Fórmula 1
R
GP de Singapur
17 sept.
-
20 sept.
FP1 en
113 días
24 sept.
-
27 sept.
FP1 en
120 días
R
GP de Estados Unidos
22 oct.
-
25 oct.
FP1 en
148 días
12 nov.
-
15 nov.
FP1 en
169 días
R
GP de Abu Dhabi
26 nov.
-
29 nov.
FP1 en
183 días

Japón 1994, el último Gran Premio por segmentos de la F1

compartidos
comentarios
Japón 1994, el último Gran Premio por segmentos de la F1
Por:
, Grand prix editor
22 abr. 2020 18:40

La batalla de Damon Hill con Michael Schumacher por la victoria en el GP de Japón de 1994, se pareció más a una carrera contrarreloj que a una competencia convencional debido a una peculiaridad en las reglas que significaban que el evento se decidiría por dos segmentos. En el apogeo de la pelea por el título, el resultado fue un clásico

Cerca del final de la temporada de Fórmula 1 de 1994, el Gran Premio de Japón proporcionó una primera oportunidad para que la feroz batalla por el título entre Michael Schumacher y Damon Hill tuviera un desenlace.

El piloto de Benetton, Schumacher, llegó a Suzuka liderando a Hill por cinco puntos después de una aplastante victoria en Jerez, lo que significaba que la victoria combinada con un resultado de su rival por detrás del segundo sitio sería suficiente para asegurar su campeonato mundial inaugural y el de Alemania, y dar algún tipo de cierre a un año eclipsado por la muerte de Ayrton Senna y Roland Ratzenberger en Imola.

Schumacher dio otro paso hacia el aseguramiento del título después de colocar su Benetton en la pole position. Pero cuando la lluvia llegó el domingo, resultó estar lejos de ser una formalidad. Una pelea clásica se desarrolló en el frente, aunque se contó en dos actos en el último gran premio que se decidió en tiempo agregado.

Empujado inesperadamente en el papel de líder del equipo Williams, Hill había vuelto a la pelea por el título después de haber derrotado a Schumacher por 31 puntos con seis carreras por disputar. Su causa había sido asistida por la descalificación de Schumacher en Spa y una prohibición de dos carreras que le impidió arrancar en el GP de Italia y Portugal, un castigo por ignorar una bandera negra en el Gran Premio de Gran Bretaña a principios de año.

Hill tomó un hat-trick de victorias en esos eventos para sentarse a solo un punto de la delantera, pero el regreso ganador de Schumacher en Jerez parecía haber cambiado el equilibrio a su favor.

Además de luchar contra Schumacher, Hill también discutió con la política interna en Williams cuando el equipo gravitó alrededor del campeón mundial de 1992 Nigel Mansell, quien regresó en lugar de David Coulthard para las últimas tres carreras de la temporada después de concluir su período de dos años en IndyCar con Newman-Haas Racing.

Michael Schumacher , Benetton B194, lidera sobre Damon Hill, Williams FW16

Michael Schumacher , Benetton B194, lidera sobre Damon Hill, Williams FW16

Photo by: Sutton Images

"Williams no podría haber hecho un mejor trabajo al hacerme sentir como un suplente de Nigel si lo hubieran intentado", escribió Hill en su autobiografía publicada en 2016 de nombre Watching the Wheels.

"Esperaron cada una de sus palabras mientras él les decía exactamente lo que había estado diciendo todo el año sobre las mejoras que debían hacerse en el automóvil".

En su libro, Hill recuerda que el jefe técnico de Williams, Patrick Head, le dijo después de la calificación: "Caminas con una cara larga, estás triste, nunca eres feliz. Eso afecta al equipo", esto luego de que el británico había conseguido el segundo sitio en la parrilla mientras que Mansell fue cuarto.

"De ahora en adelante, estaría fuera por mí mismo", decidió Hill. "Este era mi auto, mi pista, mi carrera; haré lo que me gusta".

