Visibilidad, principal problema para no arrancar en Bélgica

Diversos pilotos señalaron que la visibilidad era el principal problema para permitir el inicio del GP de Bélgica de la Fórmula 1 2021.

Durante el Gran Premio de Bélgica se tomaron varias decisiones que llevaron a la Fórmula 1 a la carrera más corta de su historia, otorgando la mitad de los puntos en el campeonato y con una celebración de podio.

Decisiones discutidas y discutibles, pero el núcleo del problema, lo que desencadenó lo sucedido ayer en Bélgica, era la imposibilidad de que los actuales monoplazas de Fórmula 1 de poder competir bajo condiciones intensas de lluvia.

En los comentarios desatados al final de la larga tarde en Spa, hay quienes han sacado a relucir pilotos, circuitos y otros aspectos que en realidad no tienen relación con las razones por las que no se celebró el Gran Premio de Bélgica.

En realidad sólo hay una razón: la falta de visibilidad. En condiciones de pista mojada, con mucha agua en el asfalto, un coche de Fórmula 1 actual descarga sólo con sus neumáticos traseros hasta 120 litros de agua por segundo, formando tras de sí una nube que reduce drásticamente la visibilidad de los que le siguen, un punto que explicó muy bien Carlos Sainz.

“Si hubiéramos salido a la pista de uno en uno, creo que podríamos haber conducido un coche de Fórmula 1 en las condiciones que vimos", explicó el español. “Pero con veinte monoplazas en fila, la visibilidad era realmente reducida, y si un piloto en las primeras posiciones hubiera hecho un trompo, habría sido golpeado por los que venían detrás, una situación demasiado arriesgada y peligrosa. Afortunadamente esto no ocurre muy a menudo, pero hoy ha sido así".

"Podríamos haber hecho algo parecido a una súper pole hoy", continuó Carlos, "no creo que hubiera habido ningún problema, podríamos haber pasado en Eau Rouge, podríamos haber completado la vuelta. Pero si estás detrás de uno o más coches y un oponente hace un trompo, no lo ves. Los neumáticos de los coches actuales son muy grandes, y los difusores son enormes, creo que la combinación de esos dos factores contribuye a reducir drásticamente la visibilidad".

"Si estás en la pole position, obviamente quieres salir, pero créeme, si piensas en quién saldría en la segunda mitad de la parrilla, nunca hubo una ventana para poder iniciar la carrera, yo habría sido el primero en informar por radio, me encanta Spa, me encanta la humedad, y los aficionados se lo merecían”.

"No podía empujar en las rectas porque no podía ver el Williams de George", reiteró Hamilton, "no podía saber si estaba frenando o no, ni podía ver a qué distancia estaban los otros pilotos detrás de mí. Pero el riesgo aún mayor era en Eau Rouge, si alguien hubiera tenido un accidente con la misma dinámica vista el sábado con Lando, no habríamos visto el coche parado en medio de la pista".

"En las vueltas que dimos a ritmo reducido, no pude ver la luz roja del coche que tenía delante hasta que estaba a diez metros -añadió Ricciardo- y a velocidad de carrera eso es demasiado tarde".

También lee:

La combinación de las condiciones de la pista vistas ayer en Spa y las características de los actuales monoplazas impidieron la celebración del Gran Premio de Bélgica, sacando a la luz con demasiada claridad un problema latente que no tiene solución.

Ahora la esperanza es que la próxima generación de monoplazas que veremos en pista en 2022 sea menos extrema que la actual en condiciones como las que se vieron ayer en Spa, pero en este frente nadie es capaz de dar indicaciones precisas actualmente. La respuesta vendrá probablemente en la primera carrera en mojado que veamos la próxima temporada.

También lee:

compartidos
comentarios
Brawn: En Bélgica tuvimos condiciones que no veíamos en décadas

Artículo previo

Brawn: En Bélgica tuvimos condiciones que no veíamos en décadas

Artículo siguiente

Horarios para Latinoamérica del GP de Países Bajos F1

Horarios para Latinoamérica del GP de Países Bajos F1
Mostrar comentarios