Cómo la temperatura del combustible puso en jaque a Red Bull

Max Verstappen y Sergio Pérez salieron del pitlane para llegar a la parrilla poco antes del límite de tiempo tras un intrigante drama en el garaje de Red Bull relacionado a la temperatura del combustible.

Cómo la temperatura del combustible puso en jaque a Red Bull
Cargar reproductor de audio

Verstappen fue el último piloto en salir a la parrilla antes de que se cerrara el pitlane a las 14:30 horas, poniendo primera desde su garaje apenas unos segundos después que Pierre Gasly con su AlphaTauri. Sergio Pérez, en el otro Red Bull, había salido tan solo un poco antes también.

La escudería austriaca ha dicho que la llegada tardía de Verstappen a la parrilla se debió a problemas con el DRS, y de hecho se observó al equipo revisando el alerón trasero antes de que se abriera el pitlane.

Sin embargo, se ha podido saber que los coches de los dos equipos con motor Honda se retrasaron en salir del garaje porque tenían dudas sobre el cumplimiento de la normativa de la FIA sobre la temperatura mínima del combustible, algo que también sorprendió a Aston Martin en Miami, donde los dos AMR22 tuvieron que salir desde el pitlane.

El artículo 6 del reglamento técnico de la FIA especifica que el combustible no puede estar más de 10 grados centígrados por debajo de la temperatura ambiente declarada de forma oficial.

El reglamento establece: "Ningún combustible destinado al uso inmediato en un coche puede estar más de diez grados centígrados por debajo de la temperatura ambiente".

"Al evaluar el cumplimiento, la temperatura ambiente será la registrada por el proveedor de servicios meteorológicos designado por la FIA una hora antes de cualquier sesión de entrenamientos o dos horas antes de la carrera. Esta información también se mostrará en los monitores de cronometraje".
"La temperatura del combustible destinado a ser utilizado en un coche debe medirse a través de un sensor aprobado y sellado por la FIA".

Bidones de combustible fuera del garaje de Ferrari

Bidones de combustible fuera del garaje de Ferrari

Photo by: Mark Sutton / Motorsport Images

Para las cinco primeras carreras de esta temporada, con los nuevos coches, los equipos y la federación internacional acordaron fijar la temperatura mínima del combustible en 18 grados, utilizando una temperatura ambiente ficticia de 28 grados para Bahréin, Yeda, Melbourne, Imola y Miami.

Sin embargo, la cifra volvió a la norma original para Barcelona. La temperatura ambiente oficial determinada por la FIA antes de la carrera era de 35 grados, por lo que el combustible no podía estar por debajo de los 25 grados.

Los equipos tienen que poner el combustible en sus coches dos horas antes de la salida, y declarar ante la FIA la cantidad que han cargado en el monoplaza. El combustible se calienta gradualmente mientras está en el monoplaza, y ese proceso continúa cuando el motor se pone en marcha en el garaje.

En el reglamento, tal y como está redactado, parece haber un signo de interrogación sobre si el combustible tiene que estar a la temperatura legal incluso antes de que los coches salgan a la pista, ya que la frase "combustible destinado al uso inmediato en un coche" podría estar abierta a la interpretación.

También lee:

No obstante, una aclaración que la FIA ha enviado recientemente a los equipos parece confirmar que el momento en el que los monoplazas salen del garaje es en el que el combustible debe estar a la temperatura que marca la normativa.

Esta puntualización deja a los conjuntos potencialmente libres para poner el combustible en los coches dos horas antes de la carrera a una temperatura inferior a la legal, y luego confiar en que se caliente antes de que se abra el pitlane y los vehículos salgan del garaje, 40 minutos antes del inicio de la carrera.

Si los equipos eligen seguir este nuevo camino que se abre ante ellos, la temperatura del combustible cuando salgan a la pista podría ser más baja que si hubiera estado por encima del mínimo legal cuando entró en el coche, y se hubiera calentado posteriormente.

