Estoy feliz por él, porque esas son emociones que uno no olvida.

Ahora podría perder 20 puntos por fecha de aquí al final

El balance general es un fin de semana positivo, ya que si bien cometí errores, no perdí demasiados puntos. Más o menos pude mantener la misma diferencia, pero quedan menos carreras por delante.

Aún restan cinco fechas para el final y podría darme el lujo de perder 20 puntos por fin de semana. Obviamente esa no es una filosofía que vaya a tomar, pero lo digo para que la gente comprenda lo buena que es mi situación y por qué no tengo motivos para quejarme. Estoy muy feliz y debo decir que no esperaba tener una diferencia tan amplia.

Un campeonato difícil, donde Yvan aún no ganó

El campeonato de este año es mucho más difícil a pesar de que los números parecen decir lo contrario. Es que si uno analiza en profundidad se puede ver que el dominio de Citroën no es como solía ser. Yo gané seis carreras, pero Yvan aún no consiguió vencer.

Eso no quiere decir que él no pueda hacerlo, pero es una muestra de que la competencia se ha elevado. Hacemos un esfuerzo mucho mayor que en el pasado, eso no se puede negar. Por supuesto que si alguien mira el campeonato puede decir que estoy loco, pero todo sabemos que ese no es el caso. Claro, no puedo olvidar que parte de este beneficio viene luego de la desclasificación de Honda, pero también de fines de semana como el de Nurburgring, donde gané las dos carreras y mis adversarios directos no sumaron puntos.

Algunos me preguntan si es más fácil manejar una diferencia grande o más apretada. No sé qué es lo mejor. Diría que es diferente porque cuando tenés menos puntos sabes que si cometes un error tus oponentes pueden sacar ventaja. Hay más presión y toda la perspectiva cambia.

Tenemos que mantener la motivación arriba

Con una gran diferencia, un error puede costar menos, pero también es cierto que en esta situación hay veces en que es difícil encontrar motivación. Puede que no siempre puedas dar lo mejor y se cree la situación para luego cometer un error. Yo intento mantenerme concentrado sin dar por hecho lo que aún no se consiguió matemáticamente. No quiero mantener mi diferencia, quiero aumentarla una y otra vez. Y es con ese espíritu que voy a enfrentar las próximas carreras. Comenzando desde mi carrera de casa en Termas de Río Hondo.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series WTCC
Evento VIla Real
Pista Circuito Internacional de Vila Real
Pilotos Jose Maria Lopez
Equipos Citroën World Touring Car team
Tipo de artículo Comentario