Ralf Schumacher: "Es impensable llegar a la F1 para un simple mortal"

Ralf Schumacher se queja por los costos para competir en las categorías previas a la Fórmula 1, los cuales calcula que son "entre 13 y 15 millones de euros".

Ralf Schumacher: "Es impensable llegar a la F1 para un simple mortal"
Cargar reproductor de audio

En los últimos diez años, el panorama de las fórmulas de promoción ha cambiado mucho. La FIA ha simplificado la pirámide dando mayor protagonismo a sus campeonatos de Fórmula 2 y Fórmula 3 (antes GP2 y GP3), mientras que los costos han aumentado debido a la inflación, la reducción de las opciones de los pilotos y los monoplazas cada vez más técnicos, sobre todo en términos de seguridad.

Ralf Schumacher, ganador de siete grandes premios de Fórmula 1, sigue de cerca esta evolución por dos razones: es cofundador del equipo US Racing, que compite en los dos principales campeonatos de Fórmula 4, y su hijo David Schumacher ha intentado llegar a la Fórmula 1, aunque sin éxito.

En una entrevista con la publicación hermana de Motorsport.com, Formel1.de, Ralf Schumacher ofrece una visión sombría de la situación en lo que respecta a los presupuestos necesarios para los jóvenes pilotos.

"Desde luego, es impensable que un simple mortal o un padre medio pueda permitírselo", se lamenta el alemán. "Ya se puede ver en las categorías menores del karting. Hay uno o dos campeonatos nacionales en los que es posible, pero más allá de eso, sin apoyo, se hace muy difícil".

"Empiezan a correr en karts a los seis o siete años. Los primeros años no son tan caros, pero en toda una carrera con la Fórmula 2 y la Fórmula 3, incluyendo las pruebas y la preparación, diría que son entre 13 y 15 millones de euros".

David Schumacher tuvo un paso sin éxito por la Fórmula 3

David Schumacher tuvo un paso sin éxito por la Fórmula 3

Photo by: Mark Sutton / Motorsport Images

Según Ralf Schumacher, los costos siguen siendo más o menos razonables en relación con la calidad de la competición y la cantidad de tiempo de conducción en el karting, con una temporada de 250.000 euros para las grandes competiciones internacionales, y en la Fórmula 4, de más de 300.000 euros (sin incluir los costos de los daños y las pruebas de invierno).

Sin embargo, más allá de la Fórmula Regional Europea by Alpine, el nivel intermedio entre la F4 y la FIA F3, "se hace difícil, porque la Fórmula 3 y la Fórmula 2 son completamente explosivas. No hay ninguna posibilidad, excepto para los equipos que están en el mercado, y simplemente cuesta demasiado. Para darte una cifra: para David, la Fórmula 3 supuso 1,3 millones de euros por un año, con sólo seis días de pruebas".

David Schumacher pasó una temporada en la F4, una en la Fórmula Regional y dos en la FIA F3, antes de pasarse al DTM. En la F3, el joven no sumó ningún punto en su primera campaña con Charouz, aunque sí consiguió una victoria el año pasado con Trident.

"Por supuesto, algunos equipos ofrecen (un asiento de F3) por menos de un millón, pero con un buen equipo son 1,3 millones", confirma Ralf Schumacher, antes de agregar que es el doble en F2: "Hay equipos que lo ofrecen por algo menos de dos millones, pero el número de carreras se ha multiplicado, hay muchos más... Los equipos más caros ya se acercan a los tres millones".

También lee:

"Por supuesto, hay equipos que pueden exigir mucho más dinero porque tienen mucho éxito. Prema es un ejemplo perfecto. Evidentemente son mucho más caros, ya se acercan a los dos millones para la Fórmula 3, o incluso más, dependiendo de quién quiera conducir. Pero hay que señalar que el costo de la compra de los coches -con su pérdida de valor-, el equipamiento, el camión y todo lo que se necesita para llegar al circuito, todos los mecánicos que están allí, el viaje -tienen que comer, etc.- todo eso cuesta mucho dinero. Todo esto cuesta mucho dinero. No se gana dinero con ello, y el riesgo no es proporcional a los ingresos de los equipos".

Así que, según Schumacher, la FIA tiene una responsabilidad en esta situación. "La FIA trató de interferir y creó estas categorías genéricas, lo cual no es malo en teoría, pero ha reducido el panorama y obviamente no hay alternativas".

Mick Schumacher, Haas F1 Team, entrevistado por su tío, Ralf Schumacher

Mick Schumacher, Haas F1 Team, entrevistado por su tío, Ralf Schumacher

Photo by: Andy Hone / Motorsport Images

El contexto es especialmente preocupante para Alemania, que ha perdido su campeonato de Fórmula 3, su Gran Premio y varios pilotos de Fórmula 1 en pocos años. Hace diez años era el país más representado en la élite, pero desde entonces, con la excepción de la inusual aparición de André Lotterer, sólo dos novatos alemanes han entrado en la F1, Pascal Wehrlein y Mick Schumacher. Y ambos acabaron teniendo carreras cortas.

Ningún alemán ha competido durante una temporada completa en F3 o F2 este año. Incluso de cara a 2026, Schumacher no es optimista respecto a los representantes automotrices que llegarán de su país: "En las fórmulas de promoción no se me ocurre nadie en este momento, al menos no se me ocurre nadie que me venga a la mente directamente. Pero pueden pasar muchas cosas en cuatro años".

Ralf Schumacher también reflexionó sobre los inicios de su propia carrera, ya que llegó a la Fórmula 1 tras dos temporadas en la Fórmula BMW, dos en la F3 Alemana y una en la Fórmula Nippon, la competición japonesa ahora conocida como Super Fórmula, que ganó. Se apresura a admitir que "el nivel no era tan alto" y que tuvo "mucha suerte".

"En aquel momento, la ADAC (Federación Alemana de Automovilismo) apoyaba a los pilotos de forma incondicional", afirma. "Entré en el equipo de Fórmula 4 (sic) con apoyo, y luego tuve mucha suerte de ser piloto de fábrica de Opel en la Fórmula 3. Luego, gracias al Gran Premio de Macao, un piloto japonés se puso en contacto conmigo porque quería que hiciera pruebas en la Fórmula Nippon, que era la Fórmula 2 de la época en mi opinión, y esas pruebas fueron muy bien. Conseguí conducir gratis, porque me querían; me convertí en campeón, y las cosas siguieron su curso. Pero, por supuesto, eso ya no es posible".

Ralf Schumacher corrió en Japón antes de llegar a la Fórmula 1 en 1997.

Ralf Schumacher corrió en Japón antes de llegar a la Fórmula 1 en 1997.

Photo by: Sutton Images

compartidos
comentarios

Video relacionado

Por qué Horner y Marko podrían perder poder dentro de Red Bull F1

Horner explica por qué Pérez sufrió con los neumáticos en la F1 2022