Alex Rins: “No es nada fácil por lo que está pasando Iannone”

El debut de Alex Rins con Suzuki en MotoGP era una de las atracciones de la temporada 2017, pero las lesiones han truncado la progresión del joven piloto español, que espera tener continuidad lo que queda de curso.

La irrupción de Alex Rins en MotoGP era, sin duda, la más esperada entre los muchos debutantes que llegaron esta temporada a la categoría reina. El fichaje como piloto oficial de fábrica en un equipo en plena expansión y progreso como era Suzuki, rodearon de expectación el debut de Rins. Pero las lesiones del español y el sonoro estreno de la pareja de rookies del Tech3, Johann Zarco y Jonas Folger, con un podio cada uno ya en el bolsillo, han relegado la aparición de Alex en MotoGP a un segundo plano.

“No ha sido el inicio de temporada que esperábamos, ni una buena primera mitad de año. Empecé muy bien en Qatar, acabando noveno. Pero después empecé a tener mala suerte. Antes de la carrera de Argentina me fracturé el tobillo [entrenando], en la siguiente carrera [Austin] me rompí el cúbito y el radio, así que de todos los años que llevo en el Mundial no ha sido, desde luego, uno de mis mejores inicios”.

“Pero lo importante es que estoy bien y he vuelto. En Assen y Sachsenring no tuve dolor en la mano y ya estamos aquí preparados para coger el ritmo e intentar seguir hacia delante”.

Objetivos de cara segunda parte temporada.

“Si tengo que ser sincero, no se aún cuál es nuestro objetivo para esta segunda mitad de la temporada. Lo que sí sé es que una vez concluya, después de la última carrera de Valencia, lo que me gustaría es sentir que estoy preparado, que he hecho un buen aprendizaje para afrontar la siguiente temporada. Me queda mucho por crecer, quedan muchas carreras aún este año y tengo que progresar y aprender muchas cosas. Así que el objetivo en esta segunda mitad de la temporada es llegar a Valencia preparado y con la experiencia suficiente para el año que viene hacerlo mejor”.

Las MotoGP no son Moto2.

“Obviamente es una moto mucho más completa. La categoría de MotoGP es la máxima del campeonato y nadie dijo que iba a ser fácil. Sin embargo han pasado algunas cosas que no me esperaba, como sufrir una caída en el test de Valencia el segundo día de subirme a la moto, fracturándome la espalda. No es lo que habíamos imaginado, pero sí sabíamos que es una moto mucho más potente, con una inercias mucho mayores, todo se incrementa por cinco”.

Mayor aprendizaje hasta ahora

“De momento, lo que más controlo, entre comillas, y a lo que más rápido me he adaptado es al control del gas. Es una moto con mucha potencia, y aunque tenga muchos controles [electrónicos] si en carrera empiezas abriendo gas a fondo, aunque la moto te lo permite, empiezas a patinar y a generar spinning, y pasan cinco vueltas y te has quedado sin neumáticos. Comparando datos y telemetría, a esto es a lo que me he acostumbrado mejor, lo controlo bastante”.

Rins firmó un contrato de dos años con Suzuki, dónde se ve tras estas dos primeras temporada, y en el futuro.

“La verdad es que nunca me he planteado esta pregunta, pero espero verme dentro de unos años compitiendo con los mejores de MotoGP”.

Unos ‘mejores’ que ahora mismo pueden verse muy diferentes, o muy lejanos.

“A nivel de resultados, si cogemos un FP2 o un crono, me falta mejorar para llegar a donde están ellos. Pero al final, lo que creo que me falta es la experiencia y, sobre todo, el rodaje con la moto para poder estar con ellos”.

Suzuki confía en el español

Tal y como ha empezado la temporada para Suzuki, la impresión es que en el equipo están esperando a Rins. Al menos para tener otro punto de referencia.

“Tengo la sensación de que confían mucho en mí. La verdad es que es un equipo muy familiar, que me quieren mucho y es una pena lo que ha pasado hasta ahora, porque no he podido demostrar todo mi potencial. Pero bueno, poco a poco voy mejorando. Obviamente que a mi me gustaría estar arriba desde ya, pero falta rodaje. Y eso me motiva para estar bien lo antes posible”.

“En todos los equipos que he estado hasta ahora, y he tenido suerte, siempre ha habido buen rollo dentro del box. Aquí hay muy buen ambiente, pero cuando se tiene que trabajar se trabaja, como en todos lados, pero diferente. No sé explicarlo, se nota algo distinto…”.

En el test de Valencia del año pasado, cuando Rins se subió a la moto por primera vez, explicó que tenía un plan de entrenamiento físico y preparación para acompañar este salto a MotoGP.

“Las lesiones han hecho variar un poco los planes previstos. Volviendo de la lesión en Assen sí me di cuenta de que me faltaba un poco de fuerza en el brazo, los cambios de dirección me costaba hacerlos rápido y en ese punto perdíamos con respecto a Iannone. Sí que hemos tenido que cambiar el plan con respecto al que habíamos previsto al inicio y, sobre todo, con el que teníamos en Moto2. Estoy entrenando cosas diferentes”.

Llegados a este punto, Suzuki espera que Rins les ayuda a enderezar la temporada, tanto dando un salto de calidad como creando competencia con su compañero de equipo, Andrea Iannone, para que éste mejore sus prestaciones.

“No es nada fácil por lo que está pasando él [Iannone], salir de estar cuatro años en un equipo de Ducati y subirse a una Suzuki. Has de cambiar todas las costumbres, es una moto totalmente diferente. Esperemos que lo haga bien para demostrar el potencial que tiene la moto”.

Sé parte de algo grande

Escribe un comentario
Mostrar comentarios
Acerca de este artículo
Series MotoGP
Pilotos Alex Rins
Equipos Team Suzuki MotoGP
Tipo de artículo Entrevista
Etiquetas , alex rins, debutante, iannone, lesiones, motogp, progreso, rins, rookie, suzuki, temporada