Muere Hannu Mikkola, campeón del mundo de rallies en 1983

Hannu Mikkola, piloto finlandés campeón del mundo en 1983, falleció a los 78 años de edad debido a un cáncer.

Muere Hannu Mikkola, campeón del mundo de rallies en 1983

Mikkola, de 78 años, falleció el viernes por cáncer, según confirmó su hija, Vesa, a través de las redes sociales.

"Perdimos a mi padre, Hannu, por cáncer este fin de semana. Muchos le conocían por ser un gran piloto de rallies que brilló en los años dorados del deporte. Para mí, él fue un padre y uno increíble, de hecho. Siempre apoyándome, queriéndome y único. Además también fue un encantador abuelo para mis dos hijos. Descansa en paz, papá", escribió.

A pesar de que se retiró a principios de la década de los 90, las 18 victorias de Mikkola en el Mundial de Rallies le mantienen entre los 10 pilotos más exitosos de la historia. Ganó el Campeonato del Mundo de Rallies de 1983 con un Audi Quattro, pero también fue tres veces subcampeón y tres veces tercero.

Siete de los triunfos de Mikkola se produjeron en el famoso y rápido rally 1.000 Lagos, en su tierra natal, Finlandia, (aunque no todos cuentan para su total de 18, ya que no siempre se les concedió la categoría de WRC). Pero Hannu también sabía cómo cuidar un coche en las pruebas de resistencia: su último triunfo llegó en el Rally Safari de 1987 al volante de uno de los coches de rally más icónicos, el Audi 200 Quattro.

Aunque, como muchos de los grandes pilotos escandinavos, su carrera comenzó en un Volvo –un PV544–, en la década de los 70 estuvo más vinculado a Ford, y ganó el Rally Safari de África Oriental de 1972 (que no era una prueba del WRC) en un Escort RS.

Su primera victoria en el Campeonato del Mundo se produjo en el 1.000 Lagos de 1974 con otro Escort, y en el 75 triunfó en Marruecos (acompañado por el actual presidente de la FIA, Jean Todt) con un Peugeot 504, antes de volver a ganar el 1.000 Lagos al volante de un Toyota Corolla.

Continuó con su propio equipo corriendo con coches de Toyota y Peugeot, hasta que fue fichado como piloto oficial de Ford en 1978. Al volante de un Escort RS1800 MkII, ganó el Rally de Gran Bretaña (entonces llamado Rally RAC) y consiguió dos podios más para terminar tercero en la general, con Arne Hertz ya establecido como su copiloto.

Hannu Mikkola (left), Ari Vatanen and Pentti Airikkala

Hannu Mikkola (left), Ari Vatanen and Pentti Airikkala

Photo by: Motorsport Images

En 1979 consiguió cuatro victorias, pero se quedó a un punto de superar a Bjorn Waldegard en el primer campeonato del WRC de pilotos. También se ganó el reconocimiento por conducir otro coche de rallies poco habitual, el Mercedes 450SLC, y acabar segundo en el Safari con él. Lo utilizaría para conseguir otros dos podios en 1980.

En el resto de las pruebas solió aparecer en un Ford, aunque un Porsche 911 fue su coche preferido en el Montecarlo, y utilizó un Toyota Celica en Finlandia. De nuevo, terminó como subcampeón en la general.

Ayudando a Audi a desarrollar el entonces innovador Audi Quattro, consiguió cuatro victorias en 1981 y 1982, pero fueron las cuatro que consiguió –junto con tres segundos puestos– en el 83 las que le dieron el título, a pesar de cuatro abandonos.

Hannu Mikkola, Arne Hertz, Audi Quattro on their way to 1000 Lakes victory in 1983, the year they clinched the championship.

Hannu Mikkola, Arne Hertz, Audi Quattro on their way to 1000 Lakes victory in 1983, the year they clinched the championship.

Photo by: Motorsport Images

Al año siguiente, una victoria y otros siete podios se tradujeron en otro segundo puesto en el WRC.

La llegada de los coches del Grupo B, más pequeños y ágiles, con tracción a las cuatro ruedas, había complicado la vida a los "pioneros" de la tracción delantera de Audi, y Mikkola ya no compitió a tiempo completo como piloto de la marca de Ingolstadt, lo que hizo que la nerviosa versión de batalla corta del Quattro fuera una bestia difícil de domar para Hannu, que ya tenía 40 años.

Tras la desaparición del Grupo B a mediados de 1986, Mikkola se puso al volante del gran 200 quattro en el Grupo A. Esa última victoria en el Safari en el 87 –seguida de un tercer puesto en el Acrópolis– marcaría los últimos podios en el WRC para Mikkola, aunque aún seguiría cuatro temporadas más con los decepcionantes Mazda 323.

La última participación de Mikkola en el WRC tuvo lugar en 1993, en lel 1.000 Lagos, como era de esperar, conduciendo un Toyota Celica Turbo hasta el séptimo puesto... ¡con 51 años! Además, era padre de dos hijos, Juha y Vesa.

Desde Motorsport.com mandamos nuestro más sincero pésame a los familiares y amigos de esta leyenda de los rallies.

También lee:

compartidos
comentarios
Tanak manda en el Rally del Ártico del WRC

Artículo previo

Tanak manda en el Rally del Ártico del WRC

Artículo siguiente

Tanak sigue al frente, pese a un susto en el Artic Rally

Tanak sigue al frente, pese a un susto en el Artic Rally
Mostrar comentarios

Sobre este artículo

Campeonatos WRC
Pilotos Hannu Mikkola
Autor David Malsher