Los equipos suelen querer un combustible más frío tanto por razones de fiabilidad como de rendimiento, aunque esto último es menos importante que en la época de los motores de aspiración natural.

Se ha podido saber que, en Barcelona, Red Bull y AlphaTauri se dieron cuenta a medida que se acercaba la salida de que podrían no alcanzar el mínimo requerido cuando se abrió el pitlane a las 14:20 horas.

 

Photo by: Giorgio Piola

Con el fin de aprovechar los casi 10 minutos extra para permitir que el combustible se caliente - y con los motores de los coches en marcha - ambos retrasaron sus salidas del garaje hasta el último momento posible, antes de que el pitlane se cerrara a las 14:30 horas.

Como resultado, los monoplazas no pudieron dar las habituales dos o tres vueltas previas a la carrera con un desvío por el pitlane para evitar la parrilla, ni tampoco practicar las salidas por última vez.

Las dos escuderías estaban en mejor situación que Aston Martin en Miami, donde los de Silverstone cometieron un error en sus procesos. Esto los alejó tanto de los números requeridos que los coches no pudieron llegar a la parrilla a tiempo mientras se ajustaba la temperatura del combustible.

No hay duda de que el combustible de los Red Bull y los AlphaTauri estaba a una temperatura legal cuando salieron del garaje, ya que los números son controlados por la FIA y cualquier discrepancia habría sido señalada por la federación.

Sin embargo, después de la carrera, el jefe de Ferrari, Mattia Binotto, generó un gran revuelo cuando indicó que creía que el combustible tiene que estar por encima del mínimo "en todo momento", y sugirió que un equipo no puede calentarlo haciendo funcionar la unidad de potencia del coche.

De hecho, sus palabras sugieren que, tal vez, su interpretación de la normativa es diferente de la que sugiere la última aclaración, y que podría estar impulsada por el hecho de que Ferrari esté menos preocupado por las altas temperaturas a las que llega el combustible.

"Obviamente, no puedo saber lo que estaba pasando en ese momento", dijo sobre la llegada tardía de Verstappen a la parrilla. "Puedo imaginar que se debió a la temperatura del combustible en el depósito, que debe estar como máximo 10 grados por debajo del ambiente".

"Creo que el reglamento debe ser en todo momento durante el evento. Así que no solo cuando el coche está saliendo, sino también en el propio garaje".

"Así que no creo que arrancar el coche para calentar un tanque de combustible sea suficiente, porque debe estar en todo momento a no más de 10 grados [por debajo de la temperatura ambiente], así que solo puedo confiar en la FIA".

Christian Horner, director del equipo Red Bull Racing, Mattia Binotto, director del equipo Ferrari, en la parrilla

Christian Horner, director del equipo Red Bull Racing, Mattia Binotto, director del equipo Ferrari, en la parrilla

Photo by: Mark Sutton / Motorsport Images

"Así que para mí es difícil entender que tal vez estaban calentando el combustible a través de arrancar el coche, porque no lo explica".

"Porque como he dicho, [cumplir con la temperatura] debería ser en todo momento. Pero solo puedo confiar en la FIA y estoy bastante seguro de que lo han comprobado. Tal vez no sea la explicación correcta, así que habría que preguntarles a ellos", dejó caer el jefe de Ferrari.

Si no llega a nada más, el incidente de Aston en Miami y lo que ocurrió con Red Bull y AlphaTauri en Barcelona, al menos, ha añadido un nuevo enfoque en el asunto de la refrigeración del combustible, y en cualquier ventaja que se pueda tener al bajar la temperatura del mismo por debajo del límite cuando se mete por primera vez en los coches antes de la carrera.

compartidos
comentarios
Hamilton: "No fui derrotista cuando pedí cuidar el motor"
Artículo previo

Hamilton: "No fui derrotista cuando pedí cuidar el motor"

Artículo siguiente

Por qué Alfa Romeo podría sorprender en Mónaco

Por qué Alfa Romeo podría sorprender en Mónaco