Así es el nuevo simulador de Ferrari para en

La nueva instalación de la Scuderia Ferrari, más allá de parecer una nave espacial, es ahora mismo el simulador más avanzado de todos los equipos de la parrilla.

Así es el nuevo simulador de Ferrari para en

Los tests en circuito de la Fórmula 1 se realizan bajo mínimos, y desde hace algunos años las escuderías invierten enormes cantidades de dinero (y esfuerzos) en tener simuladores que preparen a sus pilotos para los grandes premios.

Ferrari acaba de terminar su nuevo sistema de simulación, y está causando aún más expectación que los túneles de viento de McLaren y Aston Martin (en proceso de construcción).

El antiguo simulador de los italianos (que se seguirá usando para el presente año) fue construido por la empresa Moog, y este segundo por Dynisma. Como curiosidad, esta última compañía está dirigida por Ash Warne, un ingeniero de carreras con experiencia tanto en Ferrari como en Red Bull.

El antiguo simulador del equipo se llama Spider.

El antiguo simulador del equipo se llama Spider.

Photo by: Ferrari

La construcción de simuladores es una industria aún muy joven, pero con mucha proyección en el futuro. Eso significa que se desarrolla de forma extremadamente dinámica. Cada nuevo sistema es mucho mejor que el anterior, en aspectos tan dispares como la inmersión, captación de datos, telemetría...

Eso juega mucho en favor de escuderías como Ferrari, que están construyendo un nuevo Fórmula 1 partiendo de una nueva reglamentación (aerodinámica, motor, neumáticos...). Todo lo que se pueda probar en un simulador fiable, es trabajo adelantado.

El antiguo simulador, estrenado en 2010 y con un coste de 5 millones de dólares, es una cápsula con cabina, pantallas y un sistema de audio interno. Además, todo está montado sobre un sistema de movimiento de seis soportes móviles hidráulicos. Una configuración muy similar a la que utilizan en Mercedes o Red Bull.

Este es el aspecto del nuevo simulador.

Este es el aspecto del nuevo simulador.

El nuevo simulador consta de dos plataformas superpuestas con forma triangular. La primera, fija; y la segunda se mueve en relación a la primera de forma horizontal. La cabina del monoplaza se encuentra anclada con seis soportes hidráulicos clásicos. Esta nueva configuración, según los especialistas de Dynisma, transmite mucho mejor al piloto los movimientos del monoplaza sobre la pista.

Aún sin haberse visto en funcionamiento, se presupone que las dos placas inferiores simularán el efecto de derrape o desplazamiento de tren delantero/trasero en el asfalto (debido a la humedad, cambios bruscos de dirección y marchas o pianos).

En términos de software, habrá un importante salto hacia adelante. El sistema se comunica a una frecuencia de más de 30Hz (datos actualizados más de 30 veces por segundo). El retardo de recepción de señal de los técnicos, por otro lado, está por debajo de los cinco milisegundos (una cifra nada desdeñable).

Finalmente, la imagen corre a cargo de una pantalla cóncava y proyectores que mostrarán la imagen de la pista al piloto en 360º.

 

En definitiva, Ferrari debería ver aumentadas sus capacidades de trabajo con datos y pilotos en el simulador, y en la época actual eso puede traducirse sin problemas en décimas sobre la pista.

También lee:

compartidos
comentarios
Hulkenberg y Kvyat en la lista por un posible asiento en Williams

Artículo previo

Hulkenberg y Kvyat en la lista por un posible asiento en Williams

Artículo siguiente

¿Por qué Sergio Pérez y Red Bull no han firmado para 2022?

¿Por qué Sergio Pérez y Red Bull no han firmado para 2022?
Mostrar comentarios