La frustración de Hill se disolvió rápidamente en la lluvia que golpeó a Suzuka el domingo por la tarde, lo que lo obligó a concentrarse en mantenerse en el mismo ritmo que Schumacher cuando la carrera realmente comenzó detrás del automóvil de seguridad.

La situación sacó lo mejor de Hill, pero incluso eso no fue suficiente. "No podía ver nada", recordó el inglés. "Era como tener una manguera de jardín puesta sobre ti. Todo lo que sabía era que si perdía de vista la luz roja en la parte trasera del Benetton (de Schumacher), se escaparía en la distancia”.

"Aguanté y, durante las primeras doce vueltas, fui testigo de la exhibición de conducción más increíble que he visto en un auto de carreras", dijo. "Perdí la cuenta de la cantidad de veces que Michael salió del circuito y, sin embargo, nunca perdió el ritmo”.

"Estaba conduciendo al límite de mi capacidad con uno de los mejores que jamás haya existido. Pero, poco a poco, Michael comenzó a escapar".

Schumacher y Hill pueden haber estado manejando en la cima de su potencial, pero todos los pilotos, así como el patrón del equipo de Jordan, Eddie Jordan, rogaban que la carrera se detuviera debido a las condiciones peligrosas. El punto de inflexión llegó después de que Gianni Morbidelli se estrelló con fuerza en la salida de Dunlop, y con los neumáticos delanteros siendo arrancados de su chasis Footwork.

Cuando se recuperó el automóvil, el conductor de McLaren Martin Brundle salió corriendo en el mismo punto, evitando por poco el camión de recuperación, pero chocó con un oficial.  

Damon Hill, Williams FW16

Damon Hill, Williams FW16

Photo by: Sutton Images

"Pude ver que me dirigía absolutamente de costado, hombro a hombro, a una mini camioneta", escribió más tarde Brundle en su libro de 2004, Working the Wheel. "Este era el precio por competir en un circuito antiguo que no tenía el beneficio de una carretera interna para vehículos de seguridad”.

"Milagrosamente me escapé de chocar por medio metro con el vehículo de asistencia. Me estrellé contra la barrera de neumáticos y recuerdo haber visto a un oficial saltar entre los neumáticos en el punto donde impacté. Nunca olvidaré la cara de este hombre cuando la parte delantera del coche lo atrapó y lo arrojó por encima de mi cabina. Él estaba tirado en el suelo con un hueso clavado en las mallas de su mono”.

Fue un recordatorio escalofriante de las mejoras de seguridad que necesitaba la F1, llegando al final de una temporada que había comenzado con la última llamada de atención en Imola, luego el accidente de Karl Wendlinger en Mónaco y el incidente de Pedro Lamy mientras realizaba pruebas para Lotus en Silverstone. El oficial quedó con una pierna rota, pero cuando Brundle lo conoció un año después, dijo que "podía ver el efecto duradero de su lesión".

La carrera finalmente pasó a bandera roja en la vuelta 15, con la ventaja de Schumacher a 6.8 segundos sobre Hill. A medida que la lluvia disminuyó, los oficiales decidieron reanudar la carrera, pero con dos factores: el tiempo límite de dos horas se mantendría, mientras que el resultado final sería la conclusión de dos segmentos de carrera, esto quería decir que lo realizado antes de la detención contaría y se agregaría al tiempo del segundo bloque. Sería la última vez en la historia de la F1 que se utilizaría tal disposición.

Una vez que la lluvia había disminuido lo suficiente y la pista había sido despejada, los 15 pilotos restantes se formaron detrás del auto de seguridad antes de ser liberados nuevamente. Hill sabía que tenía que pasar y sacar una brecha ante Schumacher si quería tener alguna posibilidad de ganar la carrera y mantener vivas sus esperanzas de título, pero sus esperanzas pronto recibieron un gran impacto.

