Análisis: ¿Hamilton pudo haber ganado el GP de España?

La recuperación de Lewis Hamilton desde el fondo del clasificador hasta el quinto puesto en el GP de España ha animado a Mercedes. Pero, ¿tuvo el ritmo para ganar la carrera de no haber sido por el contacto con Kevin Magnussen en la primera vuelta?

Análisis: ¿Hamilton pudo haber ganado el GP de España?
Cargar reproductor de audio

Como dijo el máximo responsable del equipo, Toto Wolff, el domingo por la noche: "Con Lewis [Hamilton], hemos tenido el coche más rápido. Estaba 50 segundos por detrás, y los alcanzo al final, en algunos instantes era el más veloz, y eso muestra el potencial que tiene el monoplaza".

El tono de Wolff es lo suficientemente optimista como para hacer pensar en qué habría sido posible si el siete veces campeón del mundo no hubiera tenido problemas en la curva 4 de la primera vuelta, cuando se tocó con Kevin Magnussen.

Tras haber terminado la carrera a la misma diferencia de 50 segundos al ver la bandera a cuadros que tenía en el primer giro, ¿hay argumentos para pensar que Hamilton podría haber ganado la carrera?

Analicemos las cifras

El incidente entre el británico y Magnussen provocó un pinchazo en el Mercedes, lo que le hizo caer al fondo de la parrilla, entrando en boxes al final de la vuelta que dio inicio a la cita española.

Se reincorporó en la 19ª posición, a unos 38,6 segundos de Nicholas Latifi, quien estaba un lugar por delante, y a la friolera de 53,9 segundos del líder de la prueba, el monegasco Charles Leclerc, cuando cruzó la meta en el segundo giro.

Tras quitarse de encima el compuesto medio de Pirelli y montar un blando usado (con Leclerc como el único con un juego fresco), Hamilton no fue el más rápido al principio. De hecho, la intención, como quedó demostrado, era rodar lo máximo posible con ese compuesto, lo que le alejó aún más de la cabeza de carrera.

Así pues, el inglés estaba a más de un minuto al final de la octava vuelta, y cuando realizó su segunda detención en boxes en el giro 22, la desventaja se incrementó hasta el minuto y 7 segundos respecto al Ferrari del monegasco.

Lewis Hamilton adelanta a Carlos Sainz en la vuelta 60.

Lewis Hamilton adelanta a Carlos Sainz en la vuelta 60.

Photo by: Carl Bingham / Motorsport Images

Después de pasar a los medios, la distancia entre Hamilton y Leclerc se quedó en torno al minuto y 16 segundos, hasta que el monoplaza de Maranello dijo basta debido a una pérdida de potencia de su motor, lo que provocó el cambio en el liderato.

Cuando su compañero en el equipo de Brackley, George Russell tomó la cabeza en la vuelta 27, el siete veces campeón del mundo estaba a un minuto y 2 segundos, y fue en esa fase en la que, mientras los líderes luchaban, fue capaz de recortar la brecha.

Con un juego de medios más fresco, ya que se había detenido nueve vueltas antes que el joven inglés y que Verstappen, y otras cinco antes que Sergio Pérez, la desventaja con el trio comenzó a caer a razón de un segundo por giro.

También lee:

En la vuelta 29, ya estaba por debajo del minuto, y en los siguientes giros, Lewis Hamilton era el más rápido en la pista. Cuando Pérez se puso por delante de Russell en la vuelta 31, el heptacampeón estaba ya a 56,2 segundos, y en los siguientes giros fue mejorando: 54,3 (segundos), 52,8s, 51,4s, 50,5s, 49s.

A medida que el liderato de la prueba se iba barajando debido a las paradas en boxes, Hamilton mantuvo un sólido ritmo para parar por tercera y última vez en el giro 48, cuando estaba a solo 31,2 segundos del primero en la clasificación.

El británico puso unos blandos un poco antes que su compañero en Mercedes y Pérez, y completó su primera vuelta fuera del pitlane a 51,6 segundos del piloto que encabezaba la carrera, Max Verstappen, que tenía unos neumáticos medios.

Hamilton hizo un buen uso de sus gomas a partir de entonces para reducir de manera drástica la diferencia, que se redujo con este ritmo: 50,2 (segundos), 47,8s, 46,8s, 45,4s, 43,8s, 42,0s, 40,8s. Eso antes de que estuviera detrás de Carlos Sainz , luchando por la cuarta posición.

Pronto encontró su camino para sobrepasar al español de Ferrari en la vuelta 60, y se dispuso a seguir empujando, reduciendo la brecha hasta los 39,3 segundos de distancia respecto al que sería el ganador, Verstappen, al final del giro 62.

Sin embargo, las alarmas saltaron en el muro de Mercedes debido a un aumento en la temperatura del motor por una fuga de agua, y eso obligó al inglés a aflojar para asegurarse de llegar a la meta.

Tras bajar el ritmo unos dos segundos por vuelta, la ventaja del neerlandés creció hasta los 54,5 segundos, solo medio segundo más respecto a donde estaba al final del segundo giro.

Las cifras, especialmente la de Hamilton, a 31 segundos de Verstappen en el último stint, apuntan que habría estado en la lucha con Red Bull si las cosas se hubieran desarrollado sin el toque de la salida con Kevin Magnussen.

El ritmo de Hamilton se vio favorecido por la salida forzada de la secuencia, que le permitió correr con aire limpio y cuidar sus neumáticos. Un primer stint mucho más largo con los blandos le permitió recortar tiempo a los líderes en su stint medio.

El ritmo de Hamilton se vio favorecido por la salida forzada de la secuencia, que le permitió correr con aire limpio y cuidar sus neumáticos. Un primer stint mucho más largo con los blandos le permitió recortar tiempo a los líderes en su stint medio.

Photo by: Pirelli

Pero lo que siempre es difícil de estimar es cómo el ritmo habría cambiado si el inglés estuviera compitiendo con los líderes en lugar de ir con aire limpio, cuando no se preocupa del resto de rivales y solo se centra en extender la vida de los neumáticos.

Sin embargo, habría estado en la pelea por la victoria antes del inesperado problema con la fuga del agua, que hubiera acabado con todas las esperanzas en una hipotética batalla contra Max Verstappen.

También se podría haber elegido una estrategia alternativa con George Russell para poder proporcionar a Hamilton un posible triunfo, bloqueando el paso a los Red Bull del neerlandés y de Checo Pérez.

Todo es teoría, pero hay razones para creer que el podio estaba muy cerca del siete veces campeón del mundo sin el accidente de la curva 4, ya que el ritmo estaba ahí. Para un hombre que ha tenido un duro camino desde que perdió el título en el pasado GP de Abu Dhabi de 2021, fue un rayo de esperanza que ha estado persiguiendo mucho tiempo.

"Una carrera así es como una victoria", dijo el británico. "De hecho, a menudo, sienta mejor que una victoria cuando vienes desde tan atrás y has pasado por tanto".

compartidos
comentarios

Video relacionado

Pérez: "Debemos hablar internamente, pero no estoy preocupado"
Artículo previo

Pérez: "Debemos hablar internamente, pero no estoy preocupado"

Artículo siguiente

Montoya: "Pérez debería haber apretado más para evitar la orden"

Montoya: "Pérez debería haber apretado más para evitar la orden"