La columna de “Pechito” López antes del desafío de Vila Real

En su nueva columna exclusiva para Motorsport.com, José María López nos adelanta sus sensaciones previo a una nueva cita del WTCC en el difícil y veloz circuito callejero de Vila Real, en Portugal.

Queridos amigos de Motorsport.com,

Moscú ya quedó atrás y se viene Portugal. El circuito de Vila Real ya lo conozco, debido a que corrimos allí por primera vez el año pasado. Aunque esto no quita el hecho de que es útil practicar en el simulador para intentar diferentes soluciones y ganar confianza con un trazado muy especial. Además, cada año el auto es diferente y hay cosas nuevas para experimentar. Es un trabajo desafiante, pero es lo que nos mantiene arriba. Y si uno ha estado en Citroën durante estos tres años es precisamente porque nunca dejamos de trabajar y trabajar.

Vila Real es un circuito callejero, pero muy rápido

La de Vila Real es una pista muy demandante que serpentea las calles de la ciudad. El hecho de que sea un circuito callejero no tiene que engañar, porque en general se lo puede describir como un circuito rápido. Hay zonas donde la velocidad es muy alta y hay que ser realmente cuidadoso. Los muros están muy cerca y no hay mucho agarre. Además, está la chicana, que debe tomarse con precaución para no chocar contra las barreras, como vimos el año pasado. Se trata de una pista difícil. Sin embargo, eso no me molesta.

El año pasado me fue bien allí. Hice la pole y gané la primera carrera y en la segunda terminé quinto. Hacer la pole es muy importante porque superar es realmente difícil. Es algo que se repite a lo largo de la temporada, pero así son las pistas y tenemos que vivir con ello. Sin embargo, después de las difíciles carreras en Moscú, tengo, de hecho tenemos, que intentar dar lo mejor y lograr valiosos puntos.

El lastre de los rivales

Desde el punto de vista del rendimiento, espero algo diferente respecto a las últimas carreras. Nuestros rivales tendrán más peso y creo que eso podría hacernos las cosas un poco más fáciles. Es simplemente una consideración y así debe permanecer. La tengo en mente, pero no más que eso, porque sé que la competencia es muy fuerte y tengo trabajar para obtener lo mejor sin pensar cómo funcionan los otros.

En cuanto a nosotros, tenemos el máximo de lastre, como siempre. Sabemos que nuestro C-Elysée va a sufrir, pero estamos trabajando mucho para que sea lo menos posible. Lo mismo sucede con los frenos.

Tenemos que ser muy cuidadosos con los frenos este fin de semana. En 2015, la fecha de Portugal resultó ser el fin de semana más caluroso y los frenos lo sufrieron. Al tener mayor peso habrá que ser aún más cuidadosos. Después de la lluvia de las últimas carreras, espero que tengamos sol, aunque no tanto como el año pasado.

Con el calor, el C-Elysée se convierte en un horno

Cuando la temperatura aumenta, el habitáculo pasa a ser como un horno. Los frenos se calientan más y esto también contribuye al calor interior. Conducir se vuelve muy difícil y la preparación física puede hacer la diferencia. Pareciera que voy a correr en el infierno, pero quiero ser positivo. En base a la experiencia pasada, espero que mi auto, a pesar de todas estas contras, funcione bien y me permita tener un resultado como el de 2015.

La de Portugal será la última fecha europea y llegaremos con una situación muy buena en el campeonato. Sin embargo, esto no va a cambiar mi forma de encarar el fin de semana. Tengo que mantenerme enfocado y sería ideal poder aumentar aún más la diferencia con mis perseguidores.

Le Mans nos dio una lección

Para ganar el campeonato hay que ser competitivo en todas las pistas. No tiene sentido lograr un buen resultado en una carrera y en la siguiente no marcar puntos. Repito: sé que estoy en una situación muy buena, pero en el automovilismo no se puede dar nada por hecho hasta la bandera a cuadros. Creo que el domingo en Le Mans eso quedó claro. Por eso no me puedo relajar. La diferencia con mis rivales está allí y es grande, pero no quiero dejar regalar nada. Quiero seguir luchando y hacer lo que me llevó a ganar dos campeonatos del mundo en las dos últimas temporadas y seis carreras este año. No debo cambiar nada de mi actitud.

Hay que tener humildad, concentración, intentar ganar usando la cabeza y mantenerse fuera de los problemas. Luego veremos si funciona, pero creo que las respuestas son obvias. Como siempre, mi auto estará listo para impulsarme.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series WTCC
Evento VIla Real
Pista Circuito Internacional de Vila Real
Pilotos Jose Maria Lopez
Equipos Citroën World Touring Car team
Tipo de artículo Comentario