Como la tensión de Wolff y Horner es el "Juego del calamar" de la F1

El jefe de Red Bull comparó su lucha por el título mundial 2021 de F1 con El juego del calamar y afirmó que no tendrá una amistad falsa con Toto Wolff.

Cargar reproductor de audio

Una semana después de la tensión entre Lewis Hamilton y Max Verstappen en el GP de Arabia Saudí, Toto Wolff y Christian Horner se vieron las caras en la rueda de prensa oficial de la FIA en Abu Dhabi. Lejos de lo que parecía que iba a ser un encuentro con declaraciones cruzadas, resultó bastante calmado entre dos protagonistas del mundial 2021 de F1.

Mientras que sus pilotos se batían en el circuito, los jefes de Mercedes y Red Bull respectivamente, se lanzaban dardos entre sí, como ocurrió con el tema de los alerones flexibles, las investigaciones técnicas y las amenazas de protesta.

Incluso Horner llegó a calificar en Qatar que era "la lucha política por el título más intensa en la que había participado". Sin embargo, a solo dos días de dar por finalizado este mundial, la guerra de palabras parece que se ha enfriado.

Las declaraciones de Wolff en Brasil afirmando que "la democracia se había acabado" y la de Horner asegurando en Qatar que "no había relación entre los equipos", se convirtieron en no uno, sino dos apretones de mano.

"Buena suerte", dijo Wolff, ofreciendo la mano derecha a Horner después de que ambos se sentaran delante de los medios en la rueda de prensa de la FIA. "Que gane el mejor piloto y equipo", añadió antes de darse la mano por segunda vez y finalizar su comparecencia.

Los dos jefes de los conjuntos aspirantes al título expresaron su sorpresa por llegar a la última carrera en Abu Dhabi con opciones de ganar el mundial. "¿Quién iba a pensar al principio de temporada que estaríamos aquí con una posibilidad de ir a por ese trofeo?", comentó Horner, que necesita sumar 28 puntos más que Mercedes si quiere ser el mejor equipo.

"Nadie se ha acercado a ellos en los últimos ocho años, y aquí estamos en la carrera final, con una oportunidad, lejos en constructores, pero igualados en la de pilotos, creo que hay mucha emoción", indicó.

Horner también añadió: "Parece un poco El juego del calamar, hemos acabado aquí empatados, va a ser un atractivo espectáculo el domingo".

Para quienes no estén familiarizados con El juego del calamar, se trata de una serie de Netflix que ha tenido un gran éxito este 2021 y, para quienes no la hayan visto pero quieran echarle un vistazo, alertamos que a continuación viene un pequeño adelanto.

La trama de la serie coreana es que cientos de personas participan en varios juegos infantiles, como 'Luz verde, luz roja', en la que los perdedores son eliminados y asesinados. Sin embargo, el último en pie tiene la posibilidad de ganar una enorme cantidad de dinero que le cambiará la vida.

La última prueba de la serie enfrenta a dos amigos de la infancia, y se baten hasta la muerte, pero uno de ellos pide tregua para poner fin al juego y salir los dos con vida.

Regresando a la Fórmula 1, Horner visualiza este duelo con Mercedes como la serie de ficción y, al igual que en ese momento de Netflix, relajó la situación en la rueda de prensa, a pesar de toda la tensión acumulada a lo largo del año.

Mercedes and Red Bull have clashed on and off the track throughout a highly charged 2021 season

Mercedes and Red Bull have clashed on and off the track throughout a highly charged 2021 season

Photo by: Steve Etherington / Motorsport Images

En Qatar aseguró que no debía fingir una amistad con Wolff cuando no la había, pero mostraba el respeto que todo un aspirante al título debe tener. El de Red Bull, no obstante, dijo que su labor era defender los intereses de su equipo: "Pondré por delante a mi conjunto, y defenderé a mis pilotos a capa y espada, porque eso es lo que represento e intento proteger".

"Sería muy artificial para mí sentarme aquí a lo largo de la temporada y que todo sean risas con tu rival, no puedo hacer eso, no sería sincero. Las emociones fluyen, estamos en un deporte competitivo, y eso es la F1, hay gran intensidad entre los equipos", afirmó.

"Creo que he sido honesto, sería muy falso venir diciendo lo mucho que nos queremos y que nos vamos a ir de vacaciones después de este fin de semana, ¡porque no me voy a ir de vacaciones contigo [Wolff] después de esta carrera!", aseguró Horner.

El jefe de Mercedes se mostró conforme: "Hay un respeto mutuo por el trabajo que ha hecho el otro equipo, no estarían aquí luchando por el título si no lo hubieran hecho, pero ha sido demasiado intenso".

"Yo defiendo a mi equipo y sus intereses, porque no solo depende de los que pelean en pista. Es una batalla por la ventaja en el reglamento y, obviamente, tenemos perspectivas y opiniones diferentes", dijo Wolff.

El de las flechas plateadas también reconoció que esta lucha le llevó a algunas reacciones demasiado emocionales ante las cámaras, como ocurrió en Brasil cuando Hamilton adelantó a Verstappen.

"Puedo emocionarme bastante en el momento, y Christian tiene su manera propia de lidiar con ello, somos personalidades diferentes. Sin embargo, esta pelea es por un trofeo de los más importantes en el deporte, es un campeonato del mundo", añadió el austriaco.

"Puedo esperar que haya muchas discusiones entre los pilotos y los directores de los equipos", indicó. Es cierto que en una categoría con tanta tensión, que los rivales tengan una relación de amistad sería muy sorprendente, a la vez de algo decepcionante.

Esa rivalidad entre competidores se ha visto beneficiada por la influencia de la serie Drive to Survive de Netflix, dedicada a la Fórmula 1, pero es necesario que haya respeto. El propio Carlos Sainz indicó que había una gran polarización de las redes sociales en esta batalla por el título, y es bueno ver que Wolff y Horner mantienen su cordialidad intacta.

Toto Wolff and Christian faced off at Friday's FIA press conference

Toto Wolff and Christian faced off at Friday's FIA press conference

Photo by: FIA Pool

El de Red Bull habló de la madurez de Verstappen y de cómo estaba gestionando la presión en su primera batalla por un título mundial, expresando que la narrativa estaba en contra de su piloto. Horner amplió su declaración defendiendo que se debía, en parte, a Hamilton y a la "máquina mediática de Mercedes", e hizo hincapié en la necesidad de que los comisarios intervengan en caso de conductas antideportivas en la última carrera.

También lee:

"Nadie quiere que este campeonato acabe delante de los comisarios o en una escapatoria de grava. Quieres ver a estos dos titanes de la F1 que han ido rueda a rueda todo el año de nuevo en este fin de semana", comentó.

A pesar de que de la lucha por el título y las relaciones entre dos de los equipos más importantes de la categoría han estado rotas durante buena parte de la campaña, se espera que todo se resuelva en la pista.

Sería un final digno a una batalla de dimensiones épicas, un thriller con innumerables giros de guion para mantener la atención del espectador, justo como en cualquiera de los episodios de El Juego del calamar.

También lee:
compartidos
comentarios
La F1 teme que el COVID complique la temporada 2022
Artículo previo

La F1 teme que el COVID complique la temporada 2022

Artículo siguiente

GALERÍA: las imágenes del viernes en Abu Dhabi

GALERÍA: las imágenes del viernes en Abu Dhabi