"Para mi sorpresa, [Schumacher] se fue a los pits", escribió Hill. "Iba a detenerse dos veces, mientras que yo solo me detendría una vez, lo que explicaba por qué había sido capaz de alejarse tan rápido en el inicio de la carrera. Jugar con seguridad funcionaría a nuestro favor en cuanto Michael saliera de los boxes y se viera detenido por los autos de la mitad de la parrilla y su spray, mientras que yo tendría la gran ventaja de una visión clara y una pista vacía”.

El coche de seguridad lidera al grupo de Michael Schumacher, Benetton B194 Ford, Damon Hill, Williams FW16 Renault, Jean Alesi, Ferrari 412T1

El coche de seguridad lidera al grupo de Michael Schumacher, Benetton B194 Ford, Damon Hill, Williams FW16 Renault, Jean Alesi, Ferrari 412T1

Photo by: Motorsport Images

Hill se detuvo en la vuelta 25, pero tuvo más complicaciones en los pits: "Los mecánicos tuvieron problemas para sacar la tuerca de la rueda trasera derecha, lo que significaba que nunca se cambió, excepto que él no lo sabía".

Con esta situación regresó segundo a la pista, pero aun liderando sobre Schumacher, su equipo de pits trabajaba para tratar de mantenerlo por delante del alemán. El de Benetton llegó a su parada final con 10 vueltas restantes, después de haber cambiado la ventaja del tiempo a su favor para liderar por cuatro segundos en total.

La brecha agregada aumentó nuevamente a casi 15 segundos, pero Schumacher pudo hacer adelantamientos serios gracias a sus neumáticos nuevos. Mientras tanto, Hill necesitaba mantener una diferencia de más de 6.8 segundos para pensar en el campeonato.

"No recibía mucha información en la radio y recuerdo mirar una pantalla gigante al costado de la pista mientras trataba de aprender más sobre nuestras posiciones relativas", escribió Hill.

Schumacher había estado ganando rápidamente contra Hill a un ritmo de más de un segundo por vuelta, presionando al piloto de Williams a medida que su ventaja disminuía. El británico se sintió "completamente agotado", pero luego produjo la vuelta de su vida para conseguir la victoria, algo que luego recordó como una experiencia extracorporal.

"Eventualmente pude ver a Michael en la pantalla, así que supe dónde estaba en la pista, pero no tenía forma de saber cómo se estaba reduciendo el tiempo agregado. Simplemente tenía que presionar lo más que podía con los neumáticos desgastados ".

"Desde el momento en que salí de la curva 1, no conduje el auto en ningún sentido normal hasta que llegué a la horquilla a la mitad de la vuelta", escribió Hill. "Estaba poseído. Vi mis manos mover el volante, completamente libre para hacer lo que quisieran en respuesta al auto que se movía debajo de mí".

"Era solo un observador de algo fenomenal. Nunca volvería a conducir de esa manera".

Michael Schumacher, Benetton, saluda al ganador Damon Hill, Williams

Michael Schumacher, Benetton, saluda al ganador Damon Hill, Williams

Photo by: Sutton Images

Hill cruzó la línea 10.1 segundos por delante de Schumacher, lo que significa que la victoria fue suya por 6.8 segundos en total.

"Me había quitado todo, y luego esto sucedió en la última vuelta y no tenía explicación", dijo Hill. "Me lo guardé para mí por años, tratando de entender lo que había sucedido. Pero por ahora, este resultado fue todo lo que siempre quise: saber que podía hacerlo cuando realmente importaba”.

La carrera probó que Hill podía enfrentarse cara a cara con Schumacher, quien fue amable en la derrota a pesar de que su ventaja se redujo a un solo punto antes del final de temporada en Australia.

"Lo importante hoy fue terminar la carrera en estas condiciones", dijo Schumacher. "Estaba bastante seguro de todo el fin de semana y creo que, en circunstancias normales, habríamos ganado. Pero hoy estaban lejos de ser condiciones normales y creo que hicieron lo correcto para detener la carrera cuando lo hicieron".

Sin embargo, lo más importante para Hill fue que le mostró a Williams que él era el hombre que debía respaldar, irónicamente, haciéndolo en el día en que Mansell tuvo su mejor exhibición. Es cierto que ganó en Australia, pero solo después de que Hill y Schumacher hubieran abandonado la carrera.

Después de un mal comienzo, Mansell había ganado una pelea cerrada contra Jean Alesi en las vueltas finales, quien le dijo al campeón mundial del 92: "¡Estás completamente enojado, pero muy rápido para un viejo!". Sin embargo, Alesi tendría la última risa, tomando el podio gracias a los tiempos agregados, algo que Mansell admitió que había olvidado.

Los tiempos agregados han desaparecido durante mucho tiempo del libro de reglas de la F1 como un método para decidir las carreras, su presencia y uso solo son una receta para la confusión. Pero su uso final no hizo nada para amortiguar la heroicidad de Hill ese día en Suzuka. Podría decirse que, incluso en la cima de su éxito en 1996 en el camino hacia el título, nunca volvería a escalar a tales alturas.

También lee:

Mira más imágenes de aquel GP de Japón de 1994

Galería
Lista

Michael Schumacher, Benetton con Tom Walkinshaw, Benetton y Pat Symonds, Benetton

Michael Schumacher, Benetton con Tom Walkinshaw, Benetton y Pat Symonds, Benetton
1/14

Foto de: Sutton Motorsport Images

Helicóptero pintado en memoria de Ayrton Senna

Helicóptero pintado en memoria de Ayrton Senna
2/14

Foto de: Sutton Motorsport Images

Michael Schumacher, Benetton B194 Ford leads the field

Michael Schumacher, Benetton B194 Ford leads the field
3/14

Foto de: Sutton Motorsport Images

Joan Villadelprat, Benetton Team Manager, Flavio Briatore, Benetton team principal con Tom Walkinshaw, Benetton en el muro

Joan Villadelprat, Benetton Team Manager, Flavio Briatore, Benetton team principal con Tom Walkinshaw, Benetton en el muro
4/14

Foto de: Sutton Motorsport Images

Johnny Herbert, Benetton B194

Johnny Herbert, Benetton B194
5/14

Foto de: Sutton Motorsport Images

Martin Brundle, McLaren MP4/9 suffered an accident

Martin Brundle, McLaren MP4/9 suffered an accident
6/14

Foto de: Sutton Motorsport Images

Michael Schumacher, Benetton B194

Michael Schumacher, Benetton B194
7/14

Foto de: Sutton Motorsport Images

Michael Schumacher, Benetton B194 lidera la salida

Michael Schumacher, Benetton B194 lidera la salida
8/14

Foto de: Sutton Motorsport Images

Rubens Barrichello, Jordan 194

Rubens Barrichello, Jordan 194
9/14

Foto de: Sutton Motorsport Images

Ukyo Katayama, Tyrrell 022

Ukyo Katayama, Tyrrell 022
10/14

Foto de: Sutton Motorsport Images

Jean Alesi, Ferrari 412T1B, Nigel Mansell, Williams FW16B

Jean Alesi, Ferrari 412T1B, Nigel Mansell, Williams FW16B
11/14

Foto de: Sutton Motorsport Images

Michael Schumacher, Benetton

Michael Schumacher, Benetton
12/14

Foto de: LAT Images

El ganador Damon Hill, Williams, es felicitado por el segundo clasificado Michael Schumacher, Benett

El ganador Damon Hill, Williams, es felicitado por el segundo clasificado Michael Schumacher, Benett
13/14

Foto de: LAT Images

Podio: Michael Schumacher, Benetton

Podio: Michael Schumacher, Benetton
14/14

Foto de: Sutton Motorsport Images

Artículo siguiente
Imola dispuesta a recibir a la Fórmula 1 a puerta cerrada

Artículo previo

Imola dispuesta a recibir a la Fórmula 1 a puerta cerrada

Artículo siguiente

GALERÍA: Los 50 F1 más curiosos de la historia

GALERÍA: Los 50 F1 más curiosos de la historia
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos Fórmula 1
Autor Luke